h1

Capitulo 67 Final

De pronto el metal retrocedió hasta la espada, la piel que no era de él volvió a su dueña original, Draco Malfoy ya no era de metal.

En un instante el tiempo pareció detenerse para Draco, los rayos tenues de ese caótico intento de amanecer llegaban hasta su espalda. Ni los sintió, ni siquiera se dio cuenta que ahí llegaba, un nuevo día tratando de nacer, su mente estaba ocupada en otras cosas mas o menos importantes, tales como intentar sobrevivir esa jornada para ver llegar el crepúsculo. Vestido de negro, calzando unas gastadas botas militares, luciendo una gabardina de una tela vasta pero refrescante, con su corto cabello rubio destacando sobre la negrura de su vestimenta y una legendaria espada en su mano, lucia intimidante, poderoso, un fiero guerrero que no estaba dispuesto a dejar que su oponente esta vez se le escapase de las manos.

El panorama a su alrededor era desolador, la batalla era ardua, el futuro quizás se el escapaba como agua entre sus manos pero Draco Malfoy jamás perdería la esperanzas, él menos que nadie que alguna vez lo había perdido todo hasta quedarse sin nada para ser recompensado con su mas profundo y secreto deseo, una familia.

No era fácil la responsabilidad que tenia sobre sus hombros, en realidad la responsabilidad que los Cinco Elementos cargaban a sus espaldas, liberar al mundo del azote de las tinieblas. Ser un dios humano, un humano dios o simplemente un humano especial, era difícil, ya lo habían comprobado de primera mano, todos y cada uno de ellos. Muchas cosas nuevas e inesperadas que aprender. Draco sintió una brisa golpeándole el rostro y un sonido vago parecido al silbido del viento, lejos muy lejos…………………..la batalla continuaba, mientras tanto, habiendo escogido un momento muy raro e inadecuado para su introspección, seguía pensando.

Siempre, una y otra vez, la rueda de la vida girando, el tiempo transcurriendo, una y otra vez, conduciendo a encrucijadas, a decisiones que a nadie le gusta tomar, pero que debe ser tomadas. No escogió tener los poderes que ostentaba, pero lo había aceptado, sin embargo si hubiese podido elegir se habría ido al fin del mundo con su mujer y sus hijos, esperando que la rueda del tiempo girase incontablemente, y pudiese verlos crecer. Pero no, Draco Malfoy después de todo no tenia tanta suerte, estaba allí enfrentándose a un Oscuro, la maldad personificada, el propio Gellert Grindelwald y sin riesgo de sonar un poco exagerado, el maldito era endemoniadamente bueno peleando cuerpo a cuerpo. Sentía la magia, el quickening recorriendo su cuerpo, haciéndolo poderoso más allá de toda lógica, sin embargo, el extraño poder del que estaba imbuido estaba como si esperase el gatillo que finalmente lo accionase. ¿Quién diablos esta jugando conmigo, por qué definitivamente esto es un mal chiste? ¿Poderes Superiores? Bah, ni modo ¿Desde cuando eres tan reflexivo Malfoy? ¿ O es que definitivamente al final estas haciendo caso a eso de que la serenidad interior se refleja en el exterior?¡Porque mientras Potter sostiene su divertida charla con Grindelwald yo los estoy mirando como un perfecto bueno para nada!

Las palabras de Místico siempre venían a su cabeza, Paz Malfoy haz las paces contigo mismo, cuando logres entender y comprender el origen de tu incapacidad de manejar tus propias emociones, todo se liberara. Draco lo había hecho, escarbando en su cerebro lo había hecho, ella siempre ella, Hermione lo hacia fuerte y débil, era ella quien había abierto la caja de Pandora hacia tanto años liberando todos sus demonios sin embargo en el fondo había quedado la esperanza, esa que le permitió amarla hasta mas allá de la muerte y esa que hizo que permaneciese calmado y sereno cuando nunca creyó que lo podría hacer. Bien, Malfoy hiciste la tarea y ¿Ahora que? ¿Tienes al chico malo frente a ti y que es lo que esperas? Draco apretó su mano sobre la empuñadura de Polaris

Paciencia………………..todo llegara a su debido momento. No lo fuerces……….estamos cerca.

Draco escucho la voz de Místico en su cabeza, impulsado por una corazonada, volteo su cabeza y vio a muchos metros frente a él un fantasma, un joven de aproximadamente 20 años, etéreo como todos los fantasmas celtas y sin embargo sólido, capaz de enfrentarse contigo cuerpo a cuerpo y sin duda arrancarte una extremidad de un solo golpe. Su cabello largo hasta los hombros era castaño, su cuerpo desnudo estaba cubierto de tatuajes tribales y tintura de pastel, su actitud destilaba algo que Draco solo pudo interpretar como desafío.

Draco al principio no pudo reconocerlo, sin embargo su mirada se detuvo en un par de ojos castaños oscuros profundos y sabios.

Místico, pensó Draco nostálgico, parpadeando para aclararse la vista. Si, definitivamente esos eran los ojos de Místico. Le había prometido que lucharía en la batalla y había cumplido.

El muchacho armado con un arco y flechas le hizo una inclinación de cabeza y le brindó una amplia sonrisa.

Paciencia………………Manawan…………la hora esta cerca. Serás lo que estas destinado a ser………lo harás……….solo no te precipites, de nuevo Draco sintió esa voz conocida y amable retumbando en su cabeza.

El muchacho entonces corrió para sumarse a la encarnizada lucha. Draco solo sonrió. Giró de nuevo su cabeza y entonces vio a Hermione, siendo auxiliada por Ginny, estaban protegidas por una saliente, aparentemente a salvo, sin embargo la sonrisa se borro de inmediato de la cara de Draco. Ella………………..su vida……………su amor, Por ella es que estoy haciendo esto………..por ella y por mis hijos. Tranquila amor……………………………pronto…………muy pronto………. el proceso debe seguir. Draco suspiro y de nuevo sintió la brisa golpeando su rostro, todo transcurría, muy lentamente, como a cámara lenta. Las ondas del Quickening iba y venían dentro de su organismo, estallidos inesperados de energía mágica, esperando su momento.

Sentía la ansiedad del retraso de algo pugnando por salir de si mismo sin lograrlo. Sin duda le parecía que estaba encantado, sin embargo una a una se presentaban todas las posibilidades y la magia y el Quickening estaban convirtiendo esas posibilidades en realidades. Entonces …………..solo se trata de esperar el momento justo y confiar que la suerte, lo desconocido y lo inesperado hiciesen lo suyo. Entonces el mundo real volvió a su velocidad normal.

-Potter- Grindelwald estaba muy pendiente de Harry, sin embargo de reojo echaba un vistazo a Draco Malfoy quien lucia muy quieto inmerso en una extraña calma, como si estuviese analizando algo- ¿ Es todo lo que tienes para darme?

-No- dijo Harry descendiendo al suelo y posicionando su cuerpo para disponerse a atacar. La Daga de la Bruja brillaba fulgurante sostenida en posición vertical por sus manos, rápidamente corrió hacia Grindelwald para atacarlo – no es todo.

La espada choco contra la vara y ambos hombres midieron fuerzas en ese instante, entonces todo sucedió, del gran embudo de oscuridad que giraba en sus cabezas, emergieron las sombras, los verdaderos oscuros, a los que llamaban tinieblas. Sin dudarlo un instante fueron a enfrentar el punto de luz que brillaba como un lucero en medio de la colina, escucharon un grito agudo, un chillido espectral proveniente seguramente del plano espiritual.

En la cima de una solitaria colina, la luz y la oscuridad midieron fuerzas, de pronto una nueva explosión cegadora y un vacío auditivo inundaron la llanura de Badon. Se escucho un sonido de succión y las formas oscuras regresaron rápidamente raudas a su gran embudo infernal. Grindelwald quien forcejeaba con Harry miro como la Orden Oscura retrocedía ante el poder del mago de los Cinco Elemento y el temor, algo que no conocía pero que en ese momento estaba sintiendo, quebranto su seguridad.

¡No!…………….no puede ser…………………….no………………, la mirada inquieta de Grindelwald valoraba todo a su alrededor, cientos de figuras, Deathcrows y fantasmas celtas peleándose, mas alejados algunos otros humanos, seguramente miembros de la orden del fénix o Aurores también luchaban contra sus Deathcrows. Podia ganar todavía, tenia que ganar…………………….era su deber consigo mismo. Dio un fuerte empujón a Harry , acciono de nuevo el mecanismo de su vara y dos cuchillas salieron a sus extremos, con rapidez iba a clavárselo a Harry quien había sido sorprendido por la fuerza de Grindelwlad, desplegando toda la fuerza de la que era capaz se movió tan rápido que en un parpadeo se elevó por los aires.

Harry miró a Draco quien estaba de pie inmóvil sujeto en una especie de trance ¿Qué rayos te sucede Malfoy? luego vio a Hermione en suelo siendo protegida por Ginny, de nuevo su atención fue hasta Grindelwald.

0o0

-Así que nos traicionas- dijo Scythale en un silbido. Franz se coloco justo al lado de Theo Nott que en ese momento estaba dispuesto a dar su vida por Pansy Parkinson- debo admitir que me has sorprendido Franz, jamás pensé que cometerías tal error de juicio.

-Al contrario maestro- dijo Franz con su peculiar acento alemán, lucia calmado, sus fríos ojos azules taladraban los oscuros de Lord Scythale- mas bien creo que viéndolo de una manera retrospectiva, usted ha sido el equivocado.

-¿A que juega Conde Metzger?- preguntó con sorna Scythale, quien se daba cuenta que la Orden Oscura se estaba retirando a sus estancias después de enfrentarse a la Luz, suspiro apesadumbrado, de nuevo a punto de perderlo todo, miro a Franz con desagrado- ¿Cree que puede recuperar lo que perdió hace mucho tiempo? Es completamente imposible, somos lo que somos, Oscuros y no podremos cambiarlo jamás.

-Usted decidió por si mismo- dijo Franz caminando hasta acercarse a Scythale, ninguno de los dos hacían intento de atacarse, sabían que al primer hechizo seria la muerte para alguno de ellos, mas importante era despejar algunas dudas- su ansia de poder lo llevo a aceptar perder su humanidad para unirse a Grindelwald. Yo no tuve elección, fui un instrumento desde que vine al mundo, mi nacimiento solo tenia un propósito, continuar la línea de sangre de aquel que ambos llamamos señor. Me arrebataste mis emociones y mi vida y me hiciste un Oscuro, porque así estaba dispuesto que ocurriese. Pero jamás ni tú ni mi abuelo se imaginaron, que en el mismo momento que tomaron la vida de un inocente, estaban firmando su sentencia de destrucción. Puesto que lo único que hicieron fue crearse un enemigo, consciente o inconscientemente busque la forma de estudiar la profecía. Me fueron dados dones mas allá de la comprensión de un Oscuro y en tus propias narices conspiré contra ti. No te odio, sabes que no puedo hacerlo, simplemente te estoy mostrando los hechos como son. Ahora reclamo justicia

-El druida- dijo Scythale suspirando, había sido un ciego con Franz, siempre había confiado en la incapacidad del hombre de tener emociones, pero también había subestimado su capacidad de análisis, otro error mas, sabia que lo pagaría caro. No había mas nada que hacer, si solo hubiese podido corregirlo hacia años pero de nada servia llorar sobre la poción derramada. El anciano agregó- y a pesar de tu debilidad hacia el simpático, no pude preverlo.

-Eres un Oscuro- exclamo Franz- no un profeta. Lo hiciste todo bien, regocíjese con eso, lo único que no llegó a entender era que la profecía y el regreso de los oscuros era algo que rompería el equilibrio entre el bien y el mal. El balance no debe ser roto, esa fue la advertencia y yo fui el encargado de ejecutar el plan para que no se llevase a cabo.

-¿Quién?- pregunto Scyhtale- ¿Quién te ayudó?

-El Único- contesto Franz bajando su mirada- me hizo una oferta hace mucho tiempo y fui incapaz de resistirme. Jamás había codiciado nada hasta entonces. El regalo me fue entregado y yo cumpliré mi palabra.

-No todo esta bajo tu control Franz Metzger- dijo Scythale con cinismo pero entendiendo las palabras de Franz, a su manera él también era un iniciado, él quizás era el ultimo ser humano de sangre celta pura sobre la tierra, había sido amamantado de cultura druídica, pero sin embargo estaba convencido de que se estaba cometiendo una gran injusticia, tanto poder……………a punto de ser desperdiciado. Malcom Scythale, Lord Oscuro, gran hechicero, celta renegado, lugarteniente de Grindelwald se enfrentaba con la posibilidad de perder algo mas que la vida, su alma…………quizás hasta fuese justo…………quizás……………. – aun esta el factor incertidumbre, puedes que hayas ganado otra vez, puede ser que me destruyas, pero tu sola presencia y la de la mujer en este mundo altera el equilibrio y lo sabes.

-Ella no tiene nada que ver- dijo Franz- a Gracia la protegen los Guardianes.

-Sabes que al final el Maestro volverá a ser el aprendiz- dijo Scythale- las palabras son muy claras.

-Solo que a pesar de lo que Gridelwald creyese……………..tú eres el Maestro- dijo Franz- el artífice de todo, jamás aceptaras el papel del aprendiz, utilizaste a Grindelwald, tú eres la verdadera esencia de la Oscuridad. Tarde en darme cuenta pero lo hice.

-Estas equivocado, aceptó aprender de ahora en adelante. Dame una oportunidad- Franz negó con la cabeza, Scythale ladeo su boca en un gesto amargo- Quizás no sea en este siglo, pero los oscuros volverán……………yo volveré- Scythale le dirigió una sonrisa cínica a Franz que él devolvió. Ambos eran druidas, quizás Franz no fuese celta, pero Scythale si lo era, aunque fuese un traidor a su raza, ambos creían en la transmigracion de almas………………era casi un hecho para ellos.

-Por eso hare lo que tengo que hacer……………Maestro- Franz caminó hacia Scythale que lucia muy viejo, cansado y sobre todo derrotado. No había sido necesaria la lucha, no tenia ningún sentido. Si la Oscuridad se había ido, no le quedaba más remedio que aceptar su derrota a regañadientes, aunque Grindelwald no lo hiciese. Miro con temor a Franz cuando leyó en su firme mirada lo que se proponía hacer. La alta figura de Franz fue iluminada por el sol que ya iba saliendo, rubio, con su uniforme militar impecable, paso adusto, con sus facciones calmadas, desprovistas de cualquier dejo de emociones.

Franz hizo uso de todo el poder contenido en él y abrazo a Scythale antes de que el anciano hiciese un movimiento para escapar de su destino, un vaho oscuro salio de los dos hombres, pronto los cubrieron un remolino de sombras que subió hasta el embudo, no se escucho un solo grito, absolutamente nada.

-¿Qué sucede?- le dijo Pansy incluyendo en su escudo de energía a Theodore, protegiéndolo del torbellino maligno que zigzagueaba frente a ellos.

Ambos habían escuchado estupefactos la conversación. Se imaginaron que tendrían que luchar o algo por el estilo, pero al parecer la batalla había sido dialéctica, solo con palabras, razonamientos e ideas. Les había tomado por sorpresa esa demostración de los poderes de los Oscuros, porque a pesar de que no sabían exactamente que podía significar, lo vieron como algo extraño. Pansy ahogo un grito cuando el remolino desapareció y quedaron dos cuerpos tirados sobre la hierba seca. Enseguida fueron hasta ellos, Theodore se arrodillo ante Scythale, los ojos negros del viejo miraban al vació, le palpo el cuello tratando de encontrar el pulso de la carótida y miro a Pansy negando con la cabeza. La mujer de cabellos negros se arrodillo frente a Franz Metzger y toco su rostro con la punta de los dedos, la expresión de su cara era de una tranquilidad hasta cierto punto inquietante, sus ojos azules estaban brillantes, sobrenaturalmente luminosos, Pansy hizo la maniobra que había ejecutado anteriormente Theo con Scythale, la mujer dio un respingo, levanto su mirada y se encontró con la de Theodore. Las palabras sobraron en ese instante.

0o0

Hagrid camino hacia Bill Weasley quien estaba parado mirando a todas direcciones. A su alrededor la gente peleaba muy desordenadamente, después de las anteriores explosiones y viendo como la Oscuridad se había retirado, los Deathcrows parecían cada vez menos dispuestos a morir en batalla a cada minuto que pasaba. Eso le daba una clara ventaja al Ejercito de la Luz, sin embargo la presencia de gigantes era un factor desestabilizador en ese enfrentamiento.

Bill vio venir a Hagrid y salio a su encuentro. En el ínterin logro esquivar unas cuantas flechas.

-Bill- dijo Hagrid lanzando a diestra y siniestra hechizos, siendo atacados también por embrujos, la mayoría de estos impactaban en su piel y no le hacían daño, puesto que era semigigante, era inmune a la mayoría de los hechizos ofensivos habituales- me dijeron que habían gigantes.

-Al flanco noroeste- señalo Bill a la lejanía, hacia lo que parecían dos montañas que venían caminando hacia ellos, destruyendo, pisando, descuartizando a todo a su alrededor.

-Iremos por ellos- dijo Hagrid- ¿Estas seguro?

-Claro que si- dijo el hombre pelirrojo lanzándole su varita, que Hagrid tomo con destreza, luego Bill corrió rápidamente en medio del campo de batalla, de deshizo de su chaqueta y su camisa, y a cada paso que daba su cuerpo daba lugar a una fascinante transformación. Pronto adquirió su forma animal, siniestra, imponente y malévola, con sus ojos amarillos destellando la mas pura ferocidad, al ver venir al hombrelobo, muchos a su alrededor se apartaron espantados, huyendo del sitio.

Los dos gigantes venían dispuesto a pelear y saciar sus instintos asesinos, tenían mas de ocho metros de altura, su piel era grisácea y gruesa y las facciones de su cara parecían toscamente esculpidas sobre ellas, no tenían nariz, mas bien un botón informe en el centro del rostro, sus pequeños ojos oscuros miraban a todas direcciones, intentaron deshacerse del hombrelobo cuando este saltó e hinco sus garras y sus dientes en la gruesa piel de uno de los gigantes. Hagrid llegó corriendo y empezó a gritar en lenguaje de gigantes.

-Paren- gritaba Hagrid intentando que los gigantes no volvieran a Bill picadillo ni lo partiesen en dos, puesto que estaban jalando del animal-hombre en direcciones contrarias, logro impactar a uno de los gigantes con un hechizo diseñado especialmente por él para tranquilizar gigantes excitados, y lo logro a medias solo por un segundo, porque el gigante de nuevo se despabilo, mas furioso que nunca.

Charlie Weasley que había visto todo en la lejanía, fue corriendo a ayudar a su hermano, mientras empezaba su frenética carrera sintió como una garra lo tomaba del torso y vio como el suelo se alejaba de sus pies. Reconociendo las escamas de la garra sonrío y miro hacia arriba. Un Rideckback Noruego azul lo miro con expresión cómplice y se elevo por los aires. Charlie experimentado domador de Dragones, logro escalar por la pata del animal y situarse en su lomo. Sonrío al reconocer un largo cabello rubio platinado, ella estaba sentada en el lomo del Dragón, conduciéndolo. Se sentó detrás de la mujer y le rodeo la cintura con un brazo.

-Pensé que nunca ibas a llegar- dijo Charlie justo al oído de Fleur Delacour.

-Hombre de poca fe- dijo ella entre dientes, como tenia mas de 10 meses viviendo con Charlie y las niñas en la reserva de Dragones, había usado sus encantos de veelas con ellos, de manera experimental y el resultado había sido tan asombroso, que ahora ella era una domadora de Dragones. Al principio se resistió, al final y al cabo, ella era un ama de casa refinada, pero puesto que jamás había tenido oportunidad de demostrar que era una chica lista, sino que se dedico a tener niños y a criarlos, tomo este nueva oportunidad de la vida que le permitía acercarse al dueño y señor de su corazón- pero no creas que fue sencillo. Los rumanos se pusieron un poco pesados al final. No querían dejarnos salir de la Reserva.

-¿Quien mas vino?- pregunto Charlie examinando el cielo.

-¿Recuerdas el colacuerno hungaro de Harry en el Torneo de los Tres magos? Bueno, ese bicho desagradable esta con Steve Jones- dijo Fleur señalando al inmenso dragón que estaba frente a ellos- Y esta belleza es Norberta, me dijeron que es la Dragona de Hagrid. Le gustará verla. ¿Verdad linda que quieres ver a tu papi?-Norberta abrió sus fauces y escupió un poco de fuego en señal de alegría, Charlie escuchaba estupefacto, solo Fleur le podría hablar a un dragón de esa forma, pero sus encantos de Veela funcionaban tan bien con ellos que no tenia necesidad de portarse estricta.

-Tenemos que sacar a Bill de un aprieto- dijo Charlie apremiándola- baja y planea hacia la izquierda.

Mientras el hombre lobo y el gigante se entregaban a su encarnizada lucha, Hagrid distraía al otro con palabras sosas y hechizos mal pronunciados. De pronto observo una sombra cerniéndose sobre él y una llamarada de fuego que dio directamente al gigante. Hagrid se cubrió la cabeza con los brazos y luego vio como un dragón azul clavaba sus garras sobre el gigante que peleaba con Bill, el gigante chilló adolorido y tiro a Bill contra el suelo. Hagrid corrió a ayudarlo, mientras veía un colacuerno húngaro disparando fuego por todo el campo de batalla y a los Deathcrow´s huyendo, sonrío, al parecer las cosas empezaban a pintar bien para los del bando de la luz.

Ya con los dos gigantes sacados fuera del juego, Fleur y Charlie se bajaron de Norberta, mientras Hagrid saludaba eufórico a su dragona y fueron corriendo hacia Bill, quien se había convertido de nuevo en humano, su cara se contorsionaba de dolor y tenia bastantes heridas, tenia un brazo inmóvil sobre su cuerpo y su pantalón estaba hecho harapos. Fleur lo miraba sin pestañear, a pesar de todas las cosas, era el padre de sus hijas, además era imposible no sentir cariño por una persona tan especial como Bill Weasley, ella miró a Charlie quien lucia visiblemente preocupado revisando las heridas de su hermano.

Era increíble que fuesen hermanos, definitivamente eran dos personas muy distintas, Charlie era generoso, bonachón, bromista y algo pendenciero…………………..Bill era callado, reflexivo, responsable, taciturno, misterioso y de un tiempo a la fecha peligrosamente impredecible, en lo que la mirada de Charlie era tierna………….la de Bill era intensa, como si miles de cosas intentaran salir de su pecho, algo que Fleur simplemente no pudo aguantar cuando vivía con él, junto a la eterna incertidumbre acerca de lo que se convertiría después. Ella nunca lo había visto transformado en hombre lobo y ahora entendía porque siempre había temido ese momento, sacaba lo peor de él. A pesar de toda esa horda de pensamientos, Fleur se arrodillo y empezó a examinarle la cabeza. Bill se retorcía como un animal, herido y asustado.

Bill la miró y luego de un rato la ira desapareció de sus ojos.

-¿Cómo están las niñas?- pregunto con voz ronca.

-Bien, las deje con mis padres en Marsella- dijo ella- extrañan a su padre.

-Si salgo de esta iré a verlas- dijo Bill- lo prometo- luego miro a Charlie quien le desviaba la mirada continuamente, la pareja se veía visiblemente incomoda, de pronto Charlie le tomo la mano a Fleur posesivamente, Bill soltó una carcajada- Charles Weasley no sabes disimular en absoluto.

-Creo que no es buen momento para hablarlo- dijo Charlie soltándole suavemente la mano a Fleur quien le dio un beso en la mejilla, el hombre rasgó su buen trozo de tela de su camisa para hacerle una especie de cabestrillo a el brazo derecho de Bill que estaba fracturado- solo necesito que no me juzgues. Eres mi hermano, te quiero, pero también amo a Fleur.

-No lo hago- contesto Bill- solo me hubiese gustado que fueses sincero desde el principio. Quizás nos hubiésemos ahorrado muchos años de infelicidad. Sin embargo no me quejo, tengo tres estupendas niñas de una maravillosa mujer. Espero que todo salga bien para ambos, disfrútenlo, el hombre lobo esta algo sorprendido pero feliz por ustedes.

-Gracias Bill- esta vez fue Fleur la que hablo y sostuvo su mano entre las de ellas- no sabes cuanto significa para mi.

-Me pregunto como diablos se le explicaremos a las chicas- dijo Charlie- porque nuestros hijos serán sus hermanos y sus primos al mismo tiempo.

Bill endureció su mirada………………su hijo.

-Debo ir a buscar a Pansy- Bill intento levantarse y lo hizo con gran esfuerzo. Fleur, Charlie y Hagrid lo siguieron a través de la llanura.

0o0

Draco salio de su trance, de nuevo el tiempo empezó a correr en su mente. Percibió la energía de nuevo fluyendo desde sus pies hasta su cabeza, sentía las manos calientes y como si volutas de plasma salieran incandescentes de estas, Polaris de nuevo brillo con una luz azul mortecina. Miro hacia la colina y vio la luz que encima de esta, quizás el mago de los cinco elementos, descendiendo hasta el suelo y haciéndose cada vez mas tenue, luego vio a Harry enfrentando a Grindelwald y fue hacia él. El momento había llegado.

-¡Grindelwald!- grito Draco acercándose rápidamente al Oscuro- ¡Grindelwald!- levantaba a Polaris, el mago no parecía escucharlo concentrado en su lucha con Harry, entonces Draco corrió y dio un salto, maniobro de lado a Polaris y con una fuerza y rapidez sobrenatural intento asestar un golpe, pero fue detenido abruptamente por una energía proveniente del Oscuro.

Gellert Grindelwald sostenía su vara contra la Daga de la Bruja y en la otra la Varita del Saúco, que ahora esgrimía en la mano que tenia el anillo de la resurrección. Llevaba puesta la capa de invisibilidad, que ya no era invisible debido a la presencia de las otras reliquias. Grindelwald sonrío al ver anulado a Draco Malfoy quien hacia un esfuerzo sobrehumano para moverse. Sin duda, las Reliquias Mortales habían respondido de nuevo, al estar juntos, si la Orden Oscura no quería hacerlo inmortal, su plan b, las reliquias, sin duda lo harían. El anillo era suyo, la capa también, la varita estaba en su poder. Harry las había entregado a Scythale y Malcom Scythale se las había dado voluntariamente a él, era su dueño.

Harry también sentía la extraña fuerza inmovilizándolo. Observó la Varita del Saúco apuntada hacia Draco Malfoy. ¡Diablos! Las Reliquias Mortales, se había olvidado por un momento de las reliquias. Los tres hombres estaban en una posición peculiar, Harry suspendido en el aire chocando la Daga de la Bruja contra la vara de Grindelwald, este con las piernas abiertas y los brazo extendidos, no se movía, incluso sus largos cabellos rubios estaban inmovilizados en el aire cuando en un punto los tres se tornaron tan inmóviles como unas estatuas, luego Draco Malfoy blandiendo a Polaris a punto de atacar.

Theo Nott y Pansy corrieron hacia la extraordinaria escena. Cuando vieron lo que estaba sucediendo tragaron grueso, pasaron junto a Ginny que ayudaba a Hermione a incorporarse del suelo, esta estaba muy débil pero ahogo un chillido cuando vio a los tres magos enfrentados, suspendidos, paralizados, congelados………..cuando se dio cuenta que la Varita del Saúco, la varita invencible estaba apuntando hacia Draco, de nuevo sintió pánico. Enseguida fue hasta Grindelwald, tenia que aprovechar que estaba inmóvil, tenia que destruirlo con sus poderes oscuros, no podía dejarlo así, ese extraño hechizo producido por las reliquias mortales a lo mejor no era indefinido, así que tenia que ir y salvar a Draco y a Harry.

Theo cuando la vio corriendo supo lo que se proponía hacer, había presenciado lo que había pasado con Franz Metzger y Franz Scythale y suponía que si Hermione intentaba hacer lo mismo………….no quería pensar siquiera en esa posibilidad. Pansy gritó y le lanzo rayos eléctricos para detenerla pero Hermione los evadió.

-Hermione- gritó Theo- no lo hagas- entonces la mente del hombre se expandió y sintió como si saliese de su cuerpo y tuviese una perspectiva diferente de la situación, como si la estuviese observando con ojos ajenos, escuchaba todos los pensamientos de las personas a su alrededor, pronto logro discernir entre la cacofonía lo que estaba buscando, en ese inaudito momento, hasta la mente de Grindelwald era un libro abierto para él.

Theo lo supo todo, el plan de Grindelwald, La orden Oscura, el verdadero significado de las Reliquias Mortales, trago grueso cuando supo todo lo referente a ellas, todo lo que ni Harry ni Ron ni Hermione ni Dumblendore, ni más recientemente Draco Malfoy se atrevían a confiarle a nadie. Ni se molestaría en reclamar, la razón era muy justa, no era asunto para todos los oídos. Sin embargo, él era un telépata, podía escarbar en la mente humana, con mucha precisión si sabia lo que estaba buscando, lastimosamente él nunca había reparado antes en la importancia de ese asunto pero era que jamás se hubiese imaginado que las cosas fuese así………………Las RELIQUIAS al final de todo…………..de nuevo las malditas reliquias. Los acontecimientos de la caída de Voldemert le dejaban un mal sabor de boca, la ultima batalla de Hogwarts no era un recuerdo agradable, sin embargo, Draco y Harry la estaban evocando en ese preciso momento……………………………la estaban recordando porque veían las reliquias en poder de Grindelwald. Theo entonces empezó a nadar por las aguas pantanosas de las ideas del Oscuro.

Grindelwald pretendía matar a Harry y a Draco con las Reliquias Mortales, y utilizarlas para convertirse en inmortal, puesto que su intento con los Oscuros había sido frustrado, sin embargo algo había salido mal, se habían quedado congelados en el espacio-tiempo. Theo oía a Grindelwald recitando cualquier cantidad de hechizos y conjuros en su tortuosa mente, esa súbita parálisis, esa burbuja de singularidad en donde se encontraba metido no estaba en sus planes, estaba tan anonadado como los dos magos alrededor de él. Theo observaba desesperado como Hermione casi había llegado hasta ellos.

Las Reliquias Mortales, Theo cerro los ojos mientras corría detrás de Hermione para evitar que todo se fuese al diablo……………las reliquias………….los pensamientos de los tres hombres se arremolinaban en su mente y se le hacia difícil seguir un patrón, entonces encontró un hilo coherente de pensamiento y su propia mente empezó a sacar conclusiones después de analizarlo en forma vertiginosamente rápida……………..el Anillo de la resurrección había sido de los Gaunt, la Capa Invisible era de Ignotius Perevell y posteriormente de Harry por derecho propio, herencia familiar. La Varita del Saúco…..la famosa varita por la que muchos magos se habían pelado durante siglos cambiando continuamente de manos pertenecia a………….¿Entonces? Theo arrugo la cara…………¿ Quien realmente era el dueño de esa varita?

Imágenes y recuerdos de los tres hombres golpeaban el cerebro de Theo Nott, provocándole un terrible dolor de cabeza ..la varita era de……..Dumblendore………………Draco Malfoy desarmó a Dumblenore en ese triste episodio hacia tantos años, cuando estaba en sexto y él estaba jugando a los mortigagos con consecuencias conocidas.……………Dumblendore tenia la Varita del Saúco según lo que veía en la mente de Harry. Draco lo desarmó………….obteniendo a lealtad de la varita aunque no lo supiera.

Harry había desarmado a Draco mucho tiempo después en Malfoy Manor , pero la varita que tomó no era realmente la Varita del Saúco, …………………luego a pesar de eso………………..usó ese argumento contra Voldemort en la batalla final……………..apropiándose el derecho de una varita que no había visto jamás……confundiéndolo y derrotándolo………………una teoría con lógica pero al final y al cabo solo una suposición…………

Los hechos reales eran que ………..luego Harry la había entregado a Scythale renunciando a sus supuestos derechos sobre ella para salvar a Ginny, su esposa………Scythale las recibió en nombre de Grindelwald……….pero Grindelwald originalmente ya la había perdido a manos de Dumblendore sesenta años atrás, así que a lo mejor no podía reclamarla de nuevo. Scythale ya no existía y la varita que Harry entregó realmente no la había ganado, la que le quito a Draco era la de su madre, Narcissa Malfoy, entonces el verdadero dueño de la varita del Saúco era …………………………….el que se la había arrebatado a Dumblendore, dejándola tirada en el piso de la torre de astronomía de Hogwarts, completamente olvidada , ignorante de su importancia, para huir por su vida. Varita que tomó Voldemort de la tumba de Dumblendore un año después, varita que recogió Harry al final de todo para guardarla. La misma varita que tenia Grindelwald en este momento y que si estaba seguro……..recordaría la lealtad de su verdadero poseedor.

-Draco- grito Theo esperando que lo escuchase, luego entonces intento proyectarle un pensamiento- la varita de Grindelwald es tuya…Draco…….es la tuya…… ¡convócala!

Draco entonces vio una sucesión de hechos en su cabeza producto de la intensa proyección mental que Theo le estaba enviando y sobreponiéndose a todo el poder de las reliquias que lo envolvía con lazos invisibles, despejo su mente y la invoco en silencio– ACCIO VARITA . Ante los ojos estupefactos de todos…………..la Varita del Saúco abandono la mano de Grindelwald que no pudo hacer nada para sujetarla y el encantamiento cesó. Draco rápidamente la tomó en sus manos y apuntó al Oscuro con ella, murmurando unas palabras en celta dirigió un hechizo hasta Grindelwald inmovilizándolo. El poder estaba allí con él, en ese momento Draco Malfoy era la más viva expresión de la magia.

Hermione detuvo su frenética carrera de pronto, su esencia oscura estaba terriblemente perturbada, algo iba a suceder y lo sabia, de manera extraña el hechizo también pesaba sobre ella.

Draco se acercó y coloco su mano sobre el pecho de Grindelwald que lo miraba con ojos exorbitados.

-Las maldiciones imperdonables no puede tocarte- dijo Draco con voz segura y firme- pero esto si- Draco entonces introdujo su mano dentro del pecho del hombre como si estuviese metiendo la mano en agua. Alcanzó su corazón y lo estrujó hasta que logro pararlo.

Draco miro a Harry, su expresión era serena, pero sus ojos grises se agitaban terribles, un aura de poder lo envolvía.

-Ahora- dijo Draco- cumple la visión de Hermione, para que el círculo este completo y terminemos esta historia de una buena vez y para siempre.

Harry lo miraba asombrado, recordaba exactamente las palabras de Hermione “Harry te lancé la espada, y salías victorioso”. No había pasado exactamente así, pero reconocía la importancia de las palabras de Draco Malfoy, después de más de un año tratando de cumplir una profecía, sabia la importancia de las visiones del otro mundo. Draco saco su mano, esta estaba libre de sangre, el pecho de Grindelwald seguía indemne, sin daño aparente. Había sido un hechizo estupendo, solo capaz de ser realizado por alguien como Draco Malfoy. Harry tomo la Daga de la Bruja y la blandió con firmeza sobre el cuello del mago, decapitándolo en el acto.

Grindelwald se desplomo con peso muerto sobre el piso y Hermione también.

Todos corrieron rápidamente hacia ellos. Ginny abrazo a Harry con fuerza, Theo le coloco una mano en el hombro a Pansy quien miraba alrededor buscando a Bill, cuando lo encontró corrió hacia él y se lanzó a horcajadas a sus brazos.

Draco la vio y acudió a ella, las sostuvo en sus brazos y la abrazo, Hermione abrió los ojos un poco confundida y con expresión adolorida, cuando vio a Draco sano y salvo sonrío, acerco su cara a la de él y lo beso en los labios.

-Lo que acabas de hacer me acaba de doler como un demonio- dijo ella- al parecer este contrato de convertirme en una oscura, implica que cuando el jefe sufre tú también lo haces.

-Estamos vivos- exclamó Draco sonriendo como tenia tiempo que no lo hacia, sus manos tocaban frenéticas la cara de ella, no podía creerlo, lo había hecho, después de tantas penurias y sufrimientos finalmente lo había logrado….ganar…salvar el mundo…………….estar de nuevo juntos- estamos vivos.

-Bueno- dijo Hermione intentando levantarse siendo ayudado por Draco quien la sostenía como si ella fuese el objeto mas frágil sobre la tierra- creo que ya todo terminó.

-Ahora podremos irnos a casa- dijo él esperanzado, Hermione lo miro fugazmente y sonrío.

-Si- ella entonces miro la colina buscando la luz que ya había desaparecido- pero antes debemos averiguar algo muy importante- de pronto miro a su alrededor buscando a Franz- ¿Dónde esta Franz?

-Muerto- respondió Theo con firmeza. Hermione se tambaleo de la impresión y tuvo que ser sostenida por Draco, ella sintió sus ojos llenarse de lagrimas…………Franz……Franz, un dolor sordo dentro de su corazón la llevaba a la mas infinita pena, pero él ya se lo había advertido. Franz …….donde quieras que estés………..se feliz Franz.

-Llévame con él- dijo ella en un susurro. Draco la estrecho contra su cuerpo, Hermione apoyó su cabeza en su pecho. Draco suspiro, no dejaba de sentir celos, Franz Metzger quien de alguna forma le había arrebatado algo de ella, sin embargo no podía dejar de estar eternamente agradecido, la había salvado a ella y a su hijo de una muerte segura. El dolor de Hermione era comprensible, ese hombre seguramente significaba muchas cosas importantes para ella.

0o0

Ron y Luna llegaron a la cima de la colina, la paja se movía con el viento, en el cielo habia una confluencia total de colores y a su vez mucha oscuridad, el sol salía por el horizonte. Caminaron un pocos desconcertados y vieron a la pequeña Elie sentada en la hierba con un lobo acostado rodeándola, el animal gruño cuando vio a los dos magos, Luna se abrazo con Ron un poco atemorizada, él le palmeo la espalda.

-Seth……….vete- dijo Ron encendiendo una de sus manos. El lobo se retiro a unos metros y el tomo en sus brazos a la pequeña niña pelirroja que lo miraba un poco asustada.

-Elie ¿Qué demonios haces aquí?- pregunto Ron, entonces Luna dio un grito y el fijo su atención a un esfera de luz que estaba descendiendo a pocos metros de ellos. Súbitamente la luz aumentó su intensidad y luego desapareció, tres cuerpos estaban tirados sobre la hierba, tres personas que conocía bien.

-¡Oh Dios!- Luna no pensó mas nada en ese momento que ir hacia sus pequeños hijos que yacían inconcientes, muy pálidos y aparentemente sin respirar.

-Luna- dijo Ron aterrorizado tras su esposa. Sus sentidos no habían fallado, reconoció la luz en cuanto la vio, la sentía como parte de él puesto que eran sus niños. Ese poder venia de sus hijos, ellos eran el mago de los cinco elementos. Corrió con Elie en brazos y encontró a Luna agitando desesperadamente los hombros de Nym, quien no parecía reaccionar.

-Están…………….ellos están-sollozo Luna muy alterada.

-No lo digas- grito desesperado Ron, dejo a Elie en el suelo, quien fue hasta Teddy para acariciarle el rostro.

Ron se arrodillo ante Fred y le acaricio el cabello, las lágrimas salían de sus ojos.

-Hijo- dijo Ron muy dolido- mi pequeño niño- Escuchaba a Luna llorando a lagrima viva detrás de él- no puede ser…………..no es justo.

Entonces tres pequeñas esferas de luz aparecieron de la nada. Ron, Luna y Elie las observaron asombrados, cada una se deposito en el pecho de cada chico y se hundió en este.

Los tres chicos se levantaron al mismo tiempo, mirándose asombrados, Ron apretó a Fred contra su pecho, Luna hizo lo mismo con Nym y Elie rodeo con sus bracitos el cuello de Teddy.

-Maldito muchacho- decía Ron llorando de felicidad- voy a castigarlos por meses, no verán la luz del sol, lo prometo, mira que hacer esto- Fred le daba palmaditas a la espalda a su padre. Luna y Nym lloraban abrazadas.

-Papa- dijo Fred- somos el mago de los cinco elementos, Nym y yo. Fue genial, fantástico. Teddy tuvo que ayudarnos, cumplimos una profecía o algo así. ¿Por qué nunca no los dijeron?

-No sabíamos- confirmo Ron- esto es una sorpresa.

Teddy miro su mano, estaba ennegrecida y casi no la sentía, Elie estaba sentada sobre su regazo, Nym se acerco a él con Luna y lo abrazo.

-¿Estas bien?- dijo ella fijando sus celestes ojos en el chico.

-Me duele un poco y no puedo moverlo.

-Están vivos y es lo que importa- dijo Luna besándole la frente- ya Nym me contó todo, es asombroso. Teddy Lupin eres la persona mas valiente que he conocido en la vida y vaya que si he conocido héroes.

0o0

Poco a poco la lucha menguo, los Deathcrows al ver que sus jefes habían caído se rendían por docenas. Arthur y George Weasley dirigían las operaciones para apresar gente y ayudar a los heridos. Muchos habían perecido entre ellos Oliver Wood, Parvati Patil, Madam Markins y tantos otros, muchos de la orden del Fénix estaban heridos y sin duda esperaban para ir a Hogwarts para recuperarse y celebrar la victoria. El ejército celta seguía luchando con los reacios.

Hermione llegó hasta donde estaba el cadáver de Franz y se arrodillo, con una mano le cerró los ojos y le acomodo los cabellos dulcemente, él lucia sereno y tranquilo. Ella tomo su mano por un momento y se la estrecho con fuerza. Draco se alejo para darle un poco de privacidad.

-Franz- la voz de Hermione era muy baja, pero de tono dulce- mi querido Franz, jamás te olvidare, lo juro- dicho esto le llevo la mano a su corazón. Las lágrimas salían a raudales de sus ojos, ese hombre, el ser sin sentimientos que era la persona mas humana que conocía, había logrado meterse dentro de su corazón de una manera que ella misma no entendía. Había muerto tratando de ser justo y quizás en la muerte encontrase la paz que no había conocido durante su vida.

-¿Estas bien?- Draco se acerco de nuevo a ella.

-Vámonos- dijo ella triste, con la cabeza gacha- todavía hay mucho que hacer.

-Malfoy- George Weasley agito su mano en el aire para llamar la atención- tienes que ayudarnos con tu padre.

-¡Diablos!- exclamo Draco. No quería ver a su padre y eso era seguro. Había esperado un desenlace para él, igual que para los jefes de los Deathcrows, la muerte en batalla, pero al parecer el viejo Lucius estaba hecho de un material distinto a los demás, era irrompible, inmarcable, inmutable, por lo visto hasta inmortal y a veces Draco se preguntaba si realmente no se habían equivocado y realmente Lucius en lugar de Grindelwald no era el que había pactado con el diablo. Hermione recuperando su apostura lo siguió.

Encontraron al antiguo mortifago con varita en mano, su uniforme estaba manchado de sangre y roto en algunas secciones. Su cabello rubio estaba despeinado y su mirada fanática destilaba odio y repulsión hacia quienes lo cercaban como si fuese un animal salvaje, una multitud de aurores lo rodeaban apuntándolo, pero el mago no resolvía a atacar. Parecía estar esperando algo o a alguien. Su mirada se enfebreció cuando se encontró con la de Draco.

-Lucius- dijo Draco penetrando el círculo y enfrentando a su padre- ríndete, es tu única oportunidad.

-Tú- dijo Lucius con todo el odio del que fue capaz- hijo malagradecido, debí haber obligado a tu madre a abortarte, no mereces vivir pero sin embargo reconozco tu tenacidad al intentar hacerlo, vivir como te ha dado tu real gana. Jamás aceptare ser derrotado por este montón de imbeciles, estaba esperando por ti- su voz entonces se quebró- Mátame…………hazlo…………..mátame…………..solo he aguantado porque quiero morir a manos de un Malfoy,……………aunque sea un Malfoy que deshonro a su familia.

Draco sintió como sus propios sentimientos entraban en conflicto. Lo odiaba……….como a nadie en el mundo…………..ese hombre había arruinado su vida, había matado a su madre, había intentando matar a su hija, casi había violado a su mujer. Jamás se habían querido como un padre y un hijo, pero sin embargo muy a su pesar lo seguían siendo. Existía un lazo aunque ambos hombres renegaran de el.

Lejano estaba el día en que enloquecido por un ataque de rabia y crueldad Draco lo había dejado tapiado en una pared en lo mas profundo de Malfoy Manor, para que muriese baja el terror de estar inmóvil. Ahora, después de que era padre………..de que había formado su propia familia, ese rencor era mas profundo…………puesto que no entendería jamás las actitudes de su padre con él ………un odio sin ningún sentido…..no había perdón posible y lo sabia. Pero porque también era padre y se le encogía el corazón de solo pensar de que alguno de sus hijos levantase la mano contra él y en nombre del amor enfermizo, pero amor al fin y al cabo que Narcissa Malfoy había tenido por Lucius, su esposo……………..no lo mataría…………no se mancharia las manos de nuevo con la sangre de un Malfoy. La familia…………a pesar de todo era la familia. Sin embargo…………………..había que tener alguna retaliación y alguna manera de asegurar que no haría mas daño mientras viviese.

-Padre- dijo Draco y Lucius lo miro con ojos vidriosos, Draco no le decía “padre” desde hacia mas de 14 años. El hombre se coloco frente al chico y bajo su varita, luego la dejo caer en el piso. Cerró los ojos y esperó………………….su orgullo no lo dejaba arrepentirse pero una minúscula partícula de su negro corazón se había sentido conmovido cuando escucho la palabra padre. Draco entonces a pesar de que podía hacerlo sin ella, esgrimió la Varita del Saúco, sabiendo que si lo hacia con esta, el hechizo jamás podría ser modificado.

Obliavte- gritó Draco, Hermione gimió y se tapo la boca con una mano, y un rayo rojo golpeo a Lucius lanzándolo hacia atrás sobre la tierra, luego de un rato se levantó y miró a todos lados perplejo. Draco bajó la varita y vio como el hombre lo miraba con desconcierto, no lo reconocía. Quizás nadie estaría de acuerdo, quizás si merecía la muerte, quizás otras tantas cosas……..pero borrarle los recuerdos a su padre ………..se le antojaba justicia poética. Draco miro intensamente al hombre que caminaba a gatas por todo el sitio ante la mirada estupefacta de los aurores.

-Jamás nos volveremos a ver. He borrado tu mente de todo recuerdo, eres una cáscara vacía Lucius Malfoy, has olvidado todo- dijo con amargura Draco- que lastima que yo no pueda decir lo mismo- Dicho esto dio la vuelta y Hermione se apresuro a seguirlo y tomarlo de la mano para brindarle todo su apoyo. Draco temblaba desolado.

-Hermione, Malfoy- grito Harry- miren.

Avanzando desde la colina, todos los presentes reconocieron un grupo de gente, en donde se destacan varias cabezas rojas. Hermione abrió los ojos estupefacta y Draco la tomo de la mano y echo a correr con ella al encuentro del grupo. Harry no se quedó atrás.

Ron venia caminando con Elie en sus brazos, con una sonrisa esplendida, Luna abrazaba a Fred quien se sujetaba a su madre como si temiese perderla. Nym abrazaba a Teddy quien llevaba recogido su brazo contra su pecho. Detrás de ellos, un lobo negro trotaba visiblemente satisfecho.

Draco llego primero y tomo a su hija. La niña se abrazo a su padre. Luego vio a Hermione y le echo los brazos. Hermione y Elie se besaron todo el rostro. Draco las abrazaba mientras una lágrima salía de sus ojos.

Harry y Ron se abrazaron.

-¿Dónde rayos estabas?- le preguntó Harry.

-Si te lo cuento………..jamás me lo creerías- le dijo Ron jovial- me he dado un susto de muerte, pero empezare por lo mas importante.¿ Sabias que los mocosos…………………son el mago de los cinco elementos y Lupin al parecer decidió salvarnos el culo a todos metiéndose imprudentemente en medio? Él es el intrépido de la profecía y Elie los condujo al lugar correcto para luchar contra las Tinieblas.

Draco y Hermione miraron a Elie espantados y la niña asintió y le brindó una esplendida sonrisa a sus padres.

-Te dije que la cuidaras- gruño Hermione apretando a su pequeña contra ella- Mi bebé, ¿Cómo lo hiciste?

-Tú la metiste en todo esto- dijo Draco con sorna- así que no te quejes si tu hija hace lo que mami le dijo. ¿No te habrás traído a Franz también?- Draco le pregunto a su hija y la niña negó con la cabeza.

-Franz con abuelita en el castillo…………bebé seguro- dijo la pelirroja balbuceante. Hermione y Draco suspiraron aliviados.

-Así que ustedes son los héroes del día- Harry miro a los chicos. Fred se abrazo con Luna quien le beso la frente y Nym y Teddy miraban a todos lados.

-Bien hecho Lupin- exclamo Harry.

Teddy sonrió un poco adolorido, Hermione dejo a Elie en brazos de Draco y se dirigió a Teddy.

-Eres un gran chico- dijo ella- tus padres estarían orgullosos de ti- miro su mano quemada- algún día sanara, lo se.

-Eso espero- dijo Teddy, Nym se le colgó del cuello hasta prácticamente ahorcarlo.

Hermione sintió que algo le lamia la mano, vio al lobo negro que estaba sentado justo a su lado. No pudo contener la risa.

-Siempre te las arreglas para lucir presentable Seth- dijo ella- se que no te gusta el sol. Vete, hablaremos mas tarde, en casa- ella le guiño el ojo y el lobo se fue tranquilamente meneando la cola.

-¿Por qué tengo la ligera sensación de que la cuenta a mascotas ascenderá a tres?- le dijo Draco a Elie- ¿Te gusta Seth? Digo…………si se porta como un lobo educado.

-Si- dijo Elie un poco temerosa de la respuesta de su padre.

-Ni modo- dijo Draco resignado.

Ron y Harry fueron hasta Hermione, los tres se miraron un rato sin saber que decirse. Había transcurrido casi un año desde la última vez que habían estado juntos. El trío dorado de nuevo reunido. Hermione tomo las manos de cada uno de los hombres.

-¡Oh por Merlin!- dijo ella atrayéndolos para abrazarlos- no saben cuanto los he extrañado.

-Vas a asfixiarme- dijo Harry mientras le daba un beso en la mejilla- También te extrañe.

-Inexplicablemente- dijo Ron mirándola de manera intensa- todo salio bien.

El ejercito celta termino con la ultima resistencia y se agrupo enfrente a los magos, Harry y Draco se adelantaron, el gran jefe celta hablo y su voz resonó en toda la llanura.

-El Hado se ha cumplido- dijo él- nuestro tiempo en esta tierra ha terminado. Los últimos celtas han desaparecido. Cuidad nuestro legado, magos, hombres, criaturas………lo necesitaran. Todavía hay muchas batallas que librar y el mal no ha desaparecido para siempre, solamente lo hemos alejado temporalmente.

-Gracias- dijo Harry.

-Amerauder- el Jefe Celta hizo una pomposa reverencia a Harry y luego miro a Draco, le dedico una pequeña inclinación de cabeza- mi Señor Manawan, sean bienaventurados.

Entonces el ejército celta dio la espalda y empezó a alejarse, pronto una cortina de niebla los hizo completamente invisible.

Aurores y miembros de la orden del Fenix, el Ejercito de la Luz, gritaron eufóricos, la guerra estaba ganada.

Harry le lanzo una mirada a Draco, que él interpreto como lo que era.

-Destruyela, solo provoca problemas- le dijo Draco lanzandole la Varita del Sauco.

-Eso hare- dijo Harry rompiendo la varita en dos. Absolutamente nada sucedio, aunque todo el mundo estaba bastante tenso cuando vieron a Harry destruyendo ese objeto. Solo se escucharon los suspiros de alivio. Harry fue hasta el cadaver de Grindelwald, todavia tenia que recoger el resto de las reliquias, que ahoran eran objetos inservibles. Quizas conservara la capa como recuerdo, era lo unico que tenia de su padre.

Draco se acercó a Hermione con Elie. Ella lo miro un rato y luego le dijo.

-Estoy perdonada- pregunto ella mirando al suelo.

-Ya te lo dije una vez- dijo él mientras la tomaba por la cintura y le estampaba un sonoro beso en la frente- por siempre y para siempre perdonada. En todo caso, el de las metidas de pata siempre voy a ser yo.

-¿Me aceptaras aunque sea una Oscura?- dijo ella- no se exactamente como funciona, tendré que aprender a manejarlo, de pronto me convierto en una sádica o algo así.

-No importa- dijo él dirigiendo su intensa mirada a ella- me han pasado cosas peores que una dominatrix en la cama, créemelo.

-Tu mano- exclamo Hermione asombrada viendo que la mano de metal de Draco de nuevo estaba cubierta con piel. También tenia una ligera cojera, pero de resto lucia bastante bien.

-Ahora soy un todopoderoso- contesto él mirándose su mano- Así que pórtate bien Granger.

-Siempre eres tan tú, me enloqueces- dijo Hermione mientras enredaba sus manos en sus cabellos y se dejaba llevar por todos aquellos sentimientos fuertes y hermosos que siempre la habían unido a ese hombre.

0o0

Franz abrió los ojos intempestivamente, estaba en un lugar extraño, lleno de flores de exóticos colores, igual que el cielo, se veían los planetas y también las estrellas, pero era distinto a todo lo que alguna vez había visto en su vida. Sentía la hierba cosquilleándole su espalda. Todo en ese sitio tenía un brillo y una calidez diferentes. Trato de ver su cuerpo y lo único que vio fue una trama de ………………..luz.

Dos figuras luminosas se acercaron a él. Franz los miró extrañado, no los conocía en absoluto, sin embargo se les hacían familiares.

-Franz Metzger- dijo Zolan- bienvenido a la tierra de los muertos que caminan. Somos los Guardianes, largamente hemos esperado tu regreso a la Fuente, el Único te ha hecho un gran presente trayéndote hasta aquí.

-No entiendo- dijo Franz levantando su luminosa humanidad de la hierba en donde había despertado. Todo a su alrededor era extraño y atractivo, pero mas raro aun era la cantidad de emociones y sentimientos que fluían a través de él, se sentía eufórico, gozoso, alegre como jamás se había sentido.

-Franz has cumplido tu misión- dijo Elya- cabalmente. La oscuridad realmente nunca se apoderó de ti, tu alma se sobrepuso, pasaste la peor de las pruebas. Se te ha escogido para ser el Tercer Guardián. El que vigila el balance en el universo.

-Nunca volveré- dijo Franz sintiendo una nostalgia infinita. Le había jurado a su Gracia que alguna vez ………….alguna vez…….él – jamás volveré a ir al mundo. ¿No reencarnare otra vez?

-No- dijo Elya leyéndole los pensamientos- pero algún día ella vendrá a ti. Esta escrito. Tu Gracia es la cuarta. Necesitaras compañia, aquí el tiempo se cuenta por milenios.

0o0

-¿Estas seguro que va a funcionar?- pregunto George Weasley a su padre quien colocaba un receptor de TV en el jardín de la Madriguera, Molly y sus nueras atendían a los niños Weasley’s, que correteaban de un lado a otro.

-Por supuesto- confirmo el patriarca Weasley- no en vano una vez hechice un auto.

-Esto es diferente Arthur- dijo Xenophilius Lovegood- es un letevisor.

-Se dice televisor- respondió Arthur cansinamente.

-Es lo mismo- gruño el Sr. Lovegood encogiéndose de hombros.

-Ron- grito George- ven acá va a empezar, son casi las cinco, pero Ron no lo escuchaba estaba sumergido en una intensa sesión de besos con Luna.

-Déjalo- dijo Arthur- esta entretenido. Te aseguro que dentro de unos meses va a venir todo sonriente anunciando que será padre otra vez.

-¿Cómo lo sabes?- pregunto George intrigado.

-No en vano he tenido siete hijos- contesto Arthur- reconozco los síntomas.

-Abuelo- grito Nym, seguida de Teddy y Fred- ya es la hora.

-Tomen asiento- exclamó Arthur un poco indeciso por su obra- Televisión Mágica al instante- con un golpe de varita, la televisión se encendió, aunque no estuviese conectada a ninguna toma de electricidad.

Fred y Nym se sentaron al lado de Teddy, quien había recuperado el uso de su brazo, aunque este estaba todavía de un color oscuro. Nym apoyo su cabeza en su hombro con una expresión soñadora, Teddy enrojeció hasta la coronilla y Fred cuando los vio, soltó una risita, todavía salían en secreto.

La televisión parpadeo un rato antes de sintonizarse por completo, luego vieron la imagen a todo color, era una transmisión en vivo y directo para todo el Reino Unido desde Trafalgar Square. Un hombre montado en un gran escenario, anunciaba:

-Señoras y señores, es un placer para mi, en el acto de conmemoración del primer año del día de la Victoria- la gente que estaba reunida en la plaza aplaudió estrepitosamente. Nym, Fred y Teddy los imitaron- presentar a nuestro nuevo Primer Ministro y a su futura Primera Dama, con ustedes…………….. el Sr. Theodore Nott.

La algarabía estallo en el jardín de la Madriguera, todos vieron emocionados como Theodore subía al estrado, vestido como un ejecutivo, con corbata y demás, afeitado y bien peinado, tomado de la mano de Janie Andrews quien lucia bastante nerviosa y un poco rara con un vestido de dos piezas verde claro.

-Mira a Nott- dijo George- casi parece un muggle. Caray papa, somos amigos del Primer Ministro, viene a nuestra casa a jugar quidditch. Ni siquiera en tus tiempos.

-Janie se ve realmente guapa- comento Teddy y Nym le dio un codazo en su costado que le saco el aire y lo hizo callar por prudencia.

-Callen que ya empieza a hablar- dijo Arthur un poco molesto.

Observaron como Theo sonreía y después de una tosecita de circunstancias empezó su discurso.

-Damas, caballeros y criaturas mágicas aun sin clasificación- hizo una pausa y la gente aplaudió- Hoy conmemoramos nuestra victoria contra los poderes malignos y contra aquellos que quisieron esclavizarnos y apoderarse de nuestra amada Britania- de nuevo la gente aplaudió- Seré claro y conciso. Gracias a todos por apoyar mi elección, por dejar atrás los prejuicios y confiar en los magos. Yo me siento profundamente conmovido, ya que alguna vez yo mismo luche a favor de esos prejuicios- Theo miro a la audiencia y tomo la mano de Janie- sin embargo recapacite y aprendí de mis errores, así como muchos otros de mi mundo. Ustedes saben ahora de primera mano que la comunidad mágica británica no representa ningún peligro para la no mágica. Hoy damos un paso adelante a la construcción de una nueva sociedad, una en donde magos, no magos y quien quiera que tenga la bondad en su corazón y sobre todo las ganas de trabajar serán bien recibidos. Hoy empieza un nuevo ciclo en nuestra milenaria nación. Uno señalado por el perdón y la esperanza. Si Dios quiere y la Reina lo permite, superaremos todos juntos las adversidades. No volveremos a ser una nación dividida. Nuestro ejemplo, confío en que así sea, será tomado por todas las naciones del mundo. Gracias de nuevo por darme un voto de confianza y permitir que dirija el rumbo de este gran país por los próximos seis años. Soy el primer mago que es elevado en la primera investidura muggle y estoy muy emocionado por el hecho. No fallare. El tiempo de la reconstrucción ha comenzado. Ahora si me lo permiten, los dejare con su concierto para la paz.

Janie saludo a los presentes y besó a Theo en la mejilla. La banda, un grupo de irlandeses llamados The Coors inicio una introducción con un violín, pronto la multitud estaba coreando la canción, se llamaba Breathless.

-Eres increíble- dijo ella- te dije que no lo hicieras y aquí estamos, ahora eres el respetable Sr. Primer Ministro.

-Bien nena- dijo Theo aflojándose la corbata- Tenemos exactamente una hora para hacer lo que tenemos hacer, perdón lo que yo muero por hacer, antes de sumergirnos de nuevo en este infierno.

-¿A que te refieres?- pregunto ella.

-Que hay una habitación en el Ritz de Paris aguardando por nosotros antes de tener que ir a vérmelas con el Parlamento- dijo él.

-¿Lograremos hacerlo?- preguntó de nuevo ella picara.

-Ventajas de ser un mago todavía- respondió Theo enseñándole la varita que tenia escondida en el bolsillo interior de su elegante saco.

Harry, Ginny, Bill y Pansy llevando en brazos al pequeño Arthur, pelirrojo y de ojos castaños como su padre, los saludaban desde la multitud. Theo devolvió el saludo. Harry y Ginny salieron a su encuentro detrás del escenario. Bill se quedo con Pansy quien sujetaba al bebé en un canguro sobre su pecho.

-¿Nos vamos? – dijo él tendiéndole la mano. Ella se la dio y le sonrío.

-Bill- dijo ella- esto…………..esto …….se que es apresurado………..Arthur todavía es muy pequeño, pero no pude evitarlo………..ya sabes

-No me digas- dijo Bill sonriente- estas embarazada otra vez.

Pansy le dio un manotón en la cabeza.

-Será que siempre te vas a enterar antes que yo- dijo ella- ni siquiera lo he confirmado con el sanador, me arruinaste la sorpresa.

-Ventajas de ser un hombre lobo- le guiño un ojo Bill mostrándole los dientes, ella dejo que una chispa eléctrica saliese de su mano, ambos rieron, luego Bill la abrazo y la elevo del piso con el niño entre ellos- Te amo Alexandra.

-Igualmente Willian- ambos caminaron entre la multitud hasta conseguir un sitio adecuado para desaparecerse.

0o0

12 años después

-Amo- dijo el elfo domestico, mientras Draco se acicalaba enfrente del espejo de su habitación. Estaba nervioso, expectante, se anudo como pudo su corbata, se paso un peine por su larga cabellera rubia y luego miro sus manos en donde estaba el anillo que lo confirmaba como dueño absoluto de los destinos de la familia Malfoy, una de ellas lucia un poco diferente, una vieja herida de guerra, así como su poco evidente cojera. Tomo un elegante bastón con una serpiente plateada entrelazada con un león en su punta, en realidad no le era necesario para caminar, pero Draco había descubierto que le daba un toque de distinción a su aspecto, además al verlo caminando apoyado de el, la mayoría de la gente recordaba todo lo que Draco Malfoy había sufrido en esa guerra, él mas que nadie, el elfo lo apuro- señor, ya es hora, esta por llegar.

-Los chicos están listos- pregunto Draco tratando de modular su voz, para ocultar el hecho que estaba terriblemente ansioso.

-La Srta Elie, ya ha vestido a sus hermanos pequeños. El amo Franz esta en el despacho, calmando a Theodore, es increíble como se parece a Ud. amo, es su vivo retrato.

-Gracias, Tinks- contesto Draco amablemente, le encantaba cada vez que subrayaban el parecido de Franz con él, no podía ser de otro modo, había hecho de Franz prácticamente su clon – Recuerde avisar a los Weasley´s, a los Potter´s y a los Nott´s, no quiero que nadie llegue tarde. .

Cuando Draco llego a su despacho, vio a Elie sosteniendo en brazos a un niño de tres años, muy blanco, de ojos grises y facciones finas. Draco lo tomo en sus brazos, el pequeño le dio un beso a su padre y Draco sonrío. Camino hacia el centro de la estancia, con el niño en un brazo y con el bastón en el otro.

-Entonces, que esperan, todos a sus sitios- dijo Draco con autoridad. Su casa era un completo desastre, si no fuese por los elfos, hace años que habría colapsado. Cinco niños y dos perros haciendo de las suyas, convertían la mansión Malfoy en un verdadero circo. Así que de vez en cuando tenia que impone el orden. Claro, Draco tenia poca paciencia, pero hacia años que, decidido a no morir de un infarto, se relajo un poco en relación a la crianza de los chicos. Así que de un tiempo para acá, solo se reía de todo, mientras nadie muriese en medio de una travesura o incendiasen la casa, todo estaba bien para él -Atención.

Los cuatro niños se acomodaron en fila, firmes, por tamaño, todos vestidos de rojo y dorado, por orden de su padre, en atención a la visita. Las dos Huskies siberianas, guardianas de Draco desde su aventura en el norte, Sasha y Tatiana, que ya estaban algo viejas, se sentaron, obedeciendo a su amo. Se veían todos inocentes y comedidos. Draco a duras penas aguantaba la risa, cualquiera que los viese así, tan remilgados, se llevaría una impresión totalmente equivocada de sus pequeños demonios. Elie, pelirroja y bonita, tenía 15 años y era la damita de esa casa.

-Elaine, el botón- le dijo Draco levantando una ceja cuando observo su blusa, ella se enfuruño y cerro el botón de su camisa, que había abierto para dejar entrever su escote, hizo un conato de protesta, pero desistió, cuando su padre la llamaba “Elanie” era hora de obedecer. Tratar con una adolescente es muy difícil, sobre todo si no tienes el apoyo femenino y la adolescente en cuestión es muy atractiva, coqueta, rebelde y para colmo vidente. Ella aseguraba en todo momento que se iba a casar, con unos de los invitados a esa cena. Pero él era un padre responsable y Elie seguía siendo su pequeña, así que la haría comportarse como una señorita bien educada a costa de lo que fuese. Ese deslumbramiento infantil seguro que se le pasaría. Y, gracias al cielo, el sujeto en cuestión, ni se daba por enterado. Elie tenia casi la edad de Hermione, cuando ella se había liado con él, con todas las consecuencias derivadas de esa relación, un embarazo adolescente y ambos en peligro de muerte. Había sido muy difícil, convertirse en adulto de esa manera. Y Draco no quería eso para su hija, quería que viviera su infancia hasta donde fuese posible, eran otros tiempos y había paz. Así que ¿Por qué el apuro?

-Papá- dijo ella, molesta- me veo como si tuviese un saco encima.

-Elie- dijo Draco tratando de sonar comprensivo- Fred Weasley es muy grande para ti, te lo he repetido hasta el cansancio, tiene 28 años. No se va fijar en una chiquilla. Así que mantén el decoro- luego se acerco al oído de su hija y le dijo en tono confidencial-A los hombres les gusta que las mujeres conserven el misterio- Elie se río toda ruborizada y luego asumió una postura digna.

Franz, de 12 años, rubio de ojos azules, estaba muy serio, Draco le alboroto el cabello cariñosamente y el chico sonrío, adoraba a su padre, lo idolatraba y quería que estuviese orgulloso de él.

Theodore era alborotado, de carácter jovial y pendenciero como su padrino del cual había heredado el nombre. Tenia 7 años, era muy inteligente, lastima que en lugar de fijar su atención en los libros, lo único que hacia era planear travesuras, sus ojos grises oscuros bailaban de emoción. Como siempre estaba molestando a Julius, empujándolo.

-Theodore, compórtate- lo regaño Draco y el niño dejo de molestar a su hermanito. Puso cara de circunstancia y Draco le dio una palmadita cariñosa en el hombro.

Julius, llamado Jules por todos, de 5 años con los ojos gris mercurio exactamente igual a los de Draco, pero con las facciones un poco mas redondeadas, tenia un carácter bien particular, era el reservado de la familia, en ese momento parecía a punto de llorar, Draco se inclino hacia él.

-Tranquilo, Jules- le dijo Draco en voz baja, el niño asintió con la cabeza. Draco llevaba en brazos a el pequeño Draco, su hijo menor, que estaba muy inquieto, jugando con el cabello largo de su padre.

-Pa……… tengo ganas de hacer pis- dijo Jules, con su carita compungida.

-Aguántate un ratito, Jules- dijo Draco tratando de no reírse- ¿Puedes?

El niño asintió, sin mucho convencimiento.

-Bueno, partida de mocosos insolentes- Draco fingió una tosecita, su rostro se endureció, severo, un brillo azul se vislumbro en sus ojos, luego rió a carcajadas, al ver la caras de perplejidad de sus hijos. De vez en cuando dejaba traslucir un poco del poder latente en él frente a los niños, solo por diversión – espero que muestren un poco de educación. No quiero que me regañen después por haberlos consentido.

Un conocido destello verde inundo la chimenea y allí estaba. Vestía de verde y plata en atención al dueño de la casa. Una sonrisa dibujaba su rostro. Y Draco sintió las cenizas del fuego en su corazón, de nuevo ardiendo.

-¡Mamaaaaaaaaaa!- todos los chicos olvidaron la orden de su padre de mantenerse quietos y se echaron en brazos de la mujer, que se vio sumergida entre tantos brazos y caritas infantiles. Hasta las perras no pudieron evitar unirse al abrazo colectivo. Hermione los besó a todos y empezó a repartir regalos. Draco la miraba emocionado, extasiado. Ella siempre conseguía desarmarlo. La amaba muchísimo, mas allá de cualquier cosa. Pronto los chicos se entretuvieron con los regalos y la dejaron sola. Ella se levanto y camino pausadamente hacia Draco. El pequeño Draco le hecho los bracitos a su madre y ella lo beso.

– Señora- dijo Draco con voz emocionada, mientras le entregaba el niño, que pugnaba por lanzarse sobre ella- a que se debe el honor de su visita. ¿Viene por el otro?, porque si es así……………no me quejo, pero………..estamos un poco viejos para un bebé ¿No cree?

-Idiota- le contesto ella con una gran sonrisa mientras le acariciaba los cabellos.

-Ese soy yo- contesto Draco- también un poco testarudo, pero eso también lo sabes. No me gusta que me abandones tanto tiempo.

-Te extrañaba demasiado- le dijo ella, antes de sumergirse en los brazos de él, Draco le estampo un beso apasionado, sin importar que sus cinco cachorros lo estuviesen observando.

-Vamos por el sexto- comentó Draco divertido-ahora.

-Tonto- dijo ella besándolo de nuevo-este trabajo diplomático va a acabar con mi vida familiar.

-Bueno tú eras la que querías el trabajo- le dijo Draco ,mientras ella lo besaba- pero esta vez te pasaste, Herms, dos meses es demasiado.

-Pero si te escribía todos los días- le contesto Hermione con reproche- ¿Vienen Harry, Ron, Nott, Pansy y Bill? ¿Bill con sus hijos? , no se les ocurrirá presentarse como lobos, como la otra vez, ya sabes como alteran a los perros………………………….

-Todos vienen- le contesto Draco interrumpiéndola- te amo.

-Yo también- dijo Hermione, cuando sintió que la jalaban por la falda, era Jules.

-Mami- dijo Jules con su carita toda compungida- me hice pipi.

Draco y Hermione se miraron las caras y se echaron a reír. Después de todo después de tantas vueltas, tantos dimes y diretes, tantos problemas, tanto odio y amor, ellos finalmente, lograron mantener el equilibrio y ser felices, a su manera.

FIN

Gracias a todos los que leyeron esta historia, estoy muy contenta de haberla terminado. El blog seguira, se los aseguro pero esta vez simplemente con entradas informativas. Despues de casi un año con esta historia, bueno aqui porque en FF ya tiene el año completo, creo que he cerrado un ciclo, espero que me dejen sus comentarios. Al ya estar terminada a veces la gente no se anima, pero que puedo decirles, muchos saludos. Aqui les dejo el video final, el concierto para la Paz en donde habla Theo, esto es The Coors y Breathless.  Vean mis otros fics en FF. net, que son un Hueco en mi alma y la ecuación de Dante.

10 comentarios

  1. jos……..que mas te puedo decir,creo que este final amerita tomar una copa de champagne y celebrar…por habernos conocido……..
    si casi un año nena!
    jaajajaj
    en el review de fanfiction debi mencionar a los chiquitines que son puro amor …….y si se roban el show y me olvide de mi charlie……..
    jajajajaj flor de hermano……..
    tus malos son de premio..fantasticos…..
    y todos los oc.tambien empezando por jaine………
    brindemos por esta historia magnifica y por tu futuro libro………
    fiona
    en serio esto es una celebracion……
    fiona


  2. Felicidades querida Jos la espera valio la pena ahora a reeelerlo de corrido para saborearlo de nuevo como alos buenos vinos me gusto muchisimo el final feliz. y buscare tus otros fanfic felicidades y un abrazoooooooooooo te deseo lo mejor gracias.


  3. Me encanto,meencanto,me encanto,conesta historia llore rei y sentimiedo por lospersonajes,muchas graciaspor todo


  4. Es una historia realmente fascinante, me gustó mucho y sobre todo la segunda parte, estoy enamorada de cada uno de tus personajes, son todos tan únicos, tan originales, siempre siguiendo al final lo que les indica su corazón, seguí así! sos una escritora muy buena.. suerte =)


  5. Jos, eres la mejor escritora que he leído hasta ahora! Gracias!
    Comencé a leer esta historia hace aproximadamente un mes y no he podido dejar de leerla. La amé de verdad.
    Te deseoo lo mejor! y simplemente: GRACIAS!

    Sigue así.


  6. Jos Black, no tengo cuenta en FF.net pero he leido delirium tremens y dejame decirte que eres degenerada, obsesa del sexo, etc. Y me gusta. jajajajajajjaaja

    Buenas historias, pero por lejos la mejor es Lolita entre Pansy y Lucious (sobretodo el final ‘Mejor que las histias del tio Mcnair, del tio lenstrange…’). Aunque me gustaria que dejaras de hacer tanto Draco/Hermione, me gustaria que hicieras algo entre Harry/(cualquiera menos Ginny o Hermione). El rumor debe ser verdad, las calentonas no son las enfermeras, son las doctoras.
    Y me gustaria que le hecharas una mirada a mi fic, tiene sexo pero lo principal es que lo escribi en estilo primera persona.

    Harryoscuro.wordpress.com

    muchos creen que harry no deberia ser medio sicopata, pero despues de la forma en que fue criado no pude evitarlo. Lo hice explotar por una pequeñes, tal como en la pelicula ‘un dia de furia’.


  7. Y que bueno que tenemos a un amigo en comun, josean. ese marico con fantasias de gemelas. jajajaja es realmente simpatico.


  8. Excelente historia, probablemente el mejor fic que haya leido.
    Saludos


  9. Tu historia es genial, la estoy leyendo por segunda vez, la primera fue hace con un año y me encanto.

    Saluditos! XOXOX DLM


  10. Esta super la historia de seguro me la leo de nuevo en serio esta muy bonita me ha llegado y me ha echo imaginárme cada echo de lo bien que escribes y cuentas las cosas sigue así y aquí tienes una fan que no dejará de leer tus historias



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: