h1

Capitulo 65 Princess of the Universe

Hola, saludos, Feliz Año Nuevo, disculpen la demora, pero es que mi mente se resiste a darle final a esta historia. Encontraran referencias a la pelicula The Highlander, espero que se den cuenta de esa parte, lo prometi al principio del fic. No los hago esperar. Banda sonora a cargo de Queen “Princess of the Universe”, muy apropiado diria yo. Como saben ya estamos en las ultimas, gracias por seguirme durante todo estos meses, espero comentarios.

Londres, 1: 30 am

Las almenaras cubrían los techos de los edificios más altos, aunque el efecto del Impulso electromagnético había casi desaparecido, el estado de sitio de la ciudad y la ausencia de aliados que desearan ayudar al Reino Unido en la catástrofe hacia casi imposible reactivar la energía eléctrica en la ciudad. O por lo menos eso era lo que el bando alemán creía. Así que el cielo estaba iluminado por esas grandes fogatas, controladas por ambos bandos.

En la oscuridad de la madrugada, el destino de Londres se decidiría. Cerca del distrito de Southwark, las tropas alemanas se aprestaban a tomar cada uno de las esquinas, en la oscuridad de la noche, había logrado pasar los puentes sobre el Tamesis. El resto de su ejército avanzaba sobre el norte de Inglaterra. Era un ataque relámpago, con la intención de aplacar de una vez la resistencia y hacerse de lo que quedaba del país. Escocia, el baluarte, era solo para Grindelwald, su meta. De resto los muggles de ambos bandos pelearían a muerte para obtener la ciudad, que era el símbolo de la resistencia que durante casi siete meses habían mantenido los británicos en contra de sus invasores alemanes.

El general Stauffen paseaba pensativo entre sus filas, era un hombre alto, portador de un rostro sereno, que aportaba confianza y seguridad a sus subalternos pero así mismo poseedor de una voluntad de acero y de una inteligencia superior a la media, estaba montado sobre un caballo girando instrucciones, a su lado un negra figura, con capucha y una mascara plateada, observaba callado el desarrollo de los acontecimientos. El mortifago apretaba las riendas de su cabello, estaba inquieto, esperaba que todo su plan funcionase, no quería vérselas con Grindelwald, realmente no quería encarar a nadie en ese momento. No había tenido nada de acción y extrañaba la adrenalina corriendo por sus venas en el fragor de la lucha. Ser un Deathcrow vigilado ultimamente no era tan emocionante como sus días de Mortifago con Lord Voldemort, Gellert Grindelwald deliberadamente lo había alejado del peligro y lo había colocado en una posición de casi guardaespaldas. Y eso lo enfurecía, quería ver la sangre correr. Quizás cuando ganasen y le diesen el gobierno de Londres, construiría un pequeño coliseo, para ver a los perdedores siendo devorados por animales. Sin duda eso seria muy estimulante y por sobre todas las cosas, le quitaría el aburrimiento.

Había regresado hacia escasas horas al frente, había depositado en la más oscura cripta de la Iglesia de la Temple, el objeto de bronce que le había sido encomendado por su señor, uno que de nuevo estaría perdido para el mundo y la historia.

Algunos secretos era preferible que permaneciesen así, como secretos. En alfabeto Ohgam, esa placa de bronce, que guardo durante muchos años Ignotus Perevell y que fue saqueada de su tumba por un Oscuro, Malcom Scythale, describía como los Tres Hermanos, sellaron su pacto con la Muerte, para crear las Reliquias Mortales, además de eso…………..escrito en esas antiguas letras, estaba el conjuro para llamar………….a la Muerte.

Por supuesto, la única persona que sabia la importancia de ese objeto………..era la única que se había dedicado a estudiar durante años……….el significado de las reliquias………y la única que había comprado el pasaje sin retorno para contactar a los tinieblas. Porque la muerte, las tinieblas y los Oscuros eran la misma cosa, solo que con diferentes nombres.

Michael Avery había hecho su trabajo y ya la maldición Imperius no lo dominaba, decidió vestirse de Mortifago, a pesar de todo, esa época de su vida le traía buenos recuerdos y además…………él era un ingles, de la mas rancia y pura cepa, no insultaría su linaje usando un uniforme militar extranjero, si bien ya lo había arrastrado de muchas formas con su vida disoluta, pero vestirse como oficial alemán lo haría sobre su cadáver. Sus ojos de halcón luchaban contra la oscuridad para definir los contingentes que franqueaban su retaguardia y sus lados. Vio en la distancia y observo el cielo casi anaranjado debido a las almenaras encendidas. Hacia calor y las llamas ardiendo furiosas eran presagios de una buena batalla. Era como si estuviese metido en una caldera, en una olla de presión a punto de estallar, en el infierno de Dante Aliguieri. Casi estuvo tentando a sonreír, la lucha seria dura, tal cual era de su gusto.

De pronto, la tropa paro frente a ellos, el enemigo confirmaba su estupidez enfrentándolo sin esperanza. Eran cientos de soldados ingleses, armados con fusiles, ametralladoras y alguno que otro obus. Caras jóvenes y caras viejas, todos dispuestos a defender su ciudad. Avery no pudo evitar sentirse orgulloso, esa era su gente, a pesar de todo él seguía siendo un ingles, quizás después de que todo acabase, quizás se mostrase clemente, pero solo………….si ellos le daban una buena pelea. Frente a todos, un hombre joven, cuya cara reconocía ya que era igual a la de su padre. Avery miro al general Stauffen y le señalo que no disparasen. Espoleó su caballo y fue en medio del frente. Theodore Nott se sorprendió al ver la figura del mortifago, sin embargo, con cautela salio a reunirse con él. Guardarían las formas corteses, esa era una guerra convencional, primero los emisarios hablarían. Nott había sido enviado allí porque solicitaron la presencia de un mago y ahora él entendía el porque.

Theo caminaba con seguridad, imponente con sus casi dos metros de estatura, su barba castaña rojiza estaba algo crecida, sus brillantes ojos azules destacaban, sin embargo a pesar de que en general, su cara se mostraba amable, en ese momento estaba bastante serio. Al ver la figura que venia hacia él montada en un caballo, se puso alerta, reconoció la mascara y se estremeció. Un mortigago………….vaya…………..tanto tiempo. Recuerdos dolorosos golpearon su cabeza…………..su pasado acudía de nuevo para acusarlo. Sintió asco………..por el hombre…………por si mismo……………por las cosas que había tenido que hacer cuando tan solo era un chico.

-¿Quién eres?- dijo Nott y de paso metiéndose en la mente del hombre. Enseguida supo el nombre, pero no dejo que la sorpresa invadiera su cara. Theo estaba vestido de civil, con pantalón y camiseta oscura, en una chaqueta guardaba una pistola que le había dado Janie, su varita la llevaba en la mano. Prácticamente era el único mago que quedaba en Londres ya que el resto había sido convocado por Harry para la gran batalla que estaban gestando en medio de Escocia. Así que le sorprendía muchísimo ver otro allí. Él se había quedado en Londres……………….sobre todas las cosas, por proteger a Janie y ayudar utilizando sus poderes………….pero ese Mortifago………………………¿no se suponia que deberia estar con Grindelwald en Escocia?

-Theodore Nott hijo- la voz de Avery era seca y con un tinte cruel- sin duda si ya leíste mi mente, sabes quien soy. Ahorrémonos las palabras y ríndete cachorro de mal oso.

-Avery- el nombre salio de los labios de Theo inmediatamente. Si, ese era la vieja rata, alguien muy pero muy ……………..escurridizo. Recordaba lo que su padre le había dicho de él……………..inteligente, engañoso, hábil y con una capacidad de sobrevivir innata que dejaba pasmado a todos los que tenían tratos con él. Y además de eso, el Guardián de los Secretos de todos los poderosos del mundo mágico. Theo se tenso, esto no iba a hacer nada fácil, prácticamente iba a negociar con el diablo- si has venido a solicitar la rendición, si bien no estoy autorizado por los muggles a negociar, puedo decirte que pierdes tu tiempo, lucharemos hasta morir.

-Morir………..a veces es la única alternativa- dijo Avery sonriendo sarcásticamente, jalando las riendas del caballo que dio un resoplido y se levanto en sus cuartos traseros para volver a caer al suelo y dar una media vuelta sobre si mismo-por supuesto, solo para algunos- Nott observo detenidamente al mortifago, este se veía terriblemente amenazante en ese caballo, su mascara le cubría la cara como si fuese una armadura. Todo cubierto de negro con su tunica ondeando, parecía un ser salido de las profundidades del averno.

Su montura estaba inquieta y Avery lo tranquilizo con una mano. El animal era negro, un hermoso espécimen, enseguida se tranquilizo con las caricias suaves que su amo le prodigaba. Avery era un ser sin misericordia, pero trataba muy bien a sus caballos sangre pura, eran como sus hijos.

– Lleva este mensaje a tus superiores, ellos sabrá que hacer y con quien discutirlo. Dile que Michael Avery, esta en el ejercito alemán, que si no desean que mueran mas ingleses, deben rendirse y que si quieren podemos llegar a un acuerdo- exclamo Avery- Grindelwald esta de acuerdo en negociar.

-No soy tu mensajero- dijo Nott, quien de nuevo penetro la mente del mortifago y lo que consiguió allí, no dejo de asombrarlo. Claro……………esa era la respuesta a toda esa conversación. Diablos, rayos y centellas…………….algo mas para complicar el asunto. Realmente ese tipo era el rey de los retorcidos. Con razón Voldemort no lo había matado por no acudir a la segunda guerra tal cual como hizo con Karkharov, de hecho quizás esta vez nadie lo tocaría. ¡Maldito! Theo hizo una mueca de desagrado con su boca y Avery sonrío tras la mascara.

– Tú eres un creído- dijo Nott impotente, envaino su varita y lo apunto, Avery levanto una ceja incrédulo pero no hizo nada mas que reírse- mereces la muerte.

-Mira Nott estoy algo cansado de tanta retórica barata- dijo Avery con hastío- en realidad solo estoy metido en todo esto por diversión. Me encanta la guerra, nada me gustaria mas que tener un duelo contigo. Pero debes entender que si me matas, eso a tu gobierno no le va a gustar para nada, un antiguo maleficio me protege, todos ellos lo saben y yo si quiero matarte a ti cachorro, asi que estas en franca desventaja.

Nott río amargamente, no entendía porque esa información tan vital no era del conocimiento del Alto Mando Unificado, sin duda la cúpula de poder inglesa era mas retorcida que el Ministerio Mágico para ciertas cosas y sin duda ambos mundos estaban en total contacto desde hacia siglos.

– No creo que el Gobierno Inglés se vaya a arriesgar a desatar una maldición mortal sobre toda su monarquía. Digamos que no es conveniente sembrar el caos entre los muggles. Ambos bandos me necesitan y lo saben. Mi sangre es más preciosa que el oro. Es lamentable pero es cierto.

-Según tú entonces estamos jodidos- gruño Nott.

-Tú lo has dicho no yo, pero es la absoluta verdad-concluyo Avery- tienen una hora para decidir.

0o0

-Ya terminaste de comer- dijo Teddy con molestia sentado una mesa en la gran cocina de Hogwarts, el vampiro se había quedado en la entrada, para no levantar sospechas entre los elfos domésticos, Nym estaba con él llevando el Báculo de Destino. Fred le daba un vaso de leche tibia a Elie, quien se la tomo sin rechistar. La niña le sonrío mostrando el bigote blanco que le había quedado, Fred tomo una servilleta y le limpio la boca.

-Lista Elie- la niña asintió- Bien meteremos algunas emparedados, fruta, agua y un potaje de calabaza para ti- Elie frunció el ceño- No te pongas melindrosa- la regaño Fred- no puedes morirte de hambre, además la calabaza es buena para el cerebro, el abuelo Arthur dice que es un contraoxidante.

-Antioxidante- lo corrigió Teddy hundiendo su cabeza entre sus rodillas. Estaba ansioso por hacer lo que se suponía tenían que hacer.

Cuando estuvieron listos, abandonaron las cocinas y se dirigieron a la salida del colegio. Nym lucia bastante pálida, Fred y ella pararon por un momento para intercambiarse a Elie y el Báculo, que estaba brillando de manera tenue. Nym se mareo y Teddy la apoyo en su pecho.

-¿Estas bien?- le dijo el chico mientras la ayudaba a caminar.

-Un poco aturdida- contesto la chica pasándole a Elie quien estaba dormida de nuevo a los brazos de Teddy, mientras ella trataba de atar su cabello rojo en una trenza- cuando te separas de él un poco es como si se algo saliese de tu cuerpo.

El vampiro Seth abría la marcha con su siniestra presencia, pocas veces hablaba. Se desplazaba rápido y ágil como un gato, sus vestiduras negras oscilaban mientras caminaba. Su mirada roja examinaba todo alrededor. De pronto olfateo el ambiente y enseguida se irguió en posición de ataque.

-Viene alguien- dijo con su voz gruesa y gutural.

Minerva McGonagall había despertado de súbito esa madrugada, asaltada por un presentimiento, enseguida se vistió y salio a recorrer el castillo, buscando la causa de tal inquietud. Cuando vio la figura negra y adusta del vampiro, la anciana señora ahogo un aullido y enseguida lanzo un hechizo:

Desmaius- el embrujo choco directamente con el pecho del vampiro, quien hizo caso omiso. Los hechizos usuales no lo afectaban, era más resistente que cualquier humano. Enseguida tomo impulso y fue hasta su atacante. Nym y Teddy gritaron.

-¡No!- los dos chicos corrieron atrás del vampiro quien tenia sujeta a la profesora McGonagall, quien trataba en vano de desafarse de su poderoso agarre.

-Wesley, Lupin ¿Qué hacen a estas horas despiertos? ¿Qué significa esto?- entonces la profesora McGonagall vio el báculo en manos de Fred y abrió los ojos asombradas- ¿Cómo pudiste? Entonces el mago de los cinco elementos……….

-Seth suelta a la profesora Mc Gonagall- exigió Nym- no te hará daño.

Seth la soltó inmediatamente y le hizo una reverencia a la desconcertada directora.

-Señora- dijo el vampiro con su voz siniestra- perdone, no sabia quien era. Su fama la precede. Jamás un vampiro dañaría a alguien que mas de una vez a proclamado ante los magos nuestros derechos a ser respetados como lo que somos.

-Casi haces que me arrepienta de defenderos, no pensaba hacerle daño – dijo la Profesora McGonaggall recuperando su apostura severa- solo me asuste al verlo con los chicos. Ustedes saben que tienen sus limites, así ha sido acordado desde hace siglos- luego miro a los chicos- Ustedes son………………!Rayos! lo siento niños pero debe haber otra forma no puedo dejarlos salir. La batalla va a empezar, todos peligramos, no deben salir de aquí bajo ningún motivo.

Los tres chicos se miraron y luego Nym hizo algo que jamás hubiese hecho en su sano juicio, pero puesto que la situación era desesperada no tuvo mas remedio.

Desmiaus– el hechizo fue potente y McGonagoll cayo desmayada en los brazos de Seth.

-Nym, te van a expulsar del colegio- grito Fred estupefacto.

-A estas alturas, si no usamos ese bendito báculo- dijo Nym bastante preocupada- No habrá colegio a donde asistir- miro a la profesora con algo de culpa- lo siento directora, pero esta vez……………………..nosotros tenemos la razón.

Llevaron a la profesora McGonagall con cuidado a un aula vacía y la encerraron con un conjuro. Sin duda cuando despertase, ella saldría de allí fácilmente. Pero por la fuerza del hechizo eso no pasaría en varias horas y ellos estarían muy lejos para ese entonces.

La triada encontrara al destino cuando los cinco elementos en uno

desafíen la autoridad.

0o0

-¿QUEEEEEEEEEEEE?- Janie no salía de su perplejidad y deambulaba de un lado a otro en la sala del Estado Mayor. Sus jefes la miraron con incomodidad y ella muy apenada por su aptitud decidió sentarse. Sin embargo, estaba demasiado inquieta, vio a Theo entrando de nuevo en la estancia. Después de dar su mensaje, había salido a conversar con algunos oficiales, el mago del poder mental había hecho muchos amigos entre los muggles y era bastante popular. Antes de que ella entrara a la sala situacional, escoltada por Theo prácticamente todo el mundo en los pasillos lo había saludado. “Nott así que pelearas con nosotros, les patearemos el culo”, “Recuérdame no jugar poker otra vez contigo, maldita sabandija tramposa” “Supimos que estas de novio con la reina del hielo, suerte, la necesitaras”. Nott apretó manos, ofreció saludos y abrazos y río un rato con el comentario hacia Janie, mientras ella se hacia la desentendida. Theo la miraba con los ojos brillantes, parte de él lo aceptaba, se estaba enamorando perdidamente de ella, como un niño. “Reina del Hielo, ¡JA! si ellos supiesen………………”

Estaban todos sentados en medio de la sala situacional, la iluminación era escasa y los extractores mecánicos hacían lo que podían para airear el enrarecido ambiente de la habitación, el olor a petróleo y aceite era decididamente insoportable, estar sin energía eléctrica era un suplicio, quizás no pudiesen hacer nada al respecto en cuanto a los vehículos, pero algo de luz sin duda seria necesaria. Por eso y otras cosas estaban reunidos, sin embargo las noticias que traía Theo eran un poco………………inesperadas.

Theo inmediatamente que dio su mensaje se dispuso a salir de la habitación. Kingsley no estaba, había ido a Escocia, así que se sentía fuera de lugar, sin embargo al intentar irse, el General que era el jefe del Alto Mando Unificado le pidió que permaneciese allí y presenciara la discusión. Salio por un momento y luego entro de nuevo, ubicándose en una esquina de la gran habitación, con Janie en su campo visual.

-Es una situación delicada- dijo el jefe del Alto comando Unificado- esto era imprevisto. Esperaremos que no den la respuesta en código morse. Sin duda deberemos obedecer al parlamento y a su Majestad. Ellos son los que deben decidir sobre este asunto.

-No iremos a entregar al país en una demostración de sumisión hacia la monarquía- Janie estallo de nuevo en un apasionado arrebato de impaciencia- eso es inconcebible. Esta en contra de todos los principios democráticos por lo que se rige este país. No estamos en la época medieval.

-Andrews- dijo el señor M con calma- el régimen de este país se llama Monarquía Parlamentaria. Su majestad la reina tiene la última palabra. El primer ministro esta de acuerdo en que debe ser así.

Janie resoplo descontenta y volvió a tomar asiento, su cabello estaba peinado en una trenza y luego todo envuelto en una especie de moño, llevaba sus anteojos ese día, así como pantalón verde militar, botas militares y chaleco antibalas. Ella también iría a pelear por su país, aunque su gobierno fuese la mierda. Miro a Nott y este le guiño un ojo y le hizo una señal de que se calmase. Ella bufo de nuevo.

Un silencio incomodo se apodero de la habitación, de pronto un soldado entro a la sala con dos sobres, uno de ellos tenia el sello real estampado y el otro el sello del parlamento. El jefe del Alto mando unificado espero a que el soldado se marchase cerrando la puerta, luego abrió los dos sobres y leyó su contenido, luego de un rato en donde se mantuvo el silencio, el hombre, vestido en uniforme de campaña verde, enfrento con la mirada a todos los presentes y luego de un rato una sonrisa se dibujo en su cara.

“El Reino Unido- dijo con voz emocionada leyendo de nuevo el mensaje del Parlamento- no se rendirá jamás ante potencia extranjera. Todo ingles que directa o indirectamente participe o colabore con el enemigo será declarado traidor”– luego se dispuso a abrir el mensaje de la Reina, leyó un rato y frunció el ceño- Solo hay una petición. Michael Avery, Duque de Norfolk por derecho y por linaje, no debe sufrir en lo posible ningún daño, ni de parte de nosotros y ni de parte de los alemanes. Así fue hecho en las dos ultimas guerras del mundo mágico y en las muggles, la nobleza se mantiene apartada- se oyeron protestas veladas a su alrededor.

-Esto es inconcebible- dijo un hombre maduro quien era el secretario del Alto mando Unificado- Avery es un traidor. Independientemente de sus nexos con la monarquía debe morir.

-No debemos matarlo, seria alentar a los que desean cambiar el sistema político de este país- dijo otro hombre, quien tenia varios papeles extendidos frente a él, Janie lo miro y le pareció recordar que era el consejero político del ejercito, un maldito burócrata- la familia real y sus allegados son intocables para nosotros.

-Su majestad, la Reina de Inglaterra pide personalmente, que la identidad y parentesco lejano de dicho hombre con la familia real, no sea de conocimiento público, pero para no sentar malos precedentes, desea que se conserve su vida y sea tratado lo más diplomáticamente posible. Eso mis queridos compañeros, es……una manera de decirnos…….gánenle a los malditos alemanas y patéenle el trasero a Avery pero no lo maten.

-Avery es un mago- dijo Janie, quien estaba allí porque era la encargada de transcribir las reuniones, no se suponía que ella opinase, pero durante los siete meses que estaban en guerra, había aportado ideas muy valiosas, conocía de primera mano el mundo mágico por su hermano, tenia una visión “muggle” del asunto mágico, había servido de enlace, así que sus superiores finalmente desistieron de hacerla callar y escuchaban lo que tenia que decir, no sin cierta incomodidad, la chica era todo un genio de tácticas, pero seguía siendo una subordinada.- ¿Cómo es que pertenece a esa familia? Y¿ porque rayos sale a relucir esto al final?- todos se encogieron de hombros, nadie lo sabia con exactitud, por supuesto estaba claro para los presentes que la Reina no era una bruja o ¿Si? Nadie hizo ningún comentario. Janie tomo aire de nuevo y dijo sin perder el aplomo- nosotros no podremos atraparlo, es un mago y de los malos. Es un mortifago.

-Te aseguro que Grindelwald no tenía ganas de acudir a él, es resbaloso como una buena serpiente, y capaz de hacerte firmar tu propia sentencia de muerte, astuto como un zorro. Pero creo que visto que no ha sido tan fácil como él creyó en un principio, ganarnos, el Señor Oscuro esta haciendo uso de su última carta- comento Theodore Nott con los brazos cruzados, apoyando en un muro- Quiere que el gobierno muggle se rinda para que le quede algo que gobernar, los cinco elementos no se la pondrán fácil en Escocia, si perdemos aniquilara lo que queda de magia en el Reino Unido.

-Theodore Nott- dijo el comando del Alto mando unificado- tienes que capturar a nuestro queridísimo Lord Avery. Eres el único mago aquí. Digamos que no necesitamos una distracción de ese tipo en plena batalla. Del resto, nos encargaremos nosotros.

-Hecho- contesto Theo.

-Yo voy contigo-dijo Janie, Theo hizo ademán de protestar, pero la intensidad de la mirada de ella lo hizo callar. Theo sintió la molestia creciendo en su corazón, Janie era bastante persistente cuando se proponía algo, sin duda no se aplacaría si iniciaban una relación juntos, si finalmente cuando todo acabase decidía vivir con ella. Seria una eterna lucha de poderes. Sonaba excitante………..pero a la vez……………..era algo intimidante toda la perspectiva. Y algo dentro de él …………no quería fallar de nuevo…………no quería perderla.

-General- exclamo un joven oficial que entraba en ese momento apurado con un telegrama- le tengo excelentes noticias.

-Hable soldado- dijo el jefe del Alto Mando Unificado un poco molesto por tanta interrupción. Le quito el telegrama al soldado pero no lo abrio.

-Aproximadamente 50 destructores y dos portaviones se acercan a la costa inglesa por el Canal – el soldado estaba evidentemente emocionado- aviones se dirigen a todo el sur de Inglaterra, dejando caer tropas en paracaídas. Hay tres escuadrones dirigiéndose a Londres en estos momentos, los centinelas los han avistado. En el sur están peleando, han ganado la planicie de Salisbury.

-Una invasión- todo el mundo empezó a gritar, el jefe del Alto Mando Unificado golpeo con fuerza la mesa- maldita sea. Creí que todos los alemanes estaban aquí. ¿De cuantos estamos hablando? ¿Son alemanes?

El chico meneo la cabeza.

-Por los cálculos son mas de 100 mil hombres- dijo el soldado impaciente por dar la gran noticia.

-Es Normandía al revés- comento alguien- son demasiados, podemos dar por perdida esta guerra.

-En Normandía, había cerca de un millón de hombres invadiendo el continente- corrigió Janie- ¿Quiénes son?- pregunto Janie esperanzada- ¿Vienen a ayudarnos?

-Al parecer, los chinos le hicieron algo muy pero muy malo a Seattle, así que los yanquis vienen a patearles el culo a sus aliados los alemanes- dijo el soldado, el griterío emocionado sacudió la estancia, los militares se abrazaban, de alguna forma era inesperado pero bienvenido.

-¿Atacaron a los Estados Unidos?- pregunto Janie sin dejarse llevar por la euforia del momento.

-Hace 48 horas, los chinos lanzaron un misil basilistico al continente americano, atacaron con un Impulso Electromagnetico a Seattle, imagínense ya no hay Microsoft ni música grounge ni Starbucks- dijo el soldado, alguien tosió y el chico siguió hablando un poco mas serio-no habíamos tenido noticias, porque las comunicaciones con el teletipo son precarias y lentas para cruzar el Atlántico. La OTAN activó el tratado y las tropas estadounidenses están saliendo de sus bases en Holanda, Bélgica y Francia. Al parecer el ataque a Seattle fue un error, algún loco fanático de Grindelwald activo los misiles, además mientras los chinos le trataban de explicar el asunto de manera convincente al Congreso Americano, los civiles le acaban de dar un golpe de estado al gobierno chino, ya China no es comunista y el nuevo gobierno intenta evitar una guerra con USA a como de lugar, incluso han ofrecido dinero para reconstruir Seattle, pero los yanquis están cabreados y saben que los alemanes están detrás de todo…………………así que vienen por ellos.

-Estas muy bien informado – dijo Janie sorprendida- ¿Quién es tu fuente?

-La Telégrafo funciona a veces pero cuando funciona………..es lo máximo- comento el soldado a la ligera-además la oficial que se ocupa del aparato yanqui en Pensacola es muy mona, tenemos seis meses hablando, acepto ser mi novia, aunque no nos conocemos personalmente, es algo como el chat, así que realmente paso muchas horas en el teletipo- todo el mundo río a carcajadas. Janie lo miro incrédula.

-Señor- dijo otro soldado que había entrado intempestivamente en la habitación- Hay un coronel estadounidense en el teletipo pidiendo permiso para entrar al espacio aéreo londinense, va a aterrizar en el aeropuerto de Heathrow. Quiere reunirse con usted antes de empezar el ataque.

-Concedido.

0o0

Londres, 3 de la madrugada.

Entonces la batalla de Londres dio inicio, un disparo de mortero a sus filas le indico al general Stauffen que no había rendición. Así que las tropas de pronto se fueron una contra otra, disparando sin cesar y sin ningún tipo de remordimiento. Los oficiales de ambos lados giraban instrucciones. Las explosiones sacudían los cimientos de los edificios. La lucha era encarnizada, la energía y la furia desbordaban a los hombres de ambos bandos, era la batalla decisiva, la ultima. Janie decidió comandar ella una unidad y avanzaba con su grupo de hombres sobre un continente alemán. Theo la seguía con pistola y varita en mano.

-Debiste quedarte en el cuartel general- le grito Theo cuando la tuvo que jalar hacia la pared de un edificio cuando percibio unas balas razantes ir sobre ella.

-No tiene sentido, no hay nadie allí, solo las secretarias, además debo ayudarte a llegar hasta Avery- contesto ella mirando a todas direcciones, pidió a uno de sus soldados unos binoculares infrarrojos. Vio varios contingentes alemanes a veinte metros.

-Por la derecha, en ese callejón- grito Janie- fuego a discreción.

Los soldados obedecieron, y a ella y Theo Nott los siguieron disparando y se echaron al suelo cuando una explosión les hizo frente. En medio del humo y la destrucción que quedo luego del impacto de mortero, se dieron cuenta que dos de los suyos habían caído.

-Diablos- dijo ella, miro a su alrededor para contar los heridos, eran bastantes- bien chicos, retirada, nos han quitado el sector, vamos a buscar refuerzos.

Después de unos minutos caminando por varias calles iluminadas solo por antorchas, llegaron al cuartel general. Había un sentimiento de desanimo generalizado porque los alemanes estaban avanzando calle por calle. Extrañamente los americanos no hacían su aparición. Theo podía sentir el murmullo de descontento y la derrota pululando en las mentes de todos, así que decidió poner a prueba su poder y se subió en el techo de un vehiculo abandonado.

.

-Hey, chicos, escuchen- grito Theo, nadie prestaba atención, la confusión era total, se obligo a colocarse la varita en la garganta para amplificar su voz- ¡Atención!

La gente callo y uno a uno fueron acercándose hacia donde estaba Theo Nott.

-Se lo que piensan- dijo Theo- creen que todo esta perdido y que ellos ganaran. Pero no tiene porque ser así. Nosotros somos tan hombres y mujeres como ellos. Y tenemos la verdad y la justicia de nuestra parte. Estamos defendiendo nuestra ciudad y nuestro país ante la acometida sangrienta de unos tipos que simplemente desean apropiarse de lo nuestro. No debemos claudicar, no debemos dejar que nos derroten. Debemos luchar hasta el último mago- todo el mundo levanto una ceja, Theo se encogió de hombros- Bueno magos…………elfos domésticos ……….hombres……..todos somos británicos- la gente murmuro asintiendo- y si tenemos que morir, moriremos por la mejor razón…………………por nuestra patria.

-Es muy fácil para ti- grito un chico, un joven soldado- eres un mago, no morirás. Puedes ir a donde quieras, en cambio nosotros, desapareceremos en este infierno. Nos están ganando.

-Soy un mago, es cierto- dijo Theo- pero también soy ingles y me duele lo que le pase a esta tierra. Mago o no, no voy a dejar que los malditos alemanes pongan su bandera en Trafalgar Square y !si! ……..estoy dispuesto a dejar el alma en esta lucha. Y si ustedes son hijos de Inglaterra, hijos de Britania, herederos de una tradición de lucha y resistencia, no dejaran que eso suceda.

Se escucho a la gente murmurando y Theo utilizo todo su poder mental para infundir esperanza y tranquilidad a los cientos de soldados que lo estaban escuchando. De pronto las voces empezaron a subir de tono y algunos aplausos se escucharon.

-El mago tiene razón- dijo un tipo barbudo que era de la milicia civil- tenemos que defender lo nuestro. Hay que darles un escarmiento a esos tipos por meterse aquí.

-Les patearemos el culo y los haremos comer mierda- dijo otro con acento cokney, la gente se río y victoreo.

-A luchar- gritaron unos soldados levantando sus fusiles. La gente aplaudió con más entusiasmo y algunas sonrisas se vieron en los rostros sucios de aquellos cansados por la lucha.

Theo miraba todo a su alrededor sonriente y Janie lo esperaba en el suelo. Theo dio un salto y se coloco al lado de ella. Janie lo tomo de la mano y le dijo.

-Gracias- sus ojos verdes miraron intensamente a Theo- creo que todos necesitamos de vez en cuando que nos recuerden el porque de todo esto.

-Hey Nott, si te lanzas a primer ministro……………..tienes nuestro voto seguro- le gritaron unos tenientes que iban saliendo del lugar con sus respectivos batallones. Le hicieron una señal con la mano, la V de Victoria de Wiston Churchill, el antiguo Primer Ministro, ese………………el de la segunda guerra mundial muggle. Un tipo genial segun Albus Dumblendore

-Creo que tienes que dedicarte a la política- le dijo el señor M, pasando por su lado, palmeándole el hombro. Theo se azoro de inmediato pero sin embargo sonrío de vuelta……..Política…………..realmente no sonaba tan mal- eres un buen orador.

-Sobre mi cadáver- le dijo Janie, lanzándole los brazos al cuello a Theo, enseguida el hombre reacciono apresando con sus grandes manos su frágil cintura- el único sitio en donde vas a hacer campaña es en mi cama. Y tendrás que esforzarte por mi voto.

-Bien nena- dijo Theo aguantándose las ganas de estamparle un beso allí mismo- vamos a reorganizarnos y busquemos a ese maldito mortifago de una buena vez.

De pronto un sonido agudo resonó en sus oídos, Theo miro al ennegrecido cielo, se veían varias luces moviéndose en el. Los soldados gritaron eufóricos y saludaron con sus fusiles en mano. El ruido de las turbinas sonó estruendoso por todo el sitio.

-¿Qué paso?- pregunto Theo a Janie. Las luces en el cielo dieron una vuelta y de nuevo se acercaron. Eran aviones cazas, dando un vuelo de reconocimiento.

-La caballería acaba de llegar-dijo Janie contenta, en realidad ese no era el termino pero la idea era la misma- eso que oíste Theo, son los F-19 rompiendo la barrera del sonido. La fiesta empezó.

-¿Qué demonios es un F-19? ¿Barrera del sonido?- pregunto Theo a Janie, mientras esta lo jalaba de un brazo para de nuevo ir a las calles de Londres a luchar.

-Léeme la mente, ahorraremos tiempo- dijo ella.

-No debería hacerlo. Si te leo la mente, Janie, de seguro terminamos en una cama- dijo Theo con un poco de desconsuelo.

0o0

-¿Hacia donde nos dirigimos?- pregunto Nym llevando en brazos a Elie.

-Nos iremos montados en los Thresthals- dijo Teddy- ninguno sabe aparecerse y Elie no tiene un lenguaje muy fluido que digamos para decirnos a donde ir.

-No podemos verlos- comento Fred- o ¿si?- los tres chicos menearon la cabeza, Elie los imito. La pequeña pelirroja le echo los brazos a Nym, quien le dijo palabras de consuelo y le beso el cabello.

-El vampiro los puede ver, ¿cierto?- comento Teddy. Seth asintió y se adelanto al grupo. Estaban en la salida del Castillo de Hogwarts en los terrenos circundantes al bosque prohibido. Observaron algunos arbustos moviéndose, como si algo invisible los apartase del camino.

Seth hizo un chillido y los animales se acercaron. Los chicos miraban desconcertados a todos lados en el borde del bosque prohibido. Sabían que estaba allí pero no podían verlos. El vampiro sirvió de guía para ellos. Tomo la mano desnuda de Nym para que tocase el lomo del Thresthal. Ella sonrío, acaricio la piel suave y aterciopelada del animal, luego sintió como algo le lamia la mano. Nym se estremeció pero le sonrío agradecida al vampiro. Teddy arrugo la cara, se sentía algo………….celoso.

Seth los subió a todos en uno a los Thresthals , Fred maniobraba el báculo del destino con dificultad pero logro mantener el equilibrio, apretó sus muslos sobre el lomo del animal y sujeto una mano en el cuello de su Thresthal, Teddy se sentó con Nym y Elie en uno de los animales y tomo la cintura de Nym con fuerza para asegurarlas a ella y a la niña. Cuando los animales se elevaron, Teddy pregunto a Elie.

-¿Por donde pequeña?- Elie señalo al norte y rió.

Seth se convirtió en una bandada de murciélagos y siguió a los animales, que lucían como sombras voladoras en medio de la noche, medio invisibles pero no totalmente a ojos expertos. El camino no seria tan largo……………pero sin duda estaría llenos de peligro.

Descendieron en la falda de una colina que destacaba sobre una amplia llanura, el ambiente estaba pesado y los chicos estaban un poco azorados. Rayos eléctricos caían por todo el sitio, llenando el ambiente de electricidad estática.

El báculo entonces empezó a brillar con luz dorada. Fred se asusto y casi lo deja caer.

-Ahora que hacemos- pregunto a Elie.

La niña entonces desvío su mirada al final de la colina, sus ojos se tornaron completamente negros y señalo la cúspide de la montaña.

El vampiro tomo forma humana y empezó a olisquear el aire.

-De prisa- dijo Seth- algo malvado se acerca, puedo olerlo.

Entonces cinco Deathcrows hicieron su aparición de la nada. Habían sido apostados allí por Grindelwald quien tenia un presentimiento…………….sin duda el correcto.

-Ataquen- grito en alemán uno de los hombres.

Lanzo un hechizo pero Teddy fue mas rápido y lo aturdió.

-Corran hacia la cima de la montaña- grito Seth- Lupin y yo nos encargaremos.

Nym con Elie y Fred corrieron cuesta arriba, mientras Seth se levanto en toda su estatura, amenazante y siniestro. Teddy dio un salto, vio al Deathcrow que estaba mas adelantado, corrió hacia él y lo pateo en la cara, dejando al hombre inconsciente.

-Bien hecho hijo de lobo- mascullo Seth enseñando sus colmillos- pero por esta vez mejor usa la magia.

-No se hacer maldiciones imperdonables- dijo Teddy- Además como sabes que mi padre…………era …………- Teddy se olio la axila- por supuesto………..las feromonas ……..son hereditarias.

-Pues si………….te puedo oler a millas- dijo Seth mientras lo ayudaba a levantarse, los Deathcrows corrían hacia ellos- ¿Como que sabes hacer maldiciones imperdonables?- Teddy meneo la cabeza y se encogio de hombros.

Los tres Deathcrows llegaron hasta ellos y escucharon el comentario.

-Pero nosotros si- el Deathcrow le envío un Avada y Teddy salto y rodó por el piso esquivando la maldición asesina.

-Siempre el vampiro- gruño Seth mientras observaba con hambre a los tres hombres- tiene que hacer el trabajo sucio.

Entonces Seth rápidamente como un torbellino negro, se lanzo contra los tres hombres y Teddy volteo la cara para no presenciar la matanza, solo escucho muchos gritos, el sonido de huesos quebrándose y de algo succionando, inmediatamente se le revolvió el estomago.

Cuando Seth termino, los hombres estaban pálidos, arrugados como pasas, con las gargantas desgarradas y muertos. A Teddy se le hizo una escena dantesca, el asco se apoderaba de él, pero al rato suspiro tranquilizado.

-Vamos rápido arriba- dijo Seth- creo que nuestro trabajo no ha concluido.

0o0

Castillo de Grosslim, 1 de la madrugada.

Las tropas Deathcrows esperaban en las afueras del castillo, a Hermione se le pusieron los vellos de punta. Eran cientos quizás miles, no tenia idea de que fuesen tantos. Pero ya Franz se lo había advertido, Grindelwald había reclutado magos oscuros de toda Europa. De pronto observo a Lucius Malfoy y a la madre de Franz, Gerda hablando en un rincón, la mujer parecía un poco incomoda.

-Ten cuidado- dijo Gerda Metzger desviando su mirada de los helados ojos grises Lucius. Era una mujer muy atractiva, como todos los magos oscuros, se mantenía joven, tenia el aspecto de una mujer de 40 años, aunque rondaba los setenta. Lucius Malfoy llevaba uniforme negro, miraba de manera intensa a esa alta bruja, que de alguna forma, por sus maneras exquisitas y delicadas se había ganado su aprecio y su confianza. Habían sido obligados por Gellert a compartir su cama con él, en innumerables ocasiones, siendo victimas y participes de su sadismo sexual, por lo que se sentían quizás que compartían algún sucio secreto. Si bien al principio a Lucius no le importo acostarse con el Señor Tenebroso y su hija, ya que su apetito sexual era tan decadente como el de Grindelwald, y a decir verdad no la pasaban tan mal, era algo bastante extraño pero de alguna forma divertido. De pronto, poco a poco se encontró durmiendo a solas con ella, más veces de lo que consideraría prudente y un día se dio cuenta, de que se había convertido en su amante. Grindelwald solo río cuando se entero y no le dio importancia al asunto, pero los dejo tranquilos, no los llamo mas a su cama, cuando habia sentimientos implicados ya no era tan divertido el asunto. Para Lucius, no había oportunidad alguna de enamorarse de ella, eso estaba fuera de su código personal, sin embargo Gerda era una mujer interesante, inteligente y digna de un Malfoy.

Gerda no pudo evitar sentirse atraída cada vez más a ese alto hombre rubio, que era un dios en la cama, capaz de verdaderas proezas sexuales, pero que evadía cualquier tema personal. Hosco, huraño, malévolo pero capaz de dejarla sin aire solo con su mirada.

-Me casare contigo en cuanto regrese- dijo Lucius sin emoción- creo que eso es lo que quiere. ¿No es así? Mi señora.

-Quiero que regreses en una pieza- dijo ella- eso es todo.

Lucius le tomo la mano y se la beso casi por obligación. Hermione al ver el gesto hizo una mueca de desagrado. No lo soportaba, ese hombre era la frialdad personificada, incapaz de sentir nada y ni siquiera con su amante era capaz de un gesto tierno.

-Lucius- dijo ella con desaliento- No te enfrentes con tu hijo. Tengo un mal presentimiento.

-Hum- dijo Lucius, la sangre le hervía cada vez que le recordaban al mocoso traidor- no me pidas eso, esta fuera de discusión. Desapareceré a ese imbecil de la faz de la tierra- y luego añadió con voz alta para que Hermione lo escuchara- y a toda su familia. Oscuros o no- Dicho esto se fue de allí. La mujer se abrazo a si misma en un gesto de debilidad, quizás………….quizás era la primera vez en su vida que se había enamorado………..de alguien.

Gerda vio a Franz y desvío la vista, este le dedico una profunda e intensa mirada, pero luego tambien desvio su mirada. Ella no hablaba mucho con su hijo, de alguna manera, la aterrorizaba. Además se sentía culpable por su destino, ella era la única culpable, pues lo había vendido desde chico por poder, creando algo parecido a un monstruo……..al igual que su padre, Grindelwald, lo era.

Lucius cuando ya nadie lo veía, se oculto en un callejón de la fortaleza de Grosslin, se saco un pañuelo del bolsillo de la chaqueta de su uniforme. Se lo había regalado Gerda, en un gesto romántico casi ridículo, él lo olio por un rato y luego lo tiro al suelo con desprecio. Él no estaba para sensiblerías de ese tipo. Se casaría con esa mujer………..porque le convenía y porque era buena en la cama……………por nada mas. Su corazón había muerto hacia mucho tiempo y tuvo nombre y apellido……………..Narcissa Malfoy. Nunca dejaría que otra mujer lo traicionase como ella lo había hecho, jamás. Camino unos metros, pero se detuvo pensativo, se devolvió sobre sus pasos y miro el pañuelo. Maldiciendo una y otra vez, lo volvió a tomar, lo doblo con delicadeza y lo metió dentro de su chaqueta…cerca de su corazón.

Demonios, sentir……………para Lucius Malfoy era una maldición.

0o0

-Bien Theo- dijo Janie haciéndole señas a sus soldados que mirasen hacia algunos edificios para identificar posibles nichos de francotiradores, había tanto fuego y humo, que la ciudad prácticamente estaba iluminada por estos, ellos estaban en Kensington Park- seguimos

Theo cerró los ojos para localizar a Avery, estaba aproximadamente a 500 metros de ellos. Luego escucharon a los aviones disparando metrallas a menos de 100 metros, tomo la mano de Janie que estaba detrás de él y grito.

-Corran- las quince personas entonces empezaron a correr por sus vidas, los impactos de bala impactaban en el suelo cerca de ellos y lograron resguarecerse debajo de un puente.

-Eso estuvo cerca- comento uno de los soldados jadeando de cansancio- creo que nos confundieron.

-Ondea el estandarte blanco- dijo Janie- así nos reconocerán.

-Y los alemanes también, capitanía Andrews- comento un sargento. Se hizo un incomodo silencio, ambos bandos, si no se identificaban pronto, los atacarían sin piedad.

-Bien, regresen- dijo ella con aplomo-y dispersense, si somos pocos pasaremos desapercibidos, diríjanse a unos de los puentes. El capitán Althrop seguramente estará en London Brigde, apóyenlo.

-Nena- dijo Theo en voz baja, concentrándose para rastrear las ondas cerebrales de Avery- estamos cerca, colócate detrás de mí y por favor, Janie, no dejes que te hechicen o que te maten.

Janie saco una pistola y metió una cajetilla de balas dentro de ella, Theo se enfuruño al sentir el chasquido del arma cargándose. Tenia un sentimiento hacia ella muy primario, protección, en su corazón, detestaba tenerla expuesta al peligro. Janie inmediatamente lo entendio, se acerco y le beso la mejilla.

-Tranquilo, estaré bien

Caminaron unos metros en el parque y allí estaba, el mago, de pie en medio de toda la conflagración. Theo sabia que esa figura negra era Avery, pero también sentía otras muchas mentes cerca.

-No esta solo- dijo Theo- Janie tendrás que guardarme las espaldas- ella enseguida se puso alerta y miro a todos lados. Se atraso intencionalmente y saco su pistola, apuntando a todos lados

Entonces Theo desenfundo su varita y corrió hacia Avery como un loco y Janie tras de él. Entonces los guardaespaldas de Avery salieron de su escondite y empezaron a dispararle, Theo intento confundirlos, pero un hechizo aturdidor de parte de Avery casi lo impacta, así que tuvo que decidir entre los muggle y los magos. Se decidió por el más peligroso.

Experliamus- grito Theo lanzando el hechizo sobre Avery, este se movió de un salto y grito de vuelta blandiendo su varita.

Avada Kedavra– Theo se hizo a un lado, el rayo verde impacto sobre el césped, dejando una mancha negra en él. Theo trago grueso, por poco y lo mataban como a un cerdo. Seguía oyendo disparos, pero supo por su poder mental que Janie estaba bien.

-Siempre tienes tan mala puntería- grito Theo lanzando tres hechizos consecutivos, luego corrió a un lado y grito- Sectusempra– Avery se escabullo por un pelo.

-Tan mala como la tuya, cachorro- contesto Avery y luego lanzo una maldición- Crucio.

Theo sintió la maldición impactando sobre su cuerpo. El dolor realmente era insoportable, se doblo sobre si mismo y escucho un grito, dirigió su mirada al frente, era Janie quien estaba en el piso con un disparo en su brazo, pudo observar que la sangre salía a borbotones. Theo en ese momento tuvo pánico, podía ver a Avery caminando hacia a él, como una presa a punto de devorar su carnada y a un oficial alemán acercándose a Janie y apuntándole directo a la cabeza.

-¡NO!- grito Theo desesperado y luego su mente se puso en blanco. Entonces Nott concentro todo su poder y sintió como sus neuronas se desenredaban de su cerebro y se expandían en haces por toda su cabeza. Pudo ver los pensamientos de los otros y entonces su visión se hizo infrarroja y poco a poco los puntos rojos que eran las mentes de todos sus atacantes, uno a uno se fueron apagando. Theo grito desesperado, y pudo controlarse antes de que su poder alcanzase a Janie. Quedo echado en cuatro patas sobre el suelo, respiraba agitadamente y estaba bañado en sudor. Miro alrededor y vio a los atacantes y a Avery tirados sobre el césped. Se acerco gateando a donde estaba Janie, quien lucia pálida como un cadáver.

-Nena- dijo Theo en un murmullo, vio el brazo de Janie y contuvo un gemido. Ella lo miraba desesperada. Theo le acuno la cabeza con su mano y apoyo su frente en la de ella. Estaba asustado de muerte y entonces Janie decido tranquilizarlo.

-Estoy bien. Solo me duele un poco-dijo ella suavemente- creo que la bala dio directo al hueso pero sobreviviré. ¿Estas bien?

-Creo que los mate a todos- dijo Nott con voz ahogada- tendremos problemas.

-Ve a ver a como esta Avery- dijo Janie incorporándose soltando un gemido de dolor- yo me encargare de los demás.

Nott fue hasta el cuerpo de Avery, su pulso latía con fuerza pero su cuerpo estaba flácido como un cadáver, el resto de los soldados estaba igual.

-Theo ¿Qué paso?- dijo Janie sosteniéndose su brazo con el sano- ¿Qué les hicistes a todos ellos?

-Creo que los deje en coma- gruño Theo- bien dejémoslo aquí- se desapareció con Janie frente al Hospital de campaña. Cuando los vieron varios médicos corrieron hacia ella y la obligaron a acostarse en una camilla. El lugar estaba desbordante de actividad, al parecer la intervención de los americanos estaba dando sus frutos, estaban ganando en enfrentamiento. La gente se abrazaba contenta y muchos entre los heridos estaban cantando viejas tonadas populares, el ambiente era festivo y de vez en cuando se escuchaban a los aviones pasando sobre sus cabezas.

Theo detuvo a uno de los oficiales, lo reconoció como el secretario del Jefe de Alto Mando, le dijo el lugar exacto donde estaba Avery, luego corrió hacia su novia, a quien le revisaron el brazo, se lo curaron y la llevaron a un sitio más privado. Después de pasada una hora y aprovechando que los sedantes la habían tranquilizado, Theo se acostó con ella en la camilla, mientras Janie dormía tranquila. Theodore todavía tenía las manos temblando, había estado muy cerca de perderla. También estaba inquieto, en Londres la batalla aparentemente estaba ganada, pero Escocia era otro cuento. Tenia que regresar……………..tenia que ayudar…………sus amigos no podían luchar solos, lo necesitaban, pero tampoco quería dejar a la chica sola y herida en Londres. Hundió su nariz en el cabello de Janie, no pudo evitar gemir de desesperación y ella le apretó una mano para consolarlo. De alguna forma, la joven se sentía en perfecta sintonía con él, sabia que ella era importante para Theodore Nott, pero también lo eran los otros, aquellos que desde hacia mucho tiempo eran su única familia, sus amigos.

-Vete- dijo ella con calma- yo estoy bien. La batalla de Londres, por lo que me dijeron, esta ganada. Te necesitan en Escocia.

0o0

Here we are. Born to be kings.
We’re the princes of the universe.
Here we belong. Fighting to survive.
In a world with the darkest powers

Queen

Los Highlands, las tierras altas al norte de Escocia, protagonista por miles de años, de intensas batallas, cubierta por milenios por los hielos eternos, actualmente solo eran un conglomerado de llanuras y montañas, las suaves ondulaciones de las colinas contrastaban con las planicies bajas y en las alturas, los Mesenldot, las montañas nevadas, con sus picos coronados de blanco le daban marco a ese bellísimo paisaje. Esta vez, de nuevo serian testigos de un enfrentamiento, solo que acá se decidiría el destino de los millones de habitantes del planeta, magos o no. Cientos de magos avanzaban caminando, protegidos por el escudo de luz que Pansy sostenía, con desbordante energía, chispas salían de todo su cuerpo, Bill la seguía, tranquilo, escoltando a aquella mujer por la cual daría la vida.

Frente a ellos estaba esperando El Ejercito Negro, las fuerzas de las tinieblas, reunidos de todos los lugares del mundo, los temibles Deathcrows, los cuervos, dispuestos a devorar hasta el último pedazo de carne de sus enemigos. Tímidos rayos solares anunciaban el amanecer. El sitio de la batalla se llamaba Badon, como el sitio donde Aureliano Ambrosius también llamado Artorios derrotó a los sajones. Badon como el monte en donde ocurrió la ultima batalla decisiva entre britanos y extranjeros. Badon……………….donde finalmente el destino de todos se decidiria.

Draco y Harry caminaban juntos, Draco llevaba la espada de Griffyndor en su mano, aquella llamada POLARIS, vestía de riguroso negro, expresando en su vestuario el luto de su corazón, sus ojos grises eran mas fríos y tensos mas que nunca, quizás…………..perdería a la mujer de su vida en esa batalla. Quizás……….. En cambio Harry como todos los demás, vestía de muggle, jeans, camiseta y chaqueta, portaba su varita, no necesitaría más. Los acompañaban el ED, lo que quedaba de la orden del Fénix (entre ellos resaltaban Arthur Weasley, Charlie, Hestia Jones, Kingsley, Hagrid), Ron caminaba un poco mas rezagado tomado de la mano con su esposa Luna. Ginny a su lado, miraba con miedo a Harry, a pesar de sus protestas ella había decidido ir, si iban a morir, morirían juntos. El cuerpo de Aurores también estaba, y todos aquellos magos, puros, mestizos o sangre sucia, que o bien habían perdido familiares a manos de los Deathcrows o simplemente iban a defender su patria decididos a que la lucha seria a muerte.

Hermione esperaba en la delantera del Ejército negro, franqueada por Franz Metzger que lucia una mirada inexpugnable, fría, cerrada en su rostro, ella lo miro por un momento, tenía una confianza inquebrantable en ese hombre. El plan estaba trazado, en el momento justo, ninguno de los dos podría vacilar, de eso dependía todo. Malcom Scythale y Gellert Grindelwald estaban más adelantados que todos, la oscuridad descendería pronto y esos idiotas no tendrían nada que hacer, la lucha esperada por siglos y planeada por ellos, iba a tener lugar y después de esto la historia nunca seria igual. Ansiaban el premio, el mayor premio de todos, la inmortalidad, y ningún elemento, ni las profecías, ni nada se interpondría en eso.

Pronto los dos ejércitos estuvieron frente a frente, Pansy seguía sosteniendo el escudo de Energía, pero a una señal de Harry lo desapareció.

Al ver que el Ejército de la Luz, había quitado el escudo, el Ejercito Negro empezó a rugir.

-Deathcrows, muerte, muerte.

Harry se tenso al oír las cientos de voces pidiendo la muerte de aquellos a quienes apreciaba y a los cientos de desconocidos que pelearían por el destino de la humanidad.

Malcom Scythale se adelanto caminando la estrecha franja de tierra que los separaba de sus enemigos con Grindelwald, ambos magos vestían de oscuro, si bien Grindelwald había optado por el uniforme negro de los Deathcrows debajo de su tunica. Los siguieron Hermione y Franz, un aura negra e intimidante rodeaba a los cuatro Oscuros. Sus miradas eran feroces y crueles, solo la de Hermione lucia con algo de paz, los demás eran una verdaderas bestias. Los cinco elementos se intimidaron ante esa presencia maligna. Y ver a Hermione allí, en medio de todo era desolador. El ejército Negro rugía detrás de ellos. Un contigente venido del lugar más remoto del infierno. Hombres sin ley, sedientos de sangre y algunos de almas.

Ustedes- hablo Lord Scythale usando la Voz– ríndanse no tienen nada que hacer, las tinieblas descenderán, es inevitable– Todo el ejercito de la luz, sintió en sus corazones la verdad de las palabras, se iniciaron las dudas, los miedos, pero entonces este se convirtió en rabia y en deseo de venganza.

-Vinimos a luchar -grito Harry- y lucharemos hasta que el último de nosotros quede en pie.

Y así será– dijo Gellert Grindelwald usando la Voz, de nuevo un estremecimiento recorrió el Ejército de la luz. Harry entonces se percato de que ese arrogante hombre rubio, llevaba en su anillo la rota piedra de la resurrección, así como sobre sus hombros estaba la iridiscente capa de la invisibilidad, Harry se extraño, al parecer esta no tenia ningún efecto sobre Grindelwald y también en un cinturón llevaba la varita del Saúco. !Diablos! que se proponía hacer con las Reliquias Mortales.

-Parkinson- entonces Malcom Scythale miro a Pansy, ella se sobrecogió, Lord Scythale la penetro con sus ojos negros- que guardado te lo tienes querida.

Bill gruño ante la amenaza y se sitúo al lado de Pansy. Theodore llego de inmediato al otro lado, ambos hombres estaban franqueando sus lados. Grindelwald los miraba a todos como un ave de rapiña.

-Será muy interesante ver el desarrollo del acontecimiento- Lord Scythale siguió con su examen visual de Pansy.

-Viejo idiota- fue lo único que contesto Pansy- pero primero muerta que permitir que le pongas una mano a mi hijo- Entonces su cuerpo se cubrió de un halo de energía color azul. Si bien ella era muy cariñosa en ese momento lucia bastante molesta e irradiaba mucho poder.

Scythale, Gellert, Hermione y Franz se mantuvieron en su sitio. Draco no apartaba los ojos de la mirada de Hermione, no se decían nada, pero Draco le hizo unas señales imperceptibles con los dedos. Hermione asintió disimuladamente. Franz la sujeto por un brazo y asintió también a Draco Malfoy.

Pansy hizo el ademán de adelantarse y Bill fue tras ella. Harry grito con fuerza.

-Atrás- entonces ella retrocedió y bajo la intensidad de su poder.

-Nott- dijo Harry acercándose a Theo con cuidado- ¿Cómo esta el asunto en Londres?

-Sobre ruedas- dijo Theo- pero no podía perderme la diversión aquí. Ya sabes, ustedes son unos perfectos inútiles sin mi presencia- Harry sonrío, los cincos elementos lucharían juntos.

-Entonces- dijo Gellert Grindelwald- ¿Se van a rendir?

-El Amerauder ha hablado- la voz de Draco Malfoy sonó poderosa y decidida. Hermione no le quitaba la mirada de encima. Draco parecía estar investido de una autoridad más allá de su comprensión. Todos los sintieron así- No nos rendiremos.

-Es la ultima palabra entonces- dijo Scythale echandole una ojeada de nuevo a Pansy, su atencion entonces se fue hasta Harry- recuerda que te lo advertimos.

Los Deathcrows volvieron a rugir. Los representantes de ambos bandos volvieron a sus sitios al frente de sus respectivos ejércitos.

-Bien chicos- dijo Harry mirando a sus compañeros los cinco elementos y a Bill quien no se despegaba de Pansy- si no salimos vivos de esta, fue un placer conocernos.

-No hables tonterías jefe- dijo Ron- aquí nadie va a morir.

-Estoy de acuerdo- dijo Nott, luego miro a Pansy- deberías irte Pansy, ya el viejo loco sabe que vas a tener un bebe.

-Yo soy parte de ustedes, debemos luchar juntos, somos los cinco- dijo Pansy y le tomo la mano a Bill y con la otra se apretó el vientre- bueno cinco y medio, ya saben el bebe. No se preocupen, de alguna manera, este embarazo refuerza mis poderes.

-Falta el mago de los cinco elementos- comento Harry- en serio que lo necesitamos.

-Aparecerá- dijo Malfoy- yo confío en Místico. Si dijo que iba a aparecer al final, lo hará.

-Eso espero, Gran Medico Brujo-se burlo Harry haciendo referencia a los chamanes indios de las viejas películas de Westerns, las citas cinematograficas se habia vuelto algo corriente en su vocabulario, luego grito a sus filas- Prepárense, todos a sus puestos.

Los cinco elementos vieron las cuatro figuras de los Oscuros caminando hacia su ejército. Hermione sentía que su corazón iba a salirse de su pecho, allí estaba………….enfrentándola, su único y verdadero amor. Draco miro lánguidamente a Hermione alejándose y apretó la empuñadura de Polaris con fuerza, su mano de metal crujió. Tenía la garganta seca y miedo, un profundo temor…………..de que fuese la última vez que la vería………..con vida.

Tres Oscuros se prepararon para luchar, Hermione desenvaino su katana y Franz Metzger hizo lo mismo con la Daga de la Bruja, que brillo con una intensa luz roja, el cuarto, Grindelwald quien no había gastado muchas palabras con los cinco elementos…………..se adentro en las filas de su ejército. Un halo perverso lo rodeaba, llevaba en sus manos un báculo, una estaca de metal sin ningún adorno, su arma favorita. Los Deathcrows le dejaban el camino libre. Idiotas, ya verían a lo que se enfrentaban. Cuando llego al centro de las filas de su ejército… estos se apartaron azorados ante la intensa aura malévola que desbordaba Grindelwald. El Señor Oscuro alzo los brazos y sus ojos se tornaron negros como la noche, su risa resonó por toda la llanura de Badon, entonces el halo oscuro empezó a dar vueltas a su alrededor. Con voz siniestra y utilizando el poder que le confería las reliquias de la muerte que estaban sobre él, hizo el conjuro en voz baja. Un rayo entonces apareció en el cielo y dio en su cuerpo. Gellert se contorsionó y se obligó a arrodillarse……………entonces.

-Oscuridad……………..- mascullo en voz baja, luego se levanto y grito al cielo- Muerte…………………yo ………………..te llamo.

Entonces las nubes en el cielo empezaron a arremolinarse y el sol mañanero desapareció………súbitamente…………………las nubes negras formaron un embudo de tamaño considerable en el cielo y un viento frío empezó a soplar en el lugar. Gellert Grindelwald miraba el cielo enfebrecido. Su sueño empezaba…………………seria el amo de todos…………seria inmortal.

Los Cinco Elementos entonces se pusieron frente a su ejército. Pansy obligo a Bill a retroceder y un aura de energía magenta intenso la cubrió, Ron se encendió por completo en llamas que ardían furiosas, su cuerpo desapareció en medio de ellas, Harry se cubrió de una luz dorada, Nott sintió algo azul dando vueltas alrededor de su cuerpo y sintió como sus poderes mentales se abrían, se sorprendió al saber que podía leer las mentes de todos en el lugar, entonces se dio cuenta de que debía dominarse, su mente empezaba a sentir los efectos de la cacofonía de voces que tenia en su cabeza, cerro los ojos y se concentro.

Draco Malfoy saco su espada que empezó a brillar con una luz azul plateado, miro al cielo y se dio cuenta de lo que estaba sucediendo, Grindelwald había abierto una puerta a las Tinieblas, vio como del embudo infernal salían sombras espectrales lanzando chillidos y rayos eléctricos……Entonces supo lo que tenia que hacer, lo que Místico le había indicado.

Draco Malfoy, Manawan, el Señor del Agua, Gran hechicero del ejército de la Luz se adelanto caminando adustamente alejándose de sus compañeros los cinco elementos.

Todos ellos…………………estaban investidos de poderes sobrenaturales, dones que habían sido ofrecidos por los dioses, cuales quiera que fuesen. Llevaban dentro de si, poderes impresionantes, eran capaces de todo y tenían la potestad de ganar, era su deber, por ellos……………por todos. El mundo se destruiría si el balance quedaba roto, Grindelwald estaba equivocado, ni siquiera él mismo podría controlar lo que había desatado. Así que ese hombre rubio……………aquel que era poderoso en el elemento agua…………que había sufrido como dios y como ser humano………….que lo había perdido todo para luego recuperarlo…………..levanto su espada y miro al cielo. Jamás se permitiría perder de nuevo…………nunca, miro a Hermione y sintió su corazón estrujarse. Por amor…………………..lo haría solo por amor. Por ella y por el futuro de sus hijos. Las palabras salieron instantáneamente de su boca, en un idioma desconocido pero a la vez familiar para él.

-Duer sel jain noch isien al mir- grito Draco Malfoy levantando y agitando a Polaris en el aire sobre su cabeza y un rayo cayo sobre la espada y el destello de energía que cubrió su cuerpo hizo que todos tuvieran que cubrirse los rostros. Draco levanto una mano y rayos eléctricos salieron de esta devolviéndose al cielo. La sentía, la magia envolviendo todo su ser…………………..en ese momento, un poder ancestral se abría camino dentro de su tembloroso cuerpo, sentía el Quickening invadiéndolo , tenia dentro de él la energía vital de todo lo que era mágico en el planeta. Sus ojos grises entonces se volvieron de un azul metálico intenso cubriéndolos en su totalidad. En ese momento, por un rato, Draco Malfoy dejo de ser humano. Mistico tenia la razon, llegado el momento, él seria una de las armas mas poderosa sobre la tierra.

Chispas de electricidad estática volaron por todo el sitio, Scythale hizo un gesto de asombro a ver a Draco Malfoy destellando tanto poder. ¡Rayos y centellas! Esto se va a poner feo, ni siquiera Grindelwald tiene el Quickening con él. Malfoy es un elegido. .

De nuevo el ejercito de los muertos hizo su aparición, miles de hombres desnudos, con tatuajes azules en su cuerpo, formas espectrales que extrañamente se veían sólidas, armados hasta los dientes de escudos, espadas, arcos y flechas, la ferocidad estaba impresa en sus rostros. Eran una raza valerosa y temible, celtas, también llamados pictos, aquellos que nunca permitieron que los invadiesen, estaban envalentonados ante la promesa de batalla y de matar con violencia. Las voces entonces empezaron una letanía, un antiguo canto de guerra, que prometía premios en el mas allá. Las voces eran roncas y decididas, habían sido invocados, las tinieblas serian su mas férreo oponente, esta vez no se irían sin ganar su ultima batalla.

Harry entonces se elevo por los aires, miraba con aprensión los miles de fantasmas que estaban rodeando el lugar, voló un rato sobre ellos, los celtas lo saludaban con sus armas en el aire, esperando instrucciones. Harry se acerco a ellos y sus palabras las dijo en ingles.

-Atacad sin piedad-el ejercito celta grito con furia.

El sonido de un corno resonó por todo el valle, uno de los celtas soplaba un antiguo cuerno con incrustaciones de piedras preciosas, entonces otros cornos empezaron a sonar, era un ruido espectral, venido del más allá. Todos los corazones de buena voluntad se sintieron animados cuando lo escucharon, era el llamado………………………….la gran batalla de nuestros tiempos estaba por comenzar.

0o0

5 comentarios

  1. oHHHH my god, estoy francamente emocionada Querida Jos la espera valio la pena solo me resta pedirte que no te tardes mucho para la conclusion porque estoy en ascuas ahhhhh otra cosa el misil basilistico lo escribiste mal? quisiste decir balistico? o es una misil con basiliscos jajajajja de todas formas era un arma mortal muy bueno ehhhh. Muy propio de Harry Potter.


  2. terminalo por Morganaaaa!!!


  3. wauuuu me re compenetre con la historia la verdad tengo muchas ganas de ver como termina es lo qu espero
    bueno es la primera ves que escribo y la verdad te digo que vas a ser una gran escritora esta muy buena la historia
    suerte espero los ultimos capitulos pronto


  4. Hola pues gracias a arenablack a Pika y a tatiii por escribir, en realidad del ultimo cap esta escrito alrededor de la mitad, pero como empeze posgrado de reumatologia el tiempo lo tengo medido


  5. Sos genial



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: