h1

Capitulo 64 El Destino

El crepitar de las llamas de la chimenea solo iluminaba la silueta del gran sillón que estaba de espaldas a ella. Una figura encapuchada estaba sentada tomando una copa de vino tinto, a su alrededor pergaminos y mapas, en medio de todo una placa de bronce con símbolos extraños.

Michael Avery abrió la puerta y espero a ser invitado a pasar al interior de la estancia. Sus cabellos negros con vetas grises estaban pulcramente peinados y sus ojos negros miraban como un halcón todo a su alrededor. ¿Que escondía ese hombre que había sobrevivido al servicio de dos señores oscuros? mejor dicho ¿Como había sobrevivido y donde había estado en la segunda guerra mágica, cuando no acudió al llamado de Lord Voldemort? El mago lucia distinguido con su uniforme negro. En su mano llevaba un anillo con un sello, en donde se distinguía un león con un escudo. Sin duda curioso, un Slytherin, un mortifago……………………….un antiguo servidor de Voldemort, un sangre pura con todas las creencias fanáticas de los sangre limpia, portando un anillo con el símbolo de la casa enemiga, Gryffindor. Michael se llevo el anillo a los labios y lo beso. Ese símbolo nada tenía que ver con Gryffindor, ni tampoco tenía que ver con nada mágico. Ese anillo le correspondía por derecho, por ser quien era y Avery sabia también que esa llamada de Grindelwald tampoco era gratuita y su relación con ese anillo sin duda seria la respuesta para todo.

-Ven- dijo Grindelwald. Avery se acerco unos pasos y se dio cuenta que realmente el fulgor de la luz de la chimenea cuyas llamas se levantaban furiosas, junto con la capucha, no dejaban ver muy bien el rostro del mago, situación la cual no fue de su agrado, ya que el contacto visual era necesario para presumir intensiones y desenmascarar engaños. Como todo buen mortifago de la primera generación, era muy sensible al lenguaje corporal. Esa fue una de las primeras enseñanzas de Lord Voldemort, estudiar los gestos del enemigo. Y por lo visto Grindelwald lo sabia, ya que ocultaba su rostro de todos. ¿Qué esconde el mago más tenebroso en el último siglo? Porque a estas alturas, a Michael Avery le parecía un juego de niños todo lo que había vivido junto a Voldemort, comparado con Gellert Grindelwald.

-Maestro-Avery llego y le hizo una inclinación con su cabeza, en señal de respeto y sumisión.

-Me han hablado muy bien de ti Avery, tus actos te preceden. Y por supuesto tu apellido también- exclamó Gellert con su voz afilada como una cuchilla- Me dicen que eres un aristócrata, que tu familia se mueve en ambos mundos, que tienes acceso a muchos lugares…………..importantes………….para la corona inglesa, que posees influencias y que independientemente de tu bando, nadie………………….te tocara…………pierdas o ganes.¿ No es así?

-Así es mi Señor Grindelwald- contesto Michael- Mi sangre, mas allá del hecho de ser limpia, es ……………………importante. Nadie puede dañarme.

-Sabes que eso no se aplica a mi- contesto Gellert con acritud. Dejaría las cosas bien en claro con ese imbecil- yo siempre hago lo que quiero. Si deseo tu cabeza, la tendré- Avery siguió mirando con sus ojos oscuros a Gellert sin dejar mostrar su azoramiento.

-Supongo que es como dice, pero Usted sabe, mi señor- continúo Michael- que para controlar a los muggles necesitara aliarse con sus líderes y que yo soy un medio para eso. Lo ha dicho bien…………..mi apellido……………..me precede……………y mi titulo…………..también.

-Bien Avery- dijo Gellert- tienes dos misiones: la primera, comandar el ataque a Londres y el norte de Inglaterra, no te preocupes por la logística, los generales alemanes están sobre todos los detalles, iras para ser un símbolo, serás mi representante y me imagino que tu querida familia política y sus esbirros entenderán mi mensaje, la segunda cosa que tienes que hacer es……………..guardar esto en la cripta mas profunda de la Iglesia de la Temple. Es todo lo que queda………….ya ha sido leído………….analizado …………….y debe ser ocultado……….hasta que se vuelva a necesitar.

-¿Por qué una iglesia cristiana?- pregunto Avery con curiosidad. Gellert le dio la placa de bronce que brillaba debido a las llamas. Michael Avery pudo notar extrañas inscripciones en alfabeto ohgam- ¿Qué es?

-Porque a nadie se le ocurrirá jamás buscarla allí, solo a mi- dijo Gellert de manera críptica- y respecto a lo que es, digamos que no te diré nada, quizás mas tarde. Y espero que tu curiosidad o tu codicia no te traicionen. La placa tiene un sortilegio encima. No podrás tenerla mas de 24 horas encima. Así que mas vale, si te gustan algunas partes de tu cuerpo, que la escondas como te he dicho. Ah por cierto- esta vez Gellert sonrió- se me olvidaba. IMPERIO.

Los ojos de Avery se desenfocaron. Gellert se inclino un poco sobre la silla y luego empezó a reírse a carcajadas. Lo hubiese hechizado desde el principio pero le encantaba jugar con ellos primero. Eran tan estimulante.

-Es solo para asegurarme- dijo Gellert- En fin, esconderás la placa en la Iglesia de la Temple y olvidaras esta conversación. Luego te unirás al ejército alemán y ganaras Londres para mí.

0o0

-¿Qué crees que este tramando?- Hermione camino de un lado a otro. Vestía pantalón de cuero negro, botas negras, camisa negra y una capa negra, su cabello estaba recogido en un moño alto, en su cintura llevaba colgada su katana, esta preparada para la acción y también algo ansiosa, estrujaba sus manos una y otra vez. Eran aproximadamente las doce de la noche. Franz la había despertado de súbito, para decirle que se vistiese y que esperase la orden de ir a reunirse con Gellert.

-Es evidente que la batalla iniciara en unas horas- dijo Franz – hay mucha actividad en el castillo y todos los Deathcrows están preparados.- Franz Metzger esta vez había escogido vestir de uniforme negro igual que Hermione, una visera cubría su cabeza, Hermione lo miro fijamente, ahora mas que nunca Franz Metzger era la completa imagen de un oficial de las SS o de la GESTAPO, con su cruz de hierro en su cuello y las águilas adornando su uniforme. No busco la svástica, Hermione sabia que no la encontraría. No dijo absolutamente nada al respecto, a Franz los nazis le parecían tan repelentes como los Deathcrows- Esta vez no irán solo los oficiales, sino también la tropa. Y el sitio………….es Escocia…………no hay duda de ellos. Lo sentiste igual que yo…………esa tierra nos esta llamando a nosotros……..los Oscuros.

-Lo se- dijo Hermione en un murmullo- tú crees, Franz, de verdad crees que ellos también lo sintieron.

-Todos los sentimos Gracia- le dijo Franz- ahora siéntate y bebe algo, la espera no durara mucho. Gellert mandara por nosotros en cualquier momento a darnos instrucciones.

-Por fin- exclamo Hermione sentándose en un sillón- por fin sabré que utilidad le va a dar Grindelwald a las Reliquias de la muerte- ella cerro los ojos con fuerza, para de nuevo ir a su mundo de fantasías, donde sentía los labios de su amado sobre los suyos y escuchaba las alegres risas infantiles de sus niños.

0o0

La figura negra lograba ocultarse entre los largos y anchos corredores franqueados por muros de piedra, en medio de la noche, pasaba totalmente desapercibida. La Sra. Norris III, nieta de la peculiar gata que hacia mucho tiempo había deambulado a sus anchas en el castillo, merodeaba por el lugar y al sentir una extraña presencia arqueo su lomo y dejo que su pelambre se erizara, maulló sonoramente y salio despedida del sitio. Seth al ver el animal, simplemente tenso los labios, enseñando sus afilados colmillos, que apenan sobresalían de su boca pero eran igual de intimidantes que como si fuesen las grandes fauces de un felino. De nuevo hundió su cuerpo en el muro, mimetizándose con la piedra. El viejo conserje Filch llego presuroso seguido de la gata. Miro hacia todos lados y se encogió de hombros, observando a la gata con enojo le dijo.

-Sra. Norris, me has despertado por nada, ya no soy lo mismo, soy un anciano, necesito reponer mis energías durmiendo- El hombre, mas viejo y mas calvo que nunca, se encorvo un poco, desprendiéndose de su anterior agilidad como si fuese un mal chiste y se fue del lugar todavía quejándose de sus años y de la poca consideración que tenia la gente con su vejez.

El cuerpo de Seth de nuevo sobresalió de la pared y camino hasta la torre de Ravenclaw. De los dos, había elegido a la chica, pero no había ningún motivo en especial en ello, era solo porque era…………una chica. Cuando llego a la entrada de la sala común, el retrato de la puerta, un mago de aspecto medieval con una balaza en su mano, lo miro con aburrimiento y empezó a recitar la habitual adivinanza, cuya respuesta, si eras un digno miembro de la casa, abría esas puertas a la maravillosa sala común.

-Vivo y no existo, eternamente en la línea intermedia y………

-Un vampiro- Seth no lo dejo continuar con el acertijo, ya sabia por donde iba el asunto. La figura del cuadro levanto una ceja visiblemente molesta, pero debido a que había dicho la contraseña correcta, no tuvo más remedio que echarse a un lado. La figura alta y delgada de Seth atravesó un túnel y llego a la sala común de Ravenclaw, toda decorada con un impresionante mobiliario azul y grandes ventanales con una vista panorámica del lago. Se sentó en unos de los elegantes sillones, que había alrededor de la chimenea, por supuesto, escogió el mas alejado posible del fuego. Seth se entretuvo un momento contemplando las escaleras que llevaban a las habitaciones y entonces cerro los ojos, sus labios se tensaron de nuevo y dijo, con una voz seductora y espectral.

-Nym…………- los labios de Seth se curvaron en una discreta sonrisa- ven a ……mi.

-Ah- Nym se levanto intempestivamente de su cama con el corazón palpitándole a millones de latidos por minuto, observo a su alrededor y sus compañeras de habitación seguían dormidas. Su pecho se agitaba en continuas y profundas respiraciones. Su desazón poco a poco fue calmándose, había soñado algo……pero no recordaba exactamente de que iba el sueño. Solo que alguien…………..o algo…………..la estaba llamando.

Nym tenia puestas sus acostumbradas pijamas de algodón de pantalón y camiseta, que en ese momento lucían empapadas en sudor. Durmiendo a su lado, hecha un ovillo, estaba Elaine Malfoy abrazada a su antigua muñeca, Angélica. La bebe reposaba placidamente, no había sido despertada ni por la voz ni los movimientos de Nym.

Ese día Elie había llegado de muy mal humor después de haberse despedido de su madre, así que Molly que era la que habitualmente se encargaba de ella y visto que estaba muy atareada con el pequeño Franz, la había dejado con Nym, quien ya había terminado clases. Ella, como casi todos los niños de la comunidad mágica que estaban en Hogwarts y que seguro permanecerían en el castillo hasta que la guerra terminase, no tenia gran cosa que hacer después del final del año escolar, de esta forma Nymphadora Weasley, Dora, mejor conocida por todos bajo amenaza de muerte como Nym se convirtió en la nueva niñera de la traviesa Elaine.

Elie dejo alegre la torre de Gryffindory y emprendió animadamente su camino hacia la de Ravenclaw, no en vano había heredado la inteligencia de su madre y en algún grado lo temerario de su padre, así que no se asustaba ante lo desconocido, para ella era una pequeña aventura. A Elaine Malfoy le gustaban las cosas nuevas, explorar, curiosear, no era tímida, sino más bien algo extrovertida y ansiaba descubrir mundos nuevos a su despierta mente de dos años. Nym le había regalado a la pequeña pelirroja la única cosa que conservaba en Hogwarts de su niñez y que siempre la acompañaba desde que tenia uso de razón, a Angélica, su muñeca de trapo, con sus cabellos rubios peinados en forma de trenzas y sus mejillas coloreadas, ahora Angélica era la mejor amiga de la bebe. Esa muñeca es de las que nunca te defraudan, bien por ti, Elie. Nym sonrió por un instante al pensar en eso, la había regalado porque ya ella no estaba para muñecas, no después de que Teddy y ella se hubiesen besado, estaba creciendo, no mucho……..pero si lo suficiente para darse cuenta de que ya no era una niña. Se toco los labios con la punta de los dedos y volvió a sonreír. No habían mencionado el tema desde que había sucedido, de hecho el chico lucia un poco avergonzado con ella, Nym guardaba la esperanza de que seguramente se le pasara con los días. Con besos o sin besos, ella quería muchísimo a Teddy………….lo conocía de toda su vida. No podía molestarse por un tonto beso o ¿si?

Nym miro a Elie un momento, la niña seguía durmiendo tranquilamente, la chica suspiro aliviada, a sus compañeras de cuarto no les había caído muy en gracia compartir la habitación con esa niña inquieta, que quería tomar todo de las cómodas y jugar con los objetos personales, esa fue la otra razón de peso para regalarle a Angélica, para Elie que se entretuviera con la muñeca. A Nym no le disgustaba tanto que Elie rompiese algunas de sus cosas accidentalmente, no era muy apegada a los objetos materiales, bueno, siempre y cuando no fuesen sus libros y sus mapas. Además, le daba mucha tristeza la situación de la pequeña, con su madre literalmente secuestrada por los tipos malos. Después de mucho batallar y de contarle bastantes cuentos, Elie se había quedado dormida y la habitación de nuevo tuvo algo de paz.

Un escalofrió recorrió su espalda y tomo una bata de felpa para cubrirse con ella. De pronto sintió unas irresistibles ganas de bajar a su sala común. Antes de salir de su habitación, dudo un instante y miro de nuevo a Elie con su cabello rojo enredado destacando en la monocromia de la noche que envolvía la habitación. Bajo las escaleras y enseguida se arrepintió de estar descalza, el frió de la loza de piedra a sus pies era bastante intenso e incluso la sensación llegaba a ser molesta, enseguida sus dientes empezaron a castañear descontroladamente, cuando estuvo en la sala común, escucho algo susurrándole en su oído, que hizo que cerrase los ojos de pronto, profundamente cautivada.

-Nym- ella de pronto abrió los ojos intempestivamente y una especie de niebla negra recorrió su cuello y sus orejas, ella giro la cabeza hacia la dirección del sonido, sintiendo en el rostro un viento gélido que le penetro hasta el lugar mas recóndito de su cuerpo provocándole un poderoso estremecimiento. Con temor se dio cuenta de que no había absolutamente nada cerca que produjese ese sonido que ella había escuchado tan cerca. No veía absolutamente a nadie. Seth se materializo por un parpadeante segundo al otro lado de la chica, escondiéndose sutilmente de ella y le hablo nuevamente en el oído llamándola por su nombre. La forma del cuerpo de Seth se hacia física por unos instantes y de nuevo se transformaba en humo, a veces parecía que flotaba y otras simplemente no estaba. Por un momento solo apareció la silueta de su cara, con sus espectrales labios cerca del blanco y frágil cuello de la niña, moviéndose voluptuosamente para pronunciar cortas palabras.

-Pequeña…………Nym- ella se sobresalto mas aun y de nuevo giro hacia el sonido para no encontrar absolutamente a su lado. Nym tenia todos los vellos del cuerpo erizados y realmente empezó a preocuparse, si era cierto que estaba soñando, era mas pesadilla que sueño, por lo inquietante y vivido del asunto. De pronto sintió mas frió aun del que tenia, lo cual era muy raro, porque estaban en Junio y además la chimenea estaba encendida, o eso era lo que suponía, de pronto observo que del fuego de hogar, solo quedaban algunas brazas, un vaporcillo empezó a salir de sus fosas nasales y de alguna forma el frió se hizo realmente insoportable.

-Nym- una niebla negra la atravesó y tomo forma frente a sus ojos. La boca de Nym se abrió asombrada describiendo un perfecto círculo. En segundos frente a ella, un joven alto, de cabellos largos negros con gruesos mechones que ocultaban unos ojos que permanecían fuertemente cerrados, vestido completamente de negro, poseedor de una piel blanca y traslucida, se materializo frente a ella. Nym sintió que no podía mover un solo músculo, que de hecho algo le estaba impidiendo que moviese una sola parte de su cuerpo, se sentía encantada y así mismo como algo hipnotizada. Las facciones del chico eran irresistiblemente hermosas, su piel brillaba en la penumbra que había en la sala común, era tan blanca …………….y sus venas se veían por debajo de ella…………..era como si fuese………….un ser sobrenatural. Sus ojos vagaron por la silueta del ser que tenia en frente hasta clavarse en sus ojos, Seth abrió sorpresivamente los suyos, cuyo iris era rojo sangre, Nym gimió asustada y Seth simplemente sonrió de vuelta, enseñándole a la chica sus colmillos.

-Por Merlín- dijo Nym, intentando buscar su varita entre sus ropas- Un vampiro……..como rayos entraste a aquí- al parecer ya Nym había salido del extraño hechizo que la había obligado a encontrarse con ese ser demoníaco y visiblemente temblorosa lo apunto con su varita.

-Nymphadora…………..- dijo Seth con su tono de voz tan provocativo y a la vez tan gélido. Nym sintió de nuevo bajar la temperatura en la habitación- baja la varita, he venido a buscarte para que me ayudes con los otros dos.

-¿Quién eres?- pregunto ella sin dejar de apuntarlo

-Seguro que haz oído hablar de mí- contesto el vampiro, esta vez sin desplegar sus dones magnéticos hacia la chica. El juego había terminado tan rápido como empezó- Soy…………Seth.

Nym frunció el ceño y levanto una ceja. Seria posible que…………….fuese el mismo Seth……………el de los cuentos de su padre…………..ese que había conocido en el polo Norte. ¿No y que supuestamente………..habían destruido a todos los vampiros? Además que siempre que lo mencionaban hablaban de la tía Hermione y de pronto……la narración se tornaba confusa………..su padre descomponía la cara y se negaba en redondo a seguir dando detalles……………..solo concluía que ……………………………….el vampiro Seth había sido destruido…….y de la tía Hermione no mencionaba mas nada. Nym dejo de hacer elucubraciones y se concentro en lo importante. El extraño chico que tenia frente a ella, afirmaba ser un vampiro y no cualquier vampiro, sino el archifamoso (o por lo menos para ella y su hermano) Seth.

-¿Qué quieres?- pregunto Nym todavía con desconfianza. Su cabello rojo claro estaba suelto cayéndole hasta la mitad de la espalda, lucia algo despeinado y sus ojos celestes miraban con temor al vampiro.

-A ti- dijo Seth, vio el azoramiento de la chica pelirroja y escucho su corazón acelerarse. Esa era la típica reacción de los humanos, totalmente predecible, sabia lo que la joven estaba imaginándose, decidió ser un poco compasivo para ganarse la simpatía de la niña y agrego con burla- Tranquila, no te morderé………aunque créeme……..tengo la certeza de que me gustaría mucho tu sangre……roja como el color de tu esplendido cabello. Digamos que me han prohibido tocarlos, a ti, a tu hermano y por supuesto a los hijos de mi amiga Hermione Granger.

Nym seguía observándolo con detenimiento. En su cabeza resonaban los halagos del vampiro. Era cierto lo que había leído, esos seres utilizaban un encanto especial para apoderase de sus victimas, algo así como algún tipo de seducción. Y por ello, quizás ella se sentía demasiado atraída por ese vampiro adolescente. No era lo mismo que sentía por Teddy, era mas bien como una atracción de esas en donde te mueres de miedo………….donde…….sientes la adrenalina corriendo por todo tu cuerpo. Nym meno la cabeza de un lado a otro, leer libros románticos sobre vampiros y humanos le estaba tostando las neuronas. Quizás era mejor volver con las historias de cuentos de terror. Seth no era ningún héroe romántico………….era un vampiro……….de esos que ………………SI………….chupan sangre…….Ah y SI …….tienen colmillos.

-¿Eres amigo de la tía Hermione? Yo pensé que ella te había destruido………mi padre- dijo Nym bajando la varita todavía sin hacer gala de mucha confianza.

-La historia es larga y sin duda……………Ron Weasley no lo ha contado todo como fue. Nunca lo podría hacer…….pero en fin. No te interesa- dijo Seth con amargura. Ese día, al igual que Ron Weasley y Draco Malfoy, él también había perdido algo………….allá en el norte…..la oportunidad de ser mas poderoso que cualquier vampiro o cualquier mago…………..Pero no importaba………..al parecer…………fue necesario para asegurar la libertad de todas las criaturas sobrenaturales como él, su independencia de las Tinieblas. Además después de todo no le había ido tan mal, había dado un paso adelante para los de su especie, descubriendo que podía poseer un cuerpo sin necesidad de una mordida o de compartir la sangre. Y el cuerpo que poseía ahora, a un nivel físico, era mejor que el de Hermione, mucho más joven, pero sin embargo……………se habían perdido tantas posibilidades grandiosas con Hermione. A diferencia de lo que la gente pudiese imaginar, los espíritus vampiros como Seth con cuerpo o sin él no eran intrínsecamente malvados, estos desconocían completamente de los conceptos del bien y el mal, eran oscuros porque no soportaban la luz, pero estaban completamente fuera de la ética humana y eran decididamente……………..muy inteligentes………………..y ………………………..amorales.

-¿Qué quieres?- a Nym le pareció justo repetir la pregunta. La conversación se había tornado muy vaga.

-Debemos ir a un lugar en este castillo a tomar un objeto mágico poderoso. Pero no quiero decir nada más. Debes ir conmigo, debemos buscar a tu hermano, Fred Weasley y a Elaine Malfoy- dijo Seth.

-Elie esta conmigo- exclamo Nym para luego arrepentirse. Había sido muy imprudente de su parte, todavía no sabia si ese ser era amigo o enemigo, se tapo las manos con la boca y el gesto de sorpresa no le paso desapercibido al vampiro.

-Tráela- ordeno Seth secamente. Miro a Nym con sus ojos rojos de manera muy intensa y la chica se ruborizo.

-No……….es que mi abuela me matara…………..sin duda va a regañarme. La estoy cuidando- dijo Nym

-Los padres de Elie no están. Draco Malfoy y Hermione Granger se preparan para el gran enfrentamiento final. Esa niña ha sido confiada a mí por un poder superior al de cualquier humano. Yo soy su protector. Nada dañara a la vidente roja mientras yo la proteja. Los hados me guían y el destino nos llama. De prisa Nymphadora, nuestra aventura comienza aquí. No puedes negarte, no quisiera tener que obligarte- Seth la apuro y Nym corrió algo asustada escaleras arriba a cambiarse de ropa y a tomar un bolso con alguna ropa para ella y para la niña. Se vistió lo mas disimuladamente que pudo con jeans y una camiseta blanca, se coloco una chaqueta rosa encima y tomo a Elie entre sus brazos, por supuesto tampoco se olvidó de Angélica. Nym miro de nuevo a la muñeca con algo de melancolía, la metió en la mochila y emprendió la marcha. Salieron de la Torre de Ravenclaw sin que nadie se percatase de su presencia o de su ausencia, enseguida enfilaron por los más solitarios corredores del castillo. Como a Nym le tocaba esa semana tener el Mapa de Merodeador, no fue muy difícil esquivar a los miembros de la Orden del Fénix que vigilaban algunas zonas del castillo. Caminaban muy lento, ya que a Nym se le dificultaba caminar con Elie en brazos, la mochila y el mapa en una mano.

-Bien ahora que hacemos- dijo Nym mirando con temor a Seth que era mucho mas alto que ella. Le llamaba la atención que era muy joven, prácticamente como un chico de su edad, solo la estatura era comparable a alguien mayor, de resto Seth no era muy diferente a Fred o a Teddy. Elie seguía profundamente dormida con la boca semiabierta babeando sobre el hombro de Nym.

-Ir a buscar a tu hermano- dijo Seth.

-No me has dicho porque nos buscasteis a nosotros- pregunto Nym perentoriamente- ¿Qué es lo que esta pasando?

-Lo sabrán a su tiempo- respondió Seth, doblaron una esquina y llegaron a retrato de la Sra Gorda.

-Espérame aquí- dijo Nym pero Seth le impidió que se moviese. Nym sintió el frió atravesando su brazo, cuando los dedos de Seth se cerraron sobre este. La chica miro al vampiro con aprensión, y él suavizo el agarre, pero solo un poco.

-Dame a la niña- exigió el vampiro y a Nym se le pusieron los vellos de punta. Seth la miro de nuevo de esa forma tan peculiar y Elie entonces despertó, miro un poco sorprendida a Nym y luego al vampiro, la bebe hizo un puchero cuando vio a Seth pero no lloro ni nada por el estilo.

-No puedo- dijo Nym con la voz ahogada. Entonces Seth le soltó el brazo a la chica y se enfrento a la bebe pelirroja, quien lo observaba atentamente con sus ojos gris acero.

-Elaine Malfoy, se que no te gusto, pero sabes que es necesario, ya lo has visto, así que ven conmigo. Elaine- el vampiro llamo a la pequeña y Elie después de un momento de duda le echo los brazos al cuello, el vampiro tomo el pequeño y frágil cuerpo y lo estrecho. A Nym literalmente se le aflojaron las piernas cuando vio a la pequeña niña en brazos del vampiro, sus manos le empezaron a sudar, Seth trato de bajar el nivel de la tensión del momento y desplegó todos sus encantos para tranquilizar a la chica. Elie iba bien abrigada y estaba envuelta con una manta, sin embargo sus dientecitos le empezaron castañear del frió, Seth entonces se la separo un poco del regazo y apuro a Nym.

-No es muy bueno que esta niña permanezca mucho tiempo a mi lado. Se va a enfriar, así que apúrate. No te preocupes no le haré daño- le dijo Seth. Nym con los ojos abiertos como platos susurro la contraseña de Gryffindor al retrato de la Sra. Gorda, la que le había dado Fred para casos de emergencias y lo fue a buscar.

Corrió por las escaleras que conducían a las habitaciones de los chicos, llego a las de segundo año y enseguida diviso a su larguirucho hermano entre los demás.

-Fred- Nym lo llamaba en voz baja- Fred, despierta………Fred.

Fred despertó pero antes de que pudiese decir algo, Nym le tapo la boca.

-Fred, estoy metida en un lió que ni te cuento. Necesito de tu ayuda inmediatamente, vístete en silencio……..toma tu varita y sal de la sala común, te estaré esperando frente al retrato de la Sra. Gorda- Fred miro a su hermana quien parecía mortalmente asustada y asintió. Nym le quito la mano de la boca con duda.

-Nym, acaso te volviste loca, yo……………..- la boca de Fred nuevamente se vio cerrada por la pequeña mano de su hermana, esta vez la tomo de la muñeca y se la quito de encima.

-Sssshhhh- dijo Nym en susurros- vas a despertar a todos. No tardes.

Cuando Fred salio de por el retrato de la Sra. Gorda, vio a Nym con Elie medio dormida en brazos y una figura extraña a su lado. Cuando observo bien y su vista reconoció los afilados colmillos, apunto con su varita.

-Nym……………..es un vampiro- grito Fred sintiendo que el frió se apoderaba de su cuerpo y una extraña sensación de adormecimiento le embotaba la mente. De pronto sacudió su cabeza, alejando todas esas sensaciones extrañas. Miro al vampiro quien permanecía de brazos cruzados, con una expresión inescrutable en la cara- te destruiré si mordiste a mi hermana o a Elie.

-Eso es si logras encontrarme- dijo Seth retándolo

Seth se movió en una fracción de segundo y se pego como una araña en el muro que estaba detrás de Fred quien miraba a todos lados buscándolo, cuando se giro y lo vio colgando de la pared boca abajo, literalmente pegado a ella, dio un respingo y de nuevo lo apunto. Seth repto por la pared hasta el techo, gateaba como un animal y se burlaba de la expresión de perplejidad de los chicos que veían como el vampiro rompía con todas las leyes de la física, gateando sobre la pared y el techo. Elie seguía dormida. Seth se aburrió de la demostración de habilidades vampiricas y simplemente se soltó del techo para caer de manera limpia al lado de Fred quien se aparto de manera brusca, sin dejar todavía de defenderse.

-Tranquilízate Fred, no nos hará daño- dijo Nym tratando de mostrarse segura- Quiere llevarnos a la Cámara de los Secretos.

-No podemos entrar allí- contesto Fred, bajando su varita, vio que su hermana llevaba un bolso en el hombro y trato de quitárselo para aligérale la carga. Tomo la mochila, la abrió y metió algunas cosas que había traído con él, el frió hacia que no sintiese las manos, así que le costaba un poco abrir el bolso, el chico sabia que eso era provocado por la presencia del vampiro. Dirigió su mirada al vampiro por un momento y luego enfrento a su hermana- lo hemos intentando muchas veces, no podemos.

-Seth dice que ahora si lo haremos- exclamo Nym mirando de reojo al vampiro, quien no se había movido de su posición, expectante, vigilando absolutamente todo.

-Seth- dijo de pronto Fred y luego algo asombrado agrego- Ese es …………Seth. Vaya ……..y ¿Qué paso en el polo norte?- Nym se encogió de hombros. No tenían ninguna explicación y al parecer el vampiro tampoco estaba muy dispuesto a dársela.

-Debemos ir a la Cámara de los Secretos- mascullo Seth.

-No pienso ir allí sin Teddy- dijo Fred- tendremos que buscarlo en su sala común.

-Iremos a la entrada de la cámara- esta vez Seth hablo, con ese tono de voz gutural, seco, frió e imperturbable- no podemos retrasarnos mas.

-Pero…………..- dijo Nym, a quien la sola mención de Teddy la había hecho sentir ligeramente emocionada- Teddy……

-No hay tiempo- Seth entonces reanudo la marcha, con los tres pelirrojos detrás de él.

0o0

-Capitana Andrews- el ruido de la puerta se hizo insistente, una joven muy delgada se removió sobre el pecho de su corpulento compañero de cama o más bien de catre, ya que eso era exactamente el mueble en donde estaban acostados uno sobre el otro- capitana Andrews.

Janie intento abrir los ojos pero no podía, estaba demasiado cansada, intento moverse pero enseguida sintió las manos de Theodore apresándole la cintura, intento escurrirse debajo de estas y no pudo. Abrió los ojos y vio la hora en el reloj mágico que había sobre su mesa de noche, regalo de Theo, eran la una de la madrugada.

-Capitana Andrews, es urgente- el tono de voz se hizo mas perentorio. Janie movió su rostro y observo por un momento su pequeñísima habitación, iluminada solo por una lampara de aceite. La estancia estaba muy desordenada, había manuales y mapas desperdigados por todas partes, papeles arrugados, unas mascaras antigases, un espejo pequeño con algunas fotografías familiares pegadas, dos pares de botas militares tiradas al descuido y bastante ropa de Theo y de ella sobre el suelo. Las imágenes de las horas anteriores pasaron por su cabeza y lograron sacarle una sonrisa.

-Capitana Andrews.

-¡Diablos!- Janie esta vez obligo a Theo a quitársele de encima- Déme un minuto por favor.

-¿Qué pasa? No es tu turno- protesto Theo con voz adormilada, intentando atraerla- ven aquí pequeña todavía me quedan muchas cosas por hacer contigo. Ni siquiera hemos llegado a ese asunto en concreto.

Theo de nuevo la atrapo con sus brazos y se la coloco a horcajadas encima de él. Ella tenia una pijama de short y camiseta pegada de tirantes finos, él no tenia absolutamente nada de ropa puesto. Levanto un poco el torso para de nuevo apresar sus labios con los de ella. Janie cerró los ojos y abrió la boca, dejando entrar a esa exquisita lengua para que explorase todos sus recovecos. Sus manos recorrían extasiadas el pecho de Nott, dándole delicados rasguños que le sacaron suaves suspiros a él. Theo tomo con sus manos las caderas de la chica y empujo su pelvis contra la de ella, dejándola sentir la envergadura de su pasión a través de la ropa. Desde su mutua declaración y en medio de toda esa absurda guerra, que les había servido de afrodisíaco, pues ella y Theo le estaban poniendo empeño a eso de conocerse lo más rápido posible antes de que todo se fuera al diablo. Como dirían los veteranos, típico romance de tiempos de guerra. Pero a pesar de todas las caricias y todos los besos de esa noche, todavía ella seguía siendo técnicamente virgen, ya que Theo estaba dedicado a enseñarle todos los deliciosos preliminares primero, por lo menos Janie esperaba que al amanecer hubiesen superado ese pequeño asunto.

-Capitana Andrews- de nuevo la llamaron. Janie sentía las manos de Theo colándose debajo de su camiseta, acariciándole su espalda y sus pechos. Cerró los ojos y se mordió la lengua para no dejar escapar un gemido, después de darle un lánguido beso chupando su labio inferior, ella se separo como pudo de Theo, quien viendo el azoramiento de la chica solo atino a reírse por lo bajo.

-He dicho que espere un minuto- grito Janie a la puerta del pequeño camarote que era suyo y que desde hacia unas escasas horas compartía con Theodore- mejor dicho, espéreme en la sala de conferencias, no tardare.

Janie se vestía rápidamente y miraba con reproche a Theodore, quien la observaba desde la cama, con la sabana ocultándoles sus atributos masculinos y la cabeza apoyada sobre sus manos.

-Te ves especialmente provocativa cuando te molestas- le dijo Theo con su voz ronca- Que lata que te llamen a esta hora, al parecer tendré que esperar veinticuatro horas más.

-Deberías ir conmigo- le dijo Janie mientras se ponía una chaqueta- si me despiertan a esta hora es que algo importante esta sucediendo en la ciudad, vístete- Janie le tiro unos pantalones y Theo se levanto de la cama, dejando ver su perfecta, esculpida y desnuda humanidad de casi dos metros de estatura en todo su esplendor. Janie aparto la vista mascullando un “Demonios” y él de nuevo empezó a reírse.

-Me da gracia- dijo Theo mientras se vestía con la mayor lentitud posible para suplicio de ella, que desviaba su mirada continuamente, para no caer en la tentación de quedarse en esa cama hasta el amanecer con él.

-¿Qué te da gracia?- pregunto ella ajustándose la correa de las pistolas.

-Eres la virgen mas ardiente que he conocido en mi vida- comentó Theo, ella lo miro estupefacta.

0o0

Al llegar a los baños, se llevaron una gran sorpresa, el lavabo estaba abierto en par en par y Teddy Lupin quien curiosamente estaba completamente vestido como si fuese a salir a algún sitio, estaba frente al gran lavabo de piedra, observando el gran agujero que habían donde anteriormente lo único que estaban eran los lavamanos. El cabello del chico esa madrugada lucia su castaño habitual y sus ojos dorados estaban exorbitados. Parecía medio dormido por la expresión de su cara.

Nym miro a Fred con desconcierto y luego le dijo a Seth, quien observaba al chico ansioso.

-Es nuestro amigo, por favor no te lo comas-pidió Nym con bastante azoramiento.

-Yo no me como a nadie- dijo Seth sin ocultar su fastidio- simplemente me alimento de su sangre. Aclaremos algo infante, en realidad yo no estoy metido en esto por gusto. Digamos que es un mal necesario. Pero si le voy a hacer asco a un poco de sangre joven, cada vez que algún humano me lo pida…………no voy a hacer grandes progresos como vampiro.

-Por favor- pidió Nym.

-No- exclamo Seth con su voz sepulcral, miro a la chica.

-Te lo pido-Nym estaba a punto de llorar- si le haces daño me tendrás que matar porque no hare nada de lo que me pidas.

-Bien, espero que sepa comportarse- Seth se adelanto y paso una mano enfrente de la cara de Teddy, quien ni siquiera parpadeo.

-Esta dormido- confirmo el vampiro.

-Teddy es sonámbulo- asevero Fred.

-¿Cómo que sonámbulo?- pregunto Nym- lo conozco de toda la vida, no puede ser.

-Si es cierto, lo conoces de toda la vida, pero yo soy el que duerme con él en las vacaciones- bufo Fred- si quieres podemos cambiar puestos este verano- Nym se ruborizo toda- solo tenemos que despertarlo con calma.

-Teddy- Nym le tocó un hombre- Teddy…………despierta- esta vez lo agito con un poco de fuerza. Teddy parpadeo y luego la miro bastante desconcertado.

-Nym……………..¿Que diablos……?- entonces al ver la habitación supo inmediatamente en donde se encontraba y la expresión de desconcierto paso a asombro cuando vio la entrada de la cámara de los secretos completamente abierta- ¡Rayos y centellas! ¡Esta abierta! Pero ¿Cómo?…..

-Eso mismo íbamos a preguntarte- contesto Nym. Teddy meneo la cabeza en un gesto de ignorancia.

-Yo lo puedo decir…………..- entonces la figura fantasmal de Mirtlye la Llorona apareció por el grifo de un lavamanos.

-Explícate- dijo Seth de nuevo con su voz gélida. Teddy pego un salto al ver al vampiro y casi saca su varita para hechizarlo, pero Fred le aguanto la mano, negándole con la cabeza. Teddy mascullo muy bajo un “Diablos” y “En que lío se metieron ahora……..y lo que es peor……sin mi”.

-Hace tres días, el colegio tembló, efecto de un sortilegio maravilloso, algo nunca visto en todos mis años de fantasma…………………al parecer ese sortilegio especial rompió con algunos encantamientos protectores del colegio…… ustedes son los primeros que la ven abierta……….aparte de Harry y sus amigos hace muchos muchos años……Harry ya no me vista…….pero no se………….solo soy un fantasma- Mirtlye empezó a llorar sonoramente- no se abrió en ese momento, a pesar de que todo el baño tembló y se estremeció, sino hasta ahora, justo cuando llego el chico malo……….

-¿Qué hizo?- pregunto Nym curiosa, miro de reojo a Teddy- ¿Que hizo el chico malo?- solo se escucharon las quejas veladas de Teddy y Fred. Nym les dirigió una mirada asesina- Sshh, cállense los dos.

-Solo le dijo a la cámara que se abriera- respondió de nuevo Mirtlye. El fantasma resplandecía a la luz de la luna con un brillo mortecino plateado.

-En que idioma……querida Mirtlye……¿Fue en parsel acaso?- pregunto de nuevo Nym amablemente.

-No ………..para nada. Yo he escuchado parsel anteriormente, y no era parsel, yo le entendí completamente sus palabras…………….él dijo ábrete y los lavabos se retiraron- Esta vez Mirtlye se fue velozmente por uno de los desagües. No le gustaban los interrogatorios y menos, cuando ella no era el tema principal de conversación. El agua salpico por todos lados y los chicos se apartaron con algo de asco.

-Bien la única explicación posible de todo esto es simplemente que…………el sortilegio que inundo al castillo hizo que el encantamiento de Slytherin se rompiese o se modificase, es decir……..ahora no es necesario que alguien hable parsel para que se abra la cámara, solo llegas y le pides que se abra- Nym fruncía el ceño analizando la situación- suerte que nadie se dio cuenta, cualquiera puede entrar ahora.

-Creo que la cámara de los Secretos……………..- dijo Fred.

-Ya no será mas la cámara de los secretos- termino la frase Teddy y vio por un momento a Nym- ¿Qué hace Elie contigo? No seria mejor que la regresaras a la cama.

-Es cierto- dijo Fred visiblemente preocupado- Es muy chica, además sus padres la dejaron al cuidado de la abuela. Si algo le pasa no es solo nuestra responsabilidad, es la de toda la familia Weasley.

-Elaine Malfoy debe ir con nosotros- dijo Seth. Teddy lo miro con bastante curiosidad.

-Pero……………- Fred iba a protestar pero el vampiro lo interrumpió de nuevo.

-Elaine Malfoy ira con nosotros y es mi ultima palabra- la voz de Seth se escucho fría y macabra. De nuevo los chicos se sintieron sobrecogidos.

-Alguien puede explicarme que rayos estan haciendo aquí- Teddy se revolvió el cabello y miro de nuevo a Seth- y ¿Qué diablos están haciendo con un vampiro?

-Es Seth, Él me busco- contesto Nym- parece que tenemos que buscar algo en la Cámara de los Secretos.

-¿Seth?- Teddy también conocía la historia y miro de pies a cabezas al vampiro, este, quien había adquirido algunas expresiones gestuales humanas del cuerpo del chico que había poseído, simplemente rodó los ojos exasperado. Al parecer su fama lo precedía- no parece un Seth. ¿Estamos hablando del mismo Seth?

-Soy Seth- el vampiro dejo que su voz silbara, sin que en ningún momento dejase de sonar intimidante y siniestra- el de los mil nombres, el grandioso Seth, el vampiro.

-Bien……bien …..eres Seth, me convenciste ¿Qué objeto hay en la cámara?- pregunto Teddy medio estremecido con ese tono de voz tan espectral y esos ojos rojos mirándolo con………algo parecido al ….¿Hambre?

-El objeto que escondió tío Harry, ¿Recuerdas? el motivo principal que quisiésemos entrar desde el principio. ¡Despierta las neuronas Teddy!- dijo Fred con sarcasmo- al parecer este vampiro sabe su función y al parecer nosotros tenemos que encontrar el objeto y ………y………

-Entremos de una buena vez…………..cuando lleguemos……….la verdad les será develada- contesto Seth.

0o0

-Como te sientes- Bill se sentó en la mesa en medio de la cabaña en la que habitaban él y Pansy en el Bosque Prohibido- deberías descansar un rato.

-Estoy bien, dormí toda la tarde- dijo ella mientras se preparaba un té, le ofreció la taza a Bill, quien lucia bastante agotado después de vigilar todo el día la planicie de Badon, donde supuestamente se llevaría a cabo la batalla. Pansy lo estaba esperando, no le importaba quedarse en vela toda la noche. Le dio la taza de te a Bill y preparo otra para ella. Se sentó a su lado y apoyo su cabeza contra su hombro, él la abrazo, acerco su rostro al de ella y de nuevo se besaron.

-Quisiera que no lucharas- dijo de pronto Bill- me preocupan tú y el niño. No quiero que les pase nada.

-Iré a esa batalla contigo. Nuestro destino es estar juntos………….si vamos a morir, lo haremos juntos, no hay mas que discutir. Además el pequeño Arthur-………. dijo Pansy.

-O la pequeña Bella- dijo Bill riéndose. Pansy hizo un puchero, ella quería un varón- no te olvides que puede ser niña.

-Bueno te aseguro que estaría orgulloso de nosotros, Bill- dijo Pansy- sobre todo de ti Bill………..sobre todo de ti.

-Charlie me escribió…………esta con Fleur y las niñas- dijo Bill suspirando- las chicas preguntan mucho por mi………….creo que deberé verlas ………….en algún momento………..quizás escribirles.

-No te preocupes- dijo Pansy- le he escrito a Fleur y le he dado los detalles de tu transformación. Me ha respondido que espera que estés bien y que tus hijas simplemente están esperando a su padre……….como sea que sea……….lobo………hombre………cualquier cosa. Te adoran Bill y lo sabes.

Bill la miro un poco estupefacto, no se imaginaba a Pansy y a Fleur escribiéndose y mucho menos sosteniendo una conversación. Pero en realidad seguro que eso precisamente harían, las dos eran demasiados finas y educadas, así que serian muy diplomáticas en su trato. Todavía no había hablado del asunto Pansy con Fleur y tenia la sensación que su ex mujer también tenia una sorpresita para darle. Estaba seguro que si Fleur hubiese ido a Hogwarts de seguro hubiese sido Slytherin, a veces podía ser una mujer bastante complicada, y podría malinterpretar ese asunto como una infidelidad, cuando en realidad no fue así. Pansy, a pesar de ser terca como una mula, era muchísimo mas tolerante con los cambios, mas flexible y a pesar de ser menor que la francesa, era de alguna forma mas madura que ella, pero apartando los demás asuntos, el bebe de Pansy y sus niñas con Fleur eran medio hermanos, así que seguro las dos mujeres buscarían la forma de convivir en paz toda su vida, ambas eran demasiado practicas.

-Tranquilo- dijo Pansy- no le comente nada de nuestra relación, ese es tu trabajo Bill. Pero al parecer ella ya lo sabía, me ha felicitado y me ha dicho que eres un buen hombre y que fuiste muy buen marido, que me desea lo mejor. De verdad tenia un concepto muy errado de Fleur Delacour. Parece ser una mujer muy razonable.

-Fleur es una buena mujer- dijo Bill un poco sorprendido, eso solo podía significar que Fleur le estaba abonando el terreno para decirle que estaba con alguien mas. Pero ¿Quién? Lo único bueno es que se sentía menos culpable, pero no dejaba de preocuparse, quería saber quien seria el padrastro de su hijas- se merece lo mejor. Pero a veces no es nada razonable, veremos cuando nos veamos que tiene que decirme. Ella es una mujer valiente a su modo, pero sinceramente no creo que hubiese tenido las agallas para estar con el hombre lobo. Ese merito es todo para ti, Alexandra Parkinson.

-Por supuesto- dijo ella dándole un corto beso en los labios- y eso es porque sabes que si te pasas de la raya, yo soy la única que puede darte un buen escarmiento- dicho esto le enseño su mano de donde salían unas pequeñas chispas azuladas, ambos rieron un rato. De pronto se quedaron callados, Harry, Ron y Draco entraron a la pequeña cocina.

-Pensé que estaban durmiendo- dijo Ron – creo que hoy el insomnio es generalizado.

-Están tan nerviosos como nosotros- comento Harry – eso es todo- Fue hasta la sala en donde estaba Ginny dormida en un sofá, sin importarle nada, se enrollo con ella allí y ambos jóvenes se abrazaron.

-Creo que iré por Luna, no nos hace mal charlar un rato- comento Ron un poco ansioso.

-Creo que esta en la tienda azul que esta al lado de la acacia justo al salir de la cabaña- comento Bill- quédate con ella. No te molestaremos hasta que sea necesario. Ustedes se merecen su rato juntos.

-Gracias- Ron salio apresurado de la cabaña.

-Pansy- dijo Draco sentándose frente a ella- Bill Weasley y yo hemos hablado y creo que convendría que te quedases quieta en Hogwarts. No queremos que te expongas en la batalla.

-Ya tome una decisión. Voy a ir- dijo ella mirando con determinación hacia Draco.

-Pero……………- al ver la mirada de Pansy dejo de hablar- Bien- Draco sabia cuando darse por vencido. Se levanto de la mesa, le dio un beso en la frente a la bruja de cabello negro y fue directo hacia la puerta.

-Gracias por intentarlo- le dijo Bill Weasley acompañándolo a la salida- a mi no quiso escucharme.

-Espero que ella sepa lo que hace- bufo Draco saliendo de la cabaña- en realidad espero que Elie cuando crezca no sea tan complicada como Pansy y Hermione, esas dos me va a dar un infarto un día de estos- Draco salio y se fue a reunir con el resto de la Orden que estaba echados alrededor del fuego, tratando de descansar. Se iba a dedicar a contar las horas, faltaba poco para que todo finalmente acabase.

0o0

Todos bajaron por la cañería y pronto estuvieron en una especie de cueva, podía ver pedazos de cuero, que suponían eran una antigua mudada de piel del basilisco que había destruido Harry Potter hacia casi 20 años. Nym miro con asco la piel, Teddy se situó a su lado y se ofreció a cargar a Elie, quien estaba bien quietecita mirando todo alrededor. Nym le dio la niña:

-¿Estas asustada?- pregunto Teddy, mientras cambiaba su color de cabello a violeta para profunda satisfacción de Elie, quien empezó a reír.

-Si- dijo ella en un susurro, evitando contacto visual con él. Se sentía turbada por la presencia del vampiro pero con Teddy era puro encandilamiento.

-Tranquila- Teddy le ofreció una sonrisa que ella correspondió al verlo de reojo- Yo estoy contigo y no dejare que nada te pase.

-Es ridículo- dijo ella- tantos meses intentando entrar y ahora me estoy muriendo de miedo.

-Comparto la idea- contesto Teddy.

-Y yo también- concluyo Fred que estaba atento a la conversación entre su hermana y su mejor amigo.

Pronto llegaron a la entrada de la cámara, de aspecto redondo, como la escotilla de un barco, pero esta estaba abierta, los chicos la traspasaron todavía con la duda reflejándose en sus caras y vieron la gran sala ante sus ojos con sus fuentes de agua y destacando sobre todo, la estatua de Salazar Slytherin con la boca abierta dominando la plataforma central de la estancia que estaba revestida con losas de mármol pulido de tonos grises y verdes, debajo de esta algunos dientes del basilisco, uno que otro huesos desperdigados, otra muda de piel y sobre un pedestal, una vara, un báculo, con una piedra negra en su extremo, muy parecido a las bolas de cristal de la profesora Trelawney.

-¿Eso es lo que estaban escondiendo?- dijo Fred. Nym miraba también asombrada el objeto mágico, se veía que desprendía poder y también ejercía una extraña atracción sobre ellos,

-¿Qué es esa especie de vara?- le pregunto Nym a Seth, de pronto dos haces de luz incidieron sobre la plataforma central, los chicos parpadearon, esa luz era aun mas atractiva que la vara que se encontraba en el medio de la estancia, la luz se fue haciendo un poco mas tenue y dos formas humanas se pudieron observar.

-Los ángeles- dijo Elie asombrada mirando el espectáculo, luego giro su carita a la de Teddy y repitió- son los ángeles……..buenos.

-Elaine ellos no son angeles…tranquilos……no les harán nada- dijo el vampiro- pero deberían acercarse. Lupin puede ir hasta ellos para que lleve a la niña- sabia el nombre del chico por sus poderes mentales, aunque estos eran bastante sutiles comparados con los de Theo Nott, pero lo suficiente como lograr extraer el nombre de la cabeza de la chica.

Seth se mantuvo lo mas apartado posible de las luces y los chicos con algo de timidez empezaron a caminar sobre el sendero de mármol franqueado por dos estanques de agua turbia, que conducía a la plataforma central. Llegaron a esta y las dos formas de luz caminaron rápidamente hacia ellos.

-Os saludamos mago de los cinco elementos- dijeron los dos a coro. Los chicos podían distinguir una voz de mujer y otra de hombre, ambas claras y cantarinas- mucho tiempo hemos esperado por este portento y al final…………….todo se cumplirá tal cual como ha sido escrito.

-No entendemos nada- dijo Fred- ¿Quiénes son Ustedes?

-Zolan y Elya……o si quieren Zacharias y Elaine………somos Los Guardianes de la Luz- dijo el hombre- Mi compañera Elya y yo………….somos los encargados de vigilar las puertas de la escalera arcana, a donde van todas las almas, a donde pertenecen los espíritus y en donde habita todo lo intrínsecamente bueno. No somos humanos………..tampoco espíritus ni almas……………….solo somos energía animada………….procedente del Único.

-Las Tinieblas se acercan……………trataran de descender y apoderarse de su mundo- dijo la mujer que se llamaba Elya-El balance no debe ser roto porque significa la destrucción total. Así como los cincos elementos reencarnaron y caminan sobre la tierra, aquellos que ustedes conocen bien, pues son su familia: el aire, el fuego (su propio padre), la tierra, el plasma y el agua, también se profetizo que el mago de los cinco elementos llegaría en este tiempo turbulento e encontraría al destino. Y nosotros estamos aquí simplemente para asegurar que eso suceda. Deben enfrentarse a las Tinieblas y derrotarlas. La vidente roja les señalara el camino. El vampiro Seth se ha comprometido a protegerlos ya que todavía son unos niños para los estándares de su raza. Los Guardianes no podemos asumir forma física en este mundo, pero si podemos luchar contra los Oscuros mediante un instrumento que nos canalice. Y lo haremos, ustedes son nuestra llave.

-¿Qué es esa vara?- pregunto Teddy, quien había permanecido callado.

-Ese es el Báculo del Destino- dijo Zolan y señalo a Fred y a Nym- y ustedes, son el mago de los cinco elementos.

-¿Cuál de nosotros?- pregunto Fred.

-Ambos, son gemelos, llevan la misma sangre y compartieron el mismo vientre. Hombre y mujer, las dos caras de la misma moneda. En cierto modo es lógico, se complementan. Hasta nosotros nos sorprendimos de que fuese así- explico Elya- pero nadie sabe con certeza las razones de los designios del Único. Lo único cierto es que sobre sus hombros llevan una gran responsabilidad, ya que deben ayudarnos a ganar y que su mundo no se pierda para siempre en la oscuridad.

Las dos figuras de luz callaron y entonces los tres chicos empezaron a deliberar.

-No me lo creo- dijo Fred- Papa nos hubiese mencionado algo, sabemos que él tiene súper poderes, pero nosotros no podemos hacer fuego.

-De hecho- contesto Nym- no podemos hacer nada fuera de lo normal para un mago. Y creo que ni papa ni mama ni nadie sabe esto. Pero según ellos- miro un poco temerosa hacia las figuras de luz- tenemos que ir con ese báculo a enfrentarnos con las Tinieblas o algo así……….para ganar. No se tú, pero no me provoca que ese tal Grindelwald se apodere del planeta y nos haga sus esclavos, a los muggles y a los magos.

-Puede ser algo peligroso- esta vez Teddy estaba preocupado- digo, una gran batalla se aproxima, todos los chicos de séptimo se fueron con tus padres y tus tíos. No quiero dejarlos ir solos, ni a ustedes ni a Elie, si les hacen daño…………

-Iremos y tú iras con nosotros- dijo Fred- aunque no tengo la mas mínima idea adonde vamos.

-Sencillo- dijo Teddy mirando a Elie quien estaba muy quieta escuchando todo- la nena nos lo dirá o por lo menos nos señalara con la mano- Elie sonrió y de pronto apunto el báculo con su dedito índice.

-Deben tomar el Báculo del Destino- dijo Zolan- solo ustedes dos pueden hacerlo. Si otro lo toca morirá.

-¿Cómo lo trajeron?- pregunto Nym.

-Pansy Parkinson de seguro conjuro su escudo- explico Teddy- me han dicho que es indestructible.

-¿Nos dará superpoderes? – pregunto Fred un poco entusiasmado.

-No mas de los que naturalmente ya tienen- explico Elya- la unión de los cinco elementos en ustedes de hecho anula las habilidades de los cinco elementos por separado, por lo que no pueden volar, ni leer mentes, ni provocar fuego ni ninguna otra cosa. Es otra clase de energía la que poseen, otra tipo de magia por así decirlo. Ustedes, mis pequeños amigos y el báculo, son nuestros canalizadores.

-No podemos permanecer en esta forma de luz mucho tiempo- dijo Zolan- aun no nos he permitido, no debemos perturbar mas el balance de lo que esta, seremos invisibles a sus ojos y no podrán escucharnos hasta que llegue el momento. Deberán confiar en la vidente roja y en el vampiro. Ni siquiera nosotros sabemos el lugar exacto donde debe ser utilizado el báculo, solo lo sabe la pequeña porque lo ha visto, se lo ha mostrado el Único. Y llévense al chico del cabello color violeta, puesto que no tiene ninguna intención de separarse de ustedes. A veces hay que dejar que los actos de generosidad se expliquen por si solos. Tomen el Báculo de Destino. La aventura más fantástica vivida alguna vez por un humano acaba de empezar para ustedes, disfrútenla y sobrevivan.

Nym y Fred se miraron con un poco de duda. Pero el alto Fred, con su cabello rojo alborotado, sus pecas y su sonrisa candida, valiente como buen Gryffindor, fue el primero que dio un paso, animando a su hermana a ir con él. El báculo era más o menos de la estatura de Nym, los dos chicos dieron un rodeo.

-Lista- pregunto Fred, Nym asintió- Ahora, hagámoslo- los chicos cerraron sus manos sobre la vara de metal y la piedra brillo de pronto. No sintieron nada particularmente extraño más allá de un cosquilleo en las manos. Desencajaron el báculo de su pedestal.

-Bien- dijo Zolan con una profunda satisfacción- ahora, uno de ustedes llévelo por los momentos. Ni el metamorfomago, ni Elaine Malfoy, ni el vampiro pueden tomar el báculo. Solo es para Fred y Nymphadora Weasley. Ahora salgan del castillo y vayan hacia donde les indique Elaine.

La forma de luz que representaba a Elya se acerco a Teddy y a Elaine quienes pestañearon por la intensidad de la luz. Elie sin embargo esbozo una gran sonrisa en su cara.

-Hola Elaine- dijo Elya- sin duda me recuerdas.

Elie gorgoteo y aplaudió con las manitas.

-Mi ángel ……..Elya- dijo Elie con su voz animada y esbozando una esplendida sonrisa- Elaine la vieja.

-¿Sabes a donde tienen que ir con el Báculo?- pregunto Elya amablemente- nosotros te seguiremos Elaine la joven. ¿Sabes que esto es importante? ¿No es así pequeña?

-Si- contesto Elie- yo…..llevarte. Cuidar a mi mami- siguió aplaudiendo totalmente eufórica. Teddy la dejo en el suelo un rato. Y la niña corrió hacia Fred Weasley que dejo el báculo en manos de su hermana y fue directo hacia la nena para evitar que se acercara.

Fred se arrodillo frente a ella y le hablo con sus ojos azules intensos mirando directamente a los grises de Elie. Quería a la nena como si fuese de su familia, tenían una conexión especial, él era especialmente cariñoso con ella y la bebe le devolvía todas sus atenciones. Por nada del mundo dejaría que Elie se acercase al báculo y se dañara. Quería dejarla en el castillo pero al parecer ella tendría que ir también. Era un hecho, su abuela iba a matarlos.

-Elie- dijo Fred- no puedes acercarte al báculo. Me entendiste Elie. No lo toques, quema……duele…..

-Si- dijo ella hipnotizada por los ojos azules del chico. De todos sus primos postizos, Fred era sin duda su preferido.

-Bien- dijo Fred sonriente- Prometido nena.

-Si- dijo Elie cruzando dos deditos frente a la cara de Fred, su gesto de compromiso- prometido.

-Entonces dale un beso a Freddy- contesto Fred muy cariñosamente – y un abrazo también.

Elie le dio un beso en la mejilla y tiro sus brazos cariñosamente a su cuello. Fred la abrazo con fuerza y cerro los ojos deleitándose con el aroma de bebe de la nena. Se levanto y la tomo de la mano. Ya Zolan y Elya habían desaparecido.

-Bien, yo me encargare de Elie- dijo Fred- y cargare por turnos el báculo con Nym. Nos los intercambiaremos, la nena y el báculo. Teddy y el vampiro serán nuestros guardaespaldas.

-¿Cómo saldremos del castillo?- pregunto Teddy mirando con preocupación a Nym quien sostenía el báculo con un poco de aprensión.

-Por el sitio más lógico- dijo Seth con expresión de autosuficiencia- Por la puerta.

-Pero antes- dijo Fred cargando a Elie en sus brazos-iremos a las cocinas, tengo mucha hambre.

-Tú solo piensas en comer- le reclamo Teddy.

-Que quieres que te diga, es cierto- dijo Fred de buen humor- mi padre es Ron Weasley así que es lógico que siempre piense en la comida.

5 comentarios

  1. Hoooola!!!🙂
    uff esto esta geniaal. no puedo kreer q aka ya vayas en el cap 64!! en fanfiction apenas has subido hasta el 36!! yo kieroo esta historiaaa la kiero🙂 la kiero mucho ajajaja🙂 es mui chevere! escribes spr geniaaal y kreoo q si hacs l libroo va a ser best seller !! x lo menos ya tienes unas tres kopias vendidas d mi part!!!!!!!!!!!!!!!!! Kuiiiiiiiidat Muchooo! Un Abrazooooooo y Feliz navidad!!!!!!!!!!


  2. oops q tonta… si es q aka sn mas kortooos! van n la misma part!! bnoo igual t sta kedando geniaaal

    Blushh

    Sorry!


  3. fanfiction no me deja comentar mas duh!
    pero m falto decirte q la idea de los wesley es genial! asombrosamente genial! y la batalla es … wow m gusta tu imaginacion para lo paranormal y la magia mas aya de hp es tan atrayente q no puedo dejar de asombrarme con tus detalles!
    oh jos eres unica ah y ya lei otro fico tuyo aun no comento pero Wow eres muy buena, tienes aki otra fan! con orgullo de serlo! ojala sigas con esto o mas adelante otra categoria solo no olvides decirnoslo! besos feliz año nuevo!


  4. Feliz Año nuevo querida Jos estoy en espera de tu siguiente capitulo besos y abrazos desde Mexico.


  5. hola jos!!! aqui estoy poniendome al dia, me encanta se esta acercando el final… tan esperado… no nos desepciones siiiii!!! este es un dramione feliz!! debe ser asiii😉



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: