h1

Capitulo 53 Vientos de Guerra

Hola como andan, bueno hoy decidi publicar el lugar del sabado, por cuestiones de tiempo. El video es Skater boy de Avril Lavigne. Me da gracia la letra, ya que me recuerda mucho a Janie a y Theo.

Pansy llego a Hogsmade temprano en la mañana. La actividad en el pueblo era normal. Sin embargo escucho muchos comentarios sobre Londres, al parecer era el centro los enfrentamientos. Ya los inspectores del ministerio estaban pegando panfletos en donde se especificaba que el Estatuto del Secreto estaba derogado y que debían hacer todo lo posible por colaborar con los muggles. Bill en forma del lobo, se sentó un rato enfrente de uno de los letreros, y luego dirigió su mirada interrogadora a Pansy, esta se encogió de hombros.

-Parece que todo el país esta algo revuelto- dijo Pansy en voz baja, la gente estaba muy distraída alrededor, preocupada por los vientos de guerra y el gran lobo gris había pasado desapercibido, pero no había que tentar a la suerte, no quería preguntas molestas acerca de su extraña compañía- y nosotros debemos ayudar. Caminaremos a Hogwarts por el Bosque Prohibido.

La pareja, el lobo y su dama emprendieron la marcha tranquilamente. Pansy sin embargo estaba sumergida en sus propias cavilaciones. Estar con Bill era simplemente genial, pero él no parecía estar muy contento con su situación. Es mas, ella se atrevía inclusive a afirmar que estaba profundamente deprimido, ya que no podía convertirse completamente en humano. Había que ser honestos, en la cama Bill era capaz de realizar proezas, pero de resto apenas hablaba con ella, todo se reducía a gruñidos. Pansy podía aceptar eso y más, estaba enamorada, pero él estaba sufriendo y ella no tenia ninguna manera de ayudarlo.

Pansy lo intuía, Bill estaba padeciendo su periodo de duelo, ante la perdida de su condición humana. Wiliam Weasley quizás tendría mejor disposición que cualquier otro para convertirse en hombre lobo, había tenido muchos años para acostumbrarse a la idea y ejercía algún grado de control sobre él, era cierto también, pero la transición era dolorosa, en el sentido físico y en el espiritual. Era ya hosco por naturaleza, así que ese aspecto de su personalidad se profundizo. Pansy no era muy habladora, así que eso no representaba un gran problema para ella, pero no lo quería ver sufriendo. Y todo gracias al poder de Theo Nott, que habían roto las defensas mentales y mágicas que le habían proporcionado los duendes.

Bill se adelanto unos metros y luego se erizo, lanzo un aullido y Pansy se puso en guardia, sacando su varita. Empezó a mirar a todos lados, nerviosa, Bill olfateaba el lugar.

De pronto vio a un anciano, con el cabello blanco y una tunica, apoyado en una estaca de madera. Tenía un bolso de viaje. El anciano simplemente sonrío cuando la vio. Camino hacia ellos lentamente.

-Mi señora, es un placer encontrarla- dijo él- sabia que pasaría pronto. Estaba escrito

Bill se acerco y le enseño los dientes. El hombre simplemente lo ignoro. El lobo gris se sentó en el suelo desconcertado, no lograba amedrentar al viejo.

-Le podrías decir al hombre lobo que es hora que recupere su forma humana- dijo el hombre irónicamente- Necesito hablar con los dos. Y al parecer vamos al mismo sitio. Al castillo de Hogwarts.

-¿Quién es usted?- pregunto Pansy con fiereza apuntándolo con la varita, estaba perpleja ¿como sabia ese hombre que Bill era un hombrelobo?

-Soy Místico- contesto el hombre- Draco Malfoy me dijo tu nombre y tu aspecto. Añadió también que eras muy bonita. Debo decir que ese chico perdió la chaveta. Eres simplemente hermosa. Pero tu apariencia es lo menos importante. Lo que me interesa es tu poder.

Pansy se ruborizo bastante por el comentario, como cada vez que se los hacían. Pero ser hermosa para ella era un defecto más que una virtud. Quería que mirasen a su interior, no su aspecto.

-¿Dónde esta Draco?- pregunto ella, bajando la varita y guardándosela en su abrigo. La nieve cubría el lugar.

-En Londres- contesto Místico- defendiendo la ciudad. Pero nosotros tenemos cosas más importantes que hacer aquí. Debemos proteger a Escocia. Y tú eres la clave.

Bill recupero su forma humana. Se coloco al lado de Pansy. Estaba vestido con una chaqueta de tela ligera, temblaba de frío pero no parecía importarle. Ella se dio cuenta y saco un abrigo de su mochila. Se lo coloco sobre los hombros con cariño y él le apretó una mano. Ella acaricio su hombro y le sonrío. Bill dirigió sus temibles ojos amarillos al anciano.

-¿Qué deseas de ella?- gruño Bill- ¿Cómo es que conoces a Malfoy?

-Entrene a Malfoy, así como pretendo enseñarle muchas cosas a tu compañera- comento Místico rodeándolos, fue caminando en círculos cada vez mas cerrados hasta que estuvo cerca de Bill, Pansy se adelanto intentando apartarlo un poco, con Bill nunca se sabia a ciencia cierta como iba a reaccionar y el anciano parecía buena persona. Pero Místico con un gesto le indico que no se preocupara por él.

-A ver, ¿que cosa mas extraña?- dijo Místico como si estuviese hablando solo para él, se dedico a realizar un examen visual de Bill – Es un hombrelobo, de eso no hay duda, también un animago. Además la magia de los duendes emana de él, sin duda algún conjuro de protección contra la licantropía. Pero al ser completamente humano, de alguna forma el lobo permanece en él, interesante. Los ojos amarillos lo delatan.

-Al parecer, Señor Místico- exclamo Bill, con molestia- usted sabe muchas cosas.

-Místico a secas por favor- dijo Místico distraído en sus pensamientos- dime muchacho. ¿Te puedes convertir en hombre lobo a voluntad o te afecta la luna?

-Puedo hacerlo a voluntad, pero me cuesta mucho volver a ser humano. La luna no tiene ningún efecto en mi- contesto Bill- es mas fácil cuando utilizo mi don de animago y me convierto en lobo, en estos momentos es la forma mas cómoda para mi y la menos peligrosa para los demás.

-¿Cómo sucedió? ¿Quién fue tu creador?- pregunto Místico interesado. Ese viaje iba a ser más interesante de lo que había previsto. Porque un hombrelobo no estaba en sus planes. No lo había visto en el futuro.

-Tenia 26 años, cuando me mordió Fenrir Greyback, pero él no estaba transformado- explico Bill, que parecía mas calmado, sin embargo el tono de su voz reflejaba su tristeza al recordar el pasado, Pansy le apretaba la mano fuertemente, dándole todo su apoyo- por muchos años pensé que no iba a suceder nada, logre casarme y tener una familia, tres niñas hermosas. Solo note que parecía no envejecer y mi carácter cambiaba un poco, me enfurecía con todo, lograba controlarlo con mucho esfuerzo. Un día, hace dos años estuve envuelto en una batalla, en el norte, entonces la vi- Bill dirigió sus ojos a ella, hambriento de todo su ser- A Pansy. Y fue algo tan poderoso, que por un momento pensé que en el universo solo existíamos ella y yo. Es lo más fuerte que he sentido en la vida. Algo a lo que no voy a renunciar, jamás.

Pansy miro a Bill con sus ojos azules brillantes. Él jamás lo había expresado de esa forma, tan hermosa que parecía un poema, estaba conmovida y emocionada. Apretó su mano más aun, y él le correspondió besándola en la frente. Le sonrío por un instante y Pansy sintió su corazón detenerse por un momento.

-Imprimación- dijo Místico. Ahora entendía porque esos dos jóvenes parecían una sola persona.

-Exacto- contesto Bill- Luego de eso, todo se torno muy confuso, todo el tiempo parecía que iba a perder el control. Los duendes me habían colocado tatuajes en mi cuerpo, intentando evitar mi transformación. Pero a medida que transcurrió el tiempo y mis instintos se hicieron mas fuertes, llegue a la conclusión de que lo mas lógico era convertirse en lobo. Era por así decirlo, innato. Los tatuajes ofrecían control sobre la naturaleza destructiva del hombre lobo. Me proporcionaron defensas mentales para tenerlo bien aprisionado, hasta que……………- Bill callo, no deseaba molestar a Pansy, pero quería destrozarlo con sus propias manos, a Theodore Nott.

-Hasta que esas barreras mentales fueron rotas- reflexiono Místico- y el único que puede tener ese poder es Nott, el consorte de esta mujer.

-Correcto- dijo Bill con resignación, al parecer Draco Malfoy le había contado todo de todos a ese hombre- Ella esta conmigo ahora.

-Comprensible- comento Místico- El imprimado y el objeto de su imprimación siempre terminan juntos, a costa de lo que sea. Así siempre ha sido y siempre será. Fenrir no necesitaba convertirse en hombrelobo para infectarte. Greyback siempre fue mas hombrelobo que otra cosa. A veces me pregunto si lo parió una loba. Todo seria mas lógico si hubiese sido así. Pero no, Fenrir es un asesino por naturaleza. Tú eres el único que he visto en muchísimo tiempo que conserva un precario equilibrio entre su parte animal y la humana. Te ayudare a recuperar tus defensas. ¿Dónde esta Greyback?

-Grayback esta muerto- dijo Pansy- yo lo mate con una maldición imperdonable.

-Bien hecho- comento Místico- uno menos de quien preocuparse. Sin embargo, joven lobo, te aseguro que están tras tu rastro por lo que te convendría pasar desapercibido un tiempo. Vi a Axel Wilhen y sus Deathcrows merodeando por aquí hace unas horas y te mencionaron. No te preocupes, se han ido, al parecer fueron llamados urgentemente.

-Ese hombre es un animal- exclamo Bill con rabia- casi mato a mi hermana. Me quiere cazar.

-Como te he dicho- dijo Místico- No te preocupes por Wilhen. Lo que si importa es que llego muy cerca de ti y del castillo. Eso hay que evitarlo de todas las maneras posibles. Niña, si no estoy equivocado, tú controlas la energía.

-Así es- contesto Pansy.

-¿Puedes hacer un escudo?- pregunto Místico.

-Si puedo hacerlo, y extenderlo unos metros a mi alrededor- contesto Pansy y luego con un poco de inseguridad agrego- Pero me agoto fácilmente y hay un objeto, una bomba, que hace que se debilite, por eso no estoy en Londres, mi escudo fallaba.

-Tú eres una canalizadora de energía, no la creas, sino que la controlas y la amplificas- explico Místico- mi pequeña Dama, todo tiene algo de energía, el truco consiste en que logres apoderarte de ella, por minima que sea. Cuando logres hacerlo, no importara que existan mil bombas o como sea que se llamen. También te ayudare. Debemos ampliar tu rango de acción.

-¿Cuánto?- pregunto Pansy, ya Místico había reanudado su caminata por la senda que conducía al Castillo. Bill y ella lo siguieron, ese mago parecía ser sincero y además ¿que tenían que perder? Bill se volvió a convertir en lobo.

-Debes cubrir Escocia con él- dijo Místico como si fuero algo cotidiano envolver miles de kilómetros con un escudo energético.

-¿Usted es una especie de maestro?- pregunto ella, sin salir de su estupefacción, Escocia, eso si era un reto.

-Me han llamado de muchas formas a través de los años, pero Maestro sin duda es la que mas me gusta- contesto Místico- Apúrense mis jóvenes aprendices. Hay que hablar con Dumblendore lo más pronto posible. Tengo un plan.

0o0

-Si es cierto lo que dices, estamos en un aprieto- respondió Harry con desgana.

Draco seguía dando vueltas en la habitación, inquieto, también estaban Ron y Theodore que lo seguían con la mirada.

-¿Me estás diciendo que dejaste a Hermione meterse en la guarida de los malos? ¿Sola?- Ron bufo molesto, mirando a Harry con furia- Es evidente que ella y tú están locos de remate.

Draco sonrío para si mismo, sin duda no se lo esperaba. El pelirrojo estaba de su parte enfrentándose a Harry. Pero si lo analizaba bien, era lógico, Ron Weasley estaba enamorado de ella casi tanto como él.

-Metzger tiene que conservar las apariencias. No puede descubrirse tan fácilmente- Harry estaba pensando y analizando. Theodore no le quitaba la mirada de encima.

-Potter. Hay diez aurores muertos, él estaba al frente de la operación- exclamo Malfoy- Dame una razón para no eliminarlo del mapa.

-La razón, Malfoy-dijo Harry- la sabes tu mejor que yo. La profecía debe cumplirse. Sin duda Metzger hará caso de tu advertencia. ¿Cómo esta Hermione?

-Viva- dijo Draco- logre hablar con ella antes del ataque. Luce como si no hubiese podido dormir bien, pensé que estaría mas alterada, psicológicamente hablando, pero lucia muy tranquila. Al parecer lo esta tomando mejor que yo.

-Harry te matare con mis propias manos si le pasa algo. Malfoy, ya sabes como es ella- dijo Ron dirigiéndose alternativamente a ambos- no perderá el tiempo, te aseguro que esta analizando a todos y cada unos de esos maldito Deathcrows.

-Información por la cual mataríamos sin duda- contesto Harry. De pronto abrió los ojos inconmensurablemente y enseguida miro a donde estaba Malfoy, quien lo atravesó con sus ojos grises, ambos miraron hacia el hombre alto de barba que estaba sentado con los brazos cruzados sobre el pecho, con cara de fastidio. Draco y Harry pensaron lo mismo inmediatamente. Tenían la solución frente a sus narices.

-No se si pueda hacerlo. Si ella cierra su mente hacia mí, no podre- contesto Theo, le había leído la mente a ambos. -perfeccionamos nuestra conexión telepática de esa forma. Era un poco molesto, ver a Draco todas las noches………………

-Cállate Nott- contesto Draco molesto- mi vida personal no es del interés de nadie.

-No tenia intensiones de dar detalles, sopenco- contesto Nott- igual ella se enteraba de todo lo mío. Por ser tan incomodo, decidimos cerrarnos uno al otro. Intentare abrir la conexión, esperemos que ella este escuchando. Esos poderes de los famosos oscuros, es algo de lo que no sabemos nada.

-Solo puedo decir, que hacen algo con la voz, es una especie de onda sonica- comento Harry- pueden obligarte a hacer cualquier cosa. Es algo extraño. El maldito anciano lo uso conmigo y trate de impedirlo con todas mis fuerzas pero no lo logre. A menos que nos convirtamos en sordos, no creo que ninguno de nosotros lo pueda soportar.

-¿Dónde esta Pansy?- pregunto Draco.

-Se fue a buscar al hombrelobo- contesto Nott- Antes de que pregunten. Es cierto, ella y yo estamos separados. Así que cerrado el tema.

-Pansy estuvo en La Madriguera ayer- comento Harry- Va a Hogwarts, Pansy dijo que tenia que alejarse del efecto del impulso electromagnetico. En Escocia estará segura. Molly comento que estaba con un lobo gris. Me supongo que es Bill.

-Es correcto, lo vi transformarse a un lobo gris- escupió Nott- al parecer también es animago.

-No nos has contado como sucedieron las cosas, el porque Bill hirió a Pansy- dijo Harry mirando con atención a Nott- ¿Qué fue exactamente lo que paso?

Nott miro a Ron. No quería dar muchos detalles. Ron era su amigo. Pero tenia que quitarse el peso de encima. Respiro profundo y confeso.

-Nos peleamos, los tres- dijo Nott luego le dijo a Ron- Debes entender, lo molesto que estaba, además de algo ebrio. No pensaba con claridad. Por mi culpa casi nos matamos.

-¿Qué hiciste?- pregunto Ron, todas sus sospechas eran fundadas. Trato de conservar la calma. Pero sentía las manos calientes y eso no era bueno.

-Intente hacer volar en pedazos el cerebro de tu hermano- dijo Theo, trato de moderar el tono, él también estaba furioso- pero lo único que logre fue que se convirtiera en hombrelobo y nos atacara. Todo se descontrolo, casi le di con un Avada a Pansy y luego él quiso atacarme, ella se interpuso y casi la abrió en canal con sus garras.

-Ufff- fue lo único que dijo Ron, luego miro a Nott fijamente, después de unos segundos se relajo- Eres un perfecto imbecil ¿Prométeme que no te meterás con Bill? Ella se decidió por él y no puedes hacer nada al respecto. Tú lo sabes y yo lo se.

-En eso te equivocas, Weasley. Pero te lo prometo, siempre y cuando él no me ataque primero- contesto Nott con voz gélida- no hare nada para dañarlo.

-Nosotros no podemos estar enfrentados- dijo Harry intentando enfriar los ánimos, luego apretó un puño y abrió su mano- Nosotros cinco, somos uno, quítame un dedo y veras que no tengo la misma fuerza. Lo de Theo y Pansy es un asunto estrictamente personal, al igual que lo de Malfoy y Herms. Los demás nos guardaremos las opiniones. No debe interferir en nuestros planes. Ron, Theodore, ustedes son los mejores amigos, sin duda superaran el asunto. Lo importante es que no paso a mayores.

Theo y Ron se miraron, luego de un segundo de duda, se dieron la mano.

-No tengo intensiones que dejemos de ser amigos- dijo Nott.

-Aunque no lo creas, te entiendo- dijo Ron- pero Bill, es mi hermano.

-Lo se- dijo Nott- lo tendré presente.

-Harry- una voz femenina desde la puerta distrajo la atención. Era Ginny quien lucia perfectamente saludable, con un cabestrillo en su brazo derecho. Todos corrieron a saludarla y abrazarla. Draco solo le dedico una sonrisa, sin embargo ella se fue hacia él y lo abrazo también. Él lucia un poco incomodo.

-¿Estas bien?- le pregunto Ginny, a quien Harry le había explicado mas o menos la situación con Hermione.

-Podría ser peor- contesto Draco- por lo menos esta viva.

-Ginny no sabia que te daban de alta de San Mungo- dijo Harry- Porque te dieron de alta ¿ no es así?

-Bueno- contesto ella dudando- en realidad, yo solicite mi alta. Al parecer había muchos heridos y yo estaba casi recuperada, ocupando una cama.

-Ginny………-suspiro Harry. Ella se le acerco y ambos se abrazaron.

-Además- dijo ella- te extrañaba. Te prometo que me quedare aquí, solo observando, contigo. Hasta que pueda usar bien mi varita.

-De acuerdo- Harry le dio un beso ligero en los labios.

-Otra cosa- dijo ella- ¿Quisiera conocer a la hermana de Stu? A la chica que salvo mi vida.

Janie estaba en la sala situacional, con sus lentes de carey examinando mapas del metro de Londres y de las cloacas. Estaba considerando la posibilidad de hacerlas estallar con dinamita, al viejo estilo, por lo menos las conexiones con el distrito sur y el occidental, no quería que el enemigo se filtrara bajo tierra, lo plantearía en la reunión de estrategia y si los capitanes estaban de acuerdo, esa misma mañana lo llevaría a consideración al Alto Mando unificado. Vestía de civil, como siempre jeans, camiseta y su chaqueta de cuero. No se percato que había llegado visita.

-Janie- dijo Nott.

-Nott, te he dicho mil veces que me siento bien, ya comí, ya dormí, me bañe. Me voy a malacostumbrar con tanta atención- dijo ella con voz suave- necesito que estés en la sala de conferencia a las tres. Otra reunión de jefes.

-Aquí hay alguien que quiere conocerte- dijo Nott de nuevo.

Janie se giro y la vio. Una bruja más o menos de su estatura. Con un brillante pelo rojo hasta la cintura. Piel muy blanca, sin una sola peca. Ojos color miel y una gran sonrisa en la cara. Ginny se adelanto y la abrazo calurosamente. Janie iba a protestar, pero sintió que verdaderamente había cariño en ese abrazo y lo permitió.

-Gracias- dijo Ginny aprensándola con fuerza- gracias por ayudarme a vivir y a seguir con Harry.

-No es nada- dijo Janie sonriendo- cualquiera lo hubiese hecho. Te lo aseguro.

Ginny se separo y la miro.

-Lamentamos lo de Stu, era nuestro amigo- dijo ella- un gran auror.

-Gracias- contesto Janie triste.

Harry se adelanto y le dio la mano.

-Gracias- dijo él- en el hospital no tuve un momento para ti. Desde ahora considérate nuestra amiga.

-Ahora si me lo permites- Ginny la estaba mirando de arriba abajo. Era una chica pequeña, delgada, como un pajarito. Con unos estupendos ojos verdes y el cabello corto como un chico, en esos momentos sin gafas, se las había quitado. Sin duda le faltaba algo. Ginny lo pensó, se deshizo de su cabestrillo, tomo su varita- Eso es, ya esta.

Antes de que nadie pudiese detenerla. Ginny le había lanzado un hechizo a Janie. Esta se sorprendió un poco. Luego sintió su cabello creciendo a una velocidad irreal, pronto lo tenía hasta a la mitad de la espalda. Janie se tocaba la cabeza asombrada.

-Me pareció que te quedaba mas bonito, largo. Igual si no te gusta, lo podemos devolver a su estilo original- contesto Ginny con una gran sonrisa.

-Ah, bueno- Janie se miro en el reflejo del vidrio de esa habitación, no lucia tan mal después de todo, un poco incomodo quizás, pero era invierno y tener los cabellos largos no era mala idea para ahuyentar el frío.

Theo la miraba fijamente. Era bonita con el cabello corto, un poco androgina, quizás, pero bonita. Pero con esa melena castaño larga, era decididamente una mujer muy sexy, o por lo menos para él era terriblemente sexy. Si, era un hecho, Janie le gustaba y bastante.

-Te ves………..- dijo Theo tartamudeando- me gusta mas así.

-Bien- dijo ella un poco apenada- veremos si funciona. Gracias Ginny.

-Nos veremos seguido- dijo Ginny que era llevada a rastras hacia fuera por Harry, quien estaba reclamándole lo entrometida. Ella simplemente sonreía.

-Janie, hemos organizado una especie de reunión, entre todas las fuerzas que estamos aquí, algo bien informal, también vienen los representantes de los civiles de allá arriba. Me gustaría que estuvieses, va a ser algo interesante y novedoso. Pero antes iremos por algo de café.

-Si, amo y señor del universo- contesto Janie rodando los ojos. Theo era demasiado mandón para su gusto, pero le estaba haciendo muy llevadera la pérdida de su hermano. Theodore solamente se río con ganas y le paso un brazo por el hombro apretándola contra él, mientras caminaban.

-Cuando dejaras de insultarme, mocosa insolente- dijo él. Jugarse de ese modo con ella, era muy relajante. Lo hacia olvidarse un momento de la situación de Pansy.

-Cuando el infierno se congele, Theo- dijo ella riendo, y deshaciéndose del abrazo. Theodore la siguió, sonriendo.

-Un día de estos Janie………yo quisiera que…………. – le dijo él, pero no pudo terminar la frase. Realmente lo que quería pedirle era una cita, pero no se atrevió, sus heridas estaban muy recientes. Ella se detuvo desconcertada, por un extraño momento, pensó que le pediría algo importante, Janie movió la cabeza y sonrío tristemente. Era un hecho, ese momento era el peor que estaban pasando ambos en su vida. La peor razón para iniciar una relación era la soledad y ella lo sabía.

-No tientes a la suerte, Theo- dijo ella seria- para que arruinarlo.

-Tienes razón- dijo él, ella le había captado completamente la idea, pero una vez mas lo rechazaba, ni siquiera intento meterse en su mente, era obvia la razón. Janie sabia que se había separado de su esposa, hacia apenas unos días. Theo cambio de tema – café con leche o expreso.

-Con leche y azúcar por favor- contesto ella olvidando la conversación anterior.

0o0

En la gran sala de conferencias del complejo subterráneo, estaban reunidas alrededor de trescientas personas, entre aurores, miembros del ejercito, policías, magos del callejo Diagon y los representantes de la población civil londinense. Constituyan una colección variopinta de colores de piel y vestimentas . Todos hablaban en voz alta. Harry se dirigió al estrado, y viendo que nadie prestaba atención ni parecían notar su presencia, se llevo la varita al cuello y su voz resonó como si estuviese hablando con un parlante.

-Hola a todos- dijo Harry, mirando directamente a toda la audiencia. Él era el jefe de los aurores y ya el primer ministro muggle le había dado autorización para dirigir la reunión, a su lado estaba el comandante del ejercito ingles, el general Hawke y a su lado el jefe de la policía de Londres. El señor M, permanecida sentado como siempre de incógnito con Theo Nott a su lado. Draco estaba en medio de la multitud, como siempre su aspecto intimidante hacia que nadie se le acercaba, tenia una expresión en la cara dura e inexpugnable. Ron, Janie y Ginny estaban del otro lado, atentos a las palabras de Harry.

-Soy Harry Potter, jefe del cuartel de Aurores del Ministerio Magico del Reino Unido, a mi lado están el General Hawke y el jefe Charlston. La finalidad de esta reunión en organizar la defensa de la ciudad.

-Así que un mago- grito un hombre- ustedes pretenden dominarnos.

-Si eso es- grito otro- no necesitamos magia para combatir a los malditos alemanes.

-Pues fíjense que si- contesto Harry con cinismo- ellos también tienen ayuda mágica. Así que si no queremos perder Londres, les recomiendo que escuchen.

Todo el mundo callo, nadie quería ver a la ciudad en manos alemanas. Así que dejaron que Harry siguiera su discurso.

-Es la primera vez que luchamos unidos. Ustedes tienen sus armas y nosotros las nuestras. Nuestros modos de pelear son muy diferentes. Así que tenemos que acoplarnos y sincronizarnos. Sin duda ustedes nos pueden enseñar muchas cosas a nosotros y de vuelta, le enseñaremos como defenderse de los magos.

-Nos enseñaran magia- dijo un hombre vestido con un traje formal, sin duda un ejecutivo de alguna empresa.

-No podemos hacer eso, la magia no se puede enseñar- dijo Harry- si ni naces mago. Pero les daremos herramientas para que puedan defenderse lo más que puedan. Por otro lado, nosotros necesitamos aprender a utilizar armas de fuego y espadas. Algunos de nosotros somos buenos con el esgrima, pero aun la mayoría de los magos son ignorantes sobre esa manera de pelear.

-Mencionaste esgrima, nosotros somos el esgrima– cuatro hombres se acercaron, cada uno con una espada ropera. Harrry se quedo un poco intrigado, ¿Quienes eran?. El hombre que parecía ser el jefe, adivino sus pensamientos y le dijo- Somos el equipo nacional de esgrima. Campeones mundiales. Somos los mejores y estamos dispuestos a enseñarlos, a todos magos y humanos normales.

-Perfecto- dijo Harry- el problema es que no se de donde sacaremos tantas espadas.

-Ya lo resolvimos. Cuando se corto la energía, fuimos a la Armería Real, para proteger las antiquísimas espadas que allí reposan. El resto del equipo esta haciendo guardia. Las podemos tomar en calidad de préstamo, anotando la identificación de cada uno. Y además, es lógico, cuando se acaben las balas, ¿con que vamos a pelear?

Harry miro al general, este se encogió de hombros, ese hombre tenia razón, podían estar en estado de sitio meses. Lo de los suministros y las municiones era también otro punto álgido. Que por supuesto se discutiría en otra reunión a puerta cerrada. No había que alarmar más a la gente. Había visto en esa sala muchos rostros preocupados. Nadie hablaba de ello, pero las bajas civiles se contaban por miles.

-Nosotros los comerciantes del callejón Diagon, nos quedaremos a pelear. Amamos Londres – grito un mago, que Harry reconoció como el viejo Florean Fortescou, el dueño de la heladería, a su lado Tom, el del Caldero Chorreante. Todo el mundo grito lanzando victores. La orden de Fenix no estaba en Londres, estaban desperdigados y Harry estaba muy ansioso, quería verlos, sanos y salvos.

-Queremos saber otra cosa- gritaron desde el fondo- ¿es cierto que puedes volar?

-Es cierto, algunos de nosotros tenemos algunas habilidades especiales- Harry entonces miro a Ron y le hizo una señal, entonces Ron envolvió su cuerpo en llamas, algunas personas gritaron asustadas, Ron se volvió a apagar y algunas exclamaciones de asombro recorrieron el lugar.

-Entonces Potter, tú eres algo así como un superhéroe- grito burlón un hombre de mediana edad, barrigón, junto con otros hombres con aspecto de obreros. Todos ellos endurecidos, curtidos por la vida, orgullosos de su acento cokney, la más pura esencia del pueblo ingles. Vestían unas camisetas rojas con el escudo del West Ham.

-En realidad, solo soy Harry- todo el mundo río y el ambiente se aliviano.

Draco subió al estrado, con la espada en su mano, miro a todos y la gente callo. Esa aura de poder que lo envolvía, se podía palpar y la gente se sobrecogía ante la presencia de Malfoy. Además su mal humor permanente, debido a lo de Herms, no invitaba a la gente a acercársele. Sin embargo Harry le daba la razón, tenía muchas razones para estar molesto.

-¿Alguien mas quiere colaborar?- pregunto Draco con voz potente- mi mujer es de origen no mágico, muggle, londinense- Harry se sintió muy culpable, así que él todavía la consideraba como tal, a pesar de haber roto con ella. Draco siguió hablando- Y siempre ha comentado, que vive mucha gente en Londres proveniente de diversos países. Alguna vez me menciono algo referido a Artes Marciales. Me gustaría saber si alguien sabe de eso. Combate cuerpo a cuerpo.

-Nosotros, los del Barrio Oriental-dijo un chico con ojos rasgados- somos tan ingleses como el resto, por eso estamos aquí. Les enseñaremos algunas cosas básicas, de Kung-fu, Karate, judo, y como veo que les gustan las espadas también Kendo. Con las armas de fuego no tenemos problemas. ¿Tu quien eres?

-Malfoy- contesto por lo bajo Draco, mirando a todos, la gente permanecio callada. Los ojos grises de Draco eran mas metalicos que nunca, una barrera que protegia la vulnerabilidad en la cual se encontraba su interior desgarrado por la perdida de aquello que mas amaba.

-Queremos ver como lo hacen- grito alguien- nunca hemos visto a dos magos pelear.

-En realidad el duelo con varitas- contesto Harry-no muy diferente a un duelo con pistolas, pero Malfoy y yo hacemos otras cosas más interesantes.

Draco levanto una ceja, no estaba de humor para demostraciones. Pero veía la intención secreta de Harry, había que darle esperanza a la gente.

Harry pidió prestada una espada ropera a uno de los esgrimistas y le hizo una señal a Draco.

Draco y Harry se colocaron en sus posiciones. El primero en embestir fue Draco, Harry logro evadirlo, le iba a lanzar una estocada a Draco pero este se giro, y logro contrarrestar el golpe. Harry entonces se lanzo hacia atrás tan rápido, que casi nadie logro captar su movimiento. Draco uso la misma rapidez sobrenatural para irse contra él de nuevo, quedaron con las espadas cruzadas un rato.

-Creo que es suficiente- dijo Draco, Harry asintió y ambos bajaron las espadas. Nadie comento nada. Se habían movido tan rápido, que la mayoría de los asistentes no había logrado captar muy bien las cosas.

-Tienen mala técnica, eso puede arreglarse, lo importante es que son increíblemente rápidos- comento el capitán del equipo de esgrima, quien los había estado observando con atención- ¿No están interesados en un cupo en el equipo?

Draco y Harry se miraron y rieron, contestando al unísono: -¡No!

Harry miro a Draco y le puso una mano en el hombro.

-Se que todo esto es mi culpa- dijo Harry con toda la sinceridad de la que era capaz- lo lamento mucho.

-No hables estupideces, Potter- contesto Draco, con una expresión calmada en su rostro, peleando había drenado parte de su frustración-Hermione igual se hubiese ido, con tu ayuda o sin ella. Esta obsesionada y sabes, creo que tiene la razón. Esto ha sido un completo desastre. No hay nada que perdonar.

Despues de unos minutos, en donde la gente murmuro bastante.

-Entonces vayamos al plan- dijo Janie- traigan los mapas.

Varias personas trajeron unos atriles. Janie caminaba por todo el estrado, se había trenzado el cabello. Ella inspiraba seguridad y confianza, saco un señalador y empezó a hablar.

-Ya esto esta discutido y aprobado, así que escuchen- dijo ella con voz mecánica- cada uno entrenara en su distrito. Tenemos estimado que queden alrededor de un millón de personas en Londres. El resto esta siendo evacuado, por todos los medios posibles.

Un mapa de Inglaterra se desplegó, a su lado el mapa distrital de Londres.

-Los alemanes y los Deathcrows controlan el sur de Inglaterra y la rivera occidental del Tamesis, además de Oxford y Bristol. Hemos perdidos los puentes, además del parlamento y el London Eye. Los distritos que tenemos bajo nuestros control son: Bayswater, Soho, Mayfair, Saint John´s Wood y Nothing Hill, además de todo el norte del país- Janie paro un momento, el general Hawke le hizo una señal para que continuase.

-The City, Chelsea, Kensington y todo lo que esta al sur y al occidente del río, esta en poder de los alemanes. La frontera es Picadilly. Sugiero concentrar las fuerzas en la avenida, para evitar el avance- el general tosió, y Janie enseguida se arrepintió de exponer sus ideas sin consultar antes, volvió entonces al guión oficial- Cada regimiento estará constituido por fuerzas mixtas, magos y no magos, no debemos dejar ningún cable suelto. Los chicos menores de 16 años deberán abandonar la ciudad, los que queden que no sean mayores de edad, actuaran como mensajeros. Los heridos graves serán llevados al Hospital Middlesex, sin embargo trataremos de establecer hospitales de campaña en todos los distritos. Es preciso mantener el orden. Tenemos reserva suficiente de alimentos, además de todo lo que pueda llegar del norte. Confiamos en ustedes. Cada distrito debe escoger un jefe civil y uno militar. Con ellos nos reuniremos en lo sucesivo. Tenemos también que enseñarles un código de señales luminosas, lo haremos con antorchas, basado en la clave morse, para comunicarnos a grandes distancias. En cuanto a los medios de trasporte, usaremos caballos, es más rápido que cualquier otra cosa, las bicicletas también servirán. Según nuestras fuentes, el enemigo no tiene fecha aun para reanudar el ataque. Así que debemos ser rápidos.

-Bien elijan a sus delegados y entregaremos las ordenes por escrito- dijo Harry- Gracias.

Janie fue felicitada por sus superiores, había sido escogida por ser clara y precisa. Además que ofrecía un aspecto poco intimidante y muy tranquilizador. Sin embargo el general le dio un buen regaño. Ella aguanto todo de manera estoica. La gente camino a la salida con bastante ánimo.

Janie y Draco fueron presentados por Nott, Draco los miro a ambos como si notase algo extraño y luego se percato que el comportamiento de Nott con esa mujer oscilaba entre huraño, divertido y encandilado, su lenguaje corporal lo traicionaba. Draco que tenia muchos años conociéndolo, se dio cuenta enseguida, que a su amigo, le gustaba la chica pequeña de ojos verdes.

-Nott- dijo Draco, el asunto Pansy era algo que hablarían ellos dos a su debido momento, era como su hermana, su instinto sobreprotector con ella era muy fuerte, queria verla feliz y contenta- tú y yo vamos a tener una larguísima conversación. Encantado de conocerte Janie.

-Igualmente, Malfoy- ella también percibió que ese hombre era algo mas de lo que mostraba a simple vista. Pero no comento nada.

-En que íbamos- le dijo Theo a Janie- ah ya recuerdo, me estabas presionando para que yo aceptara el hecho de que prefieres una buena pistola semiautomatica a una varita.

-¿No tienes hambre?- dijo ella de pronto. Tenían veinticuatro horas a un ritmo vertiginoso y ella se estaba desfalleciendo, además lo de su hermano la tenia mas callada que de costumbre, así que dedico ese día, mayormente a escuchar lo que ella denomino, “las fantásticas y controversiales aventuras de Theo Nott”- sirven patatas y carne hoy.

-Excelente- contesto Nott, jalándola por un brazo- pero yo prefiero el pescado.

-Me imagino que si- contesto ella, haciendo alusión al hecho de que Nott adoraba el mar y la navegación- Nott me estas arrastrando- ella protesto.

-Es que eres muy lenta, Litle Janie– contesto Theo con sorna. Janie suspiro, que más daba, estaba escrito en el cielo, ellos eran como el agua y el aceite.

0o0

GRACIAS DEJEN REVIEWS.

Para los que no saben lo que es una espada ropera, imaginense esas espadas del siglo XVI, como la de los mosqueteros. Les explicare algo, Polaris y la Daga de la Bruja son espadas grandes, pesadas, con empuñadura en forma de cruz, las tipicas espadas medievales. Estas espadas se pueden usar con las dos manos, para lanzar mandobles, tienen dos filos cortantes. Draco y Franz tienen un estilo de lucha muy poco pulido y elegante, basicamente intentan cortarse en dos, con las espadas, ese es un estilo de lucha poco vistoso pero efectivo. La espada ropera, es una espada fina, puntiaguda, con un mango ornamentado, se usa con una sola mano, sirve basicamente para dar estocadas. Se llama ropera, porque se puede introducir entre los resquijos de las armaduras de los caballeros. Su estilo de manejarla es muchisimo mas elegante, y por supuesto, sus efectos sobre el cuerpo humano son diferentes, es decir la clavas en el, a nadie se le ocurriria decapitar a alguien con una espada ropera. Espero que les guste la explicación.

Ahora, una foto de Megan Fox, mi Janie  Andrews en este fic y otro de Chris Evans, nuestro sexy Theo Nott.

Anuncios

3 comentarios

  1. EL ES UN BOMBOM(THEO…………HAY HIPERVENTILO!)
    ELLA ME ENCANTA……………..SI!!!!!!!!!!!!
    QUIERO BODA!!!!!!!!!!JAJAJA
    LOS AMOOOOOOOOOOOOOO
    BUEN CAP DE TRANSICION…..COMO DECIS!
    FIONA


  2. bueno amiga ante todo esta excelente el cap aunq me duele mucho q mi bill este tan triste espero q rl y pansy puedan comunicarse mejor!!! y lo de las espadas esta muy buen la aclaratoria no lo sabia!! las fotos bueno ya te habia dicho yo q estaban super aunq yo me imagine a janie un poco diferente pero es por el pelo corto, aunq ahora lo tiene largo!!! en fin estuvo interesante el cap espero puedas publicar pronto y si puedes date una pasadita x el orden y publica otro cap “si jos si” xfaaaaaa!!! 😦

    Saludos desde mi casita a la tuya!! besos 🙂


  3. jos puse encuesta de hombre lobo sexies y sabe squien gana ?………….billlllllllllll,TU BILL..EL DE LAS ESCALERAS………
    FIONA



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: