h1

Capitulo 46 Secuestro y Revancha

-Hermonie-

-Uhm- Hermione estaba dormida y se revolvia entre las sabanas. En esas cuatro paredes en donde estaba prisionera, lo único que quería hacer era dormir. Lo peor había pasado. Los muertos la habían dejado en paz.

Harry había intentado hablarle, pero ella estaba tan furiosa, que le cerro la puerta en sus narices. Después se arrepintió, después de todo, estaba en su casa, era un huésped. Además estaba segura que aun estando equivocados, lo hacían porque la amaban. Tanto Draco como Harry.

-HERMIONE!!- el grito en su mente fue desgarrador. Se levanto asustada y con el corazón a millón.

-¿Qué demonios te pasa?- de dijo Hermione molesta a Seth que estaba parado frente a ella, con una sombra borrosa que parpadeaba..

-Tenemos que salir de aquí- le dijo con su voz grave, desdoblada, pero de manera extraña amortiguada, como si estuviese hablando a través del agua, Seth estaba en un plano espiritual muy diferente al de Hermione- Tienes que convertirte en una oscura. Draco Malfoy no esta. Es nuestra oportunidad.

Hermione sintió escalofríos. Recordaba la advertencia de Draco. Sabía que en algún momento deberían separarse, pero quería que fuese en los mejores términos posibles. Quería hablar con él, tranquilos, sin rabia. Se amaban a pesar de todo y no quería violentar más su situación

-Cuando Draco regrese, hablare en serio con él – dijo ella- Lo voy a esperar antes de tomar ninguna decisión.

-Como quieras- dijo Seth con voz aburrida, le parecía sumamente tediosa la historia de esos dos- Pero yo de esta forma es poco lo que puedo ayudarte en el mundo físico. Necesito un cuerpo.

A Hermione no le gusto nada eso. Así que Seth quería un cuerpo. ¿El suyo quizás? en todo caso ¿Con que finalidad? Tenia que reconocer que se había portado a la altura de las circunstancias. Los espíritus que la perseguían estaban mantenidos a raya, y según Seth no volverían a molestarla a menos que ella los provocara de nuevo.

-No temas- dijo él- tú estas viva. No serás nunca más un vampiro. Si bien estoy atado a ti, tengo una idea que podría resultar de ayuda. No creo que quieras que estemos indefensos, cuando tengas que ir a reunirte con el resto de esos Oscuros.

-¿Qué pretendes?- pregunto Hermione.

-Regresare- entonces la sombra que era Seth se diluyo.

0o0

Fleur Delacour, tomaba té en su casa, frente a ella un inesperado visitante. Alguien a quien tenia muchos años sin ver. Una persona que le traía al mismo tiempo recuerdos muy felices y muy tristes. Felices porque era el padrino de su boda, su cuñado, el mejor amigo de su esposo, un tío esplendido para sus tres hijas. Tristes porque cada vez que lo veía, sonriente y despreocupado, haciendo bromas o contando chistes, se daba cuenta de que ella se había casado con el Weasley equivocado.

-Entonces Bill esta enamorado de otra. Ese chucho es muy inteligente- comento él, bastante jovial.

Charlie era un mago fornido, alto, muy parecido en contextura a Ron, mas diferente a Bill y los gemelos quienes eran delgados, pero no muy altos. Estaba bronceado, llevaba el cabello rojo corto con un discreto flequillo y una barba pelirroja incipiente cubriendo su rostro, sus ojos azules eran brillantes y traviesos. Bill y Charlie Weasley, los hijos mayores de Molly, ambos unos hombres hechos y derechos, muy carismáticos y muy diferentes. Bill era el chico serio, el responsable, el maduro, quien no rompía un solo plato, el ejemplo de todos sus hermanos, si bien había algo oscuro que ocultaba en su interior, que alteraba a todos, incluso a Fleur, Bill era la elección ideal para cualquier mujer buscando esposo, o por lo menos lo había sido. Charlie fue el precursor de los gemelos, bromista, gamberro, coqueto, cariñoso, aventurero y le encantaban las chicas, pero sobretodo era transparente y sincero, no ocultaba a nadie sus pensamientos. Solo se había enamorado una vez en su vida y para desgracia de él fue de su propia cuñada. Se vieron en secreto dos meses ante de la boda, llegando inclusive Charlie a estrenar a la novia antes que su hermano, terminaron por sentimiento de culpa y desde entonces eran buenos amigos, nada mas, a pesar de las comentarios mordaces de Charlie.

Lo que este no sabia era que Fleur había estado a punto de terminar todo el compromiso por él. Pero finalmente no pudo hacerlo, las heridas de Bill estaban muy recientes y ella lo quería mucho. Años después, ella tenia tres hijas preciosas y un matrimonio tranquilo pero sin ninguna emoción. Lo había descubierto tarde, el poco amor desapareció finalmente y solo quedaba el cariño. Fleur escucho la voz gruesa de Charlie de nuevo- No entiendo como puede dejar de amar a una mujer como tú. Yo hubiese matado por una oportunidad, tu oportunidad Fleur y lo sabes.

-No sigamos hablando de eso, Charlie. Nuestro tren partió hace muchos años – dijo ella, tomando el té delicadamente. Fleur a sus 33 años era una mujer muy atractiva, alta, rubia, delgada, la maternidad solo había conseguido suavizar las formas de su cuerpo. otorgándole curvas armoniosas y sobretodo, su carácter se había amilanado. Ya no era una chica insoportable, ahora era una mujer con responsabilidades y había perdido completamente el acento francés, que tanta burlas provoco en el pasado- Bill creo que en el fondo se dio cuenta de que nunca fuimos el uno para el otro. A mi me parece muy bien que busque su oportunidad con otra.

-¿Sabes de quien se trata?- le pregunto Charlie. La ausencia de celos de Fleur era totalmente natural. Ella no amaba a Bill Weasley y probablemente nunca lo había hecho.

-Dominique me dijo que lo vio con una joven, una Slytherin, una tal Pansy Parkinson- comento Fleur a la ligera, tomando un panecillo- al parecer es una mujer muy hermosa. Las niñas no dejaron de hablar de ella como por una semana. Me contaron que es muy cariñosa y a las chicas les encanta ella. Si es así, por mi perfecto. La que ande con Bill, se tiene que ganar primero a sus hijas. Las tres son muy celosas con su padre.

-Pansy Parkinson- se rió Charlie con ganas – al parecer mi hermano Bill tiene la mejor suerte del mundo en cuanto a mujeres. Primero tú, que eres sobrehumana, bella y sublime como un hada, la pequeña Campanita Fleur- ella se rió bastante con el cumplido, había extrañado mucho hablar con Charlie, él era adorable. Esa coquetería inocente y esa atractiva personalidad irreverente era lo que la habían conquistado 12 años atrás- y ahora me dices que esta con Parkinson, que sin desmejorar lo presente, es una de las mujeres mas hermosas que he visto jamás. Alta, de cabellos negros y ojos azules, una verdadera princesa- Fleur levanto una ceja y Charlie le sonrió pícaro- lastima que este casada con Nott. Creo que Bill tendrá muchos problemas, pero no creo que los mismos que tuve yo. Quitarle la novia a tu hermano es algo difícil, sabias mi amada Fleur. No lo logre, pero lo volvería a intentar, valiste la pena. Vales la pena, con todo y dolor de cabeza incluido

-En conclusión, Charlie Weasley- dio Fleur sonriéndole, esas charlas interminables y sinceras que ambos sostenían, ahora eran música para sus oídos. Tenía 5 años sin ver a Charlie, pero no había cambiado en nada. Siempre se mandaban postales de correo, y Charlie siempre veía a las chicas en La Madriguera. Pero ambos, ni ella ni él, en esos años, quisieron verse de nuevo las caras para no sucumbir a la tentación, luego quedo la costumbre de escribirse, cualquier cosa, desde tengo gripe hasta me haces demasiada falta. Así que ese intercambio epistolar lo mantuvieron por años. Fleur se emocionaba como una niña, cada vez que Charlie le escribía y tenia cofres llenos de cartas de él. Bill no era tonto y debía sospecharlo, pero nunca hizo ningún comentario. Esa visita había sido una sorpresa, una agradable y gratísima sorpresa. – creo que los ministerios de magia, tendrán que replantearse la posibilidad de contemplar algún tipo de separación para los matrimonios mágicos. Es evidente que el amor se acaba, de una manera u otra.

-Tío Charlie- llego corriendo Dominique, mas atrás Louis en brazos de Victorie. Charlie sintió tres pares de brazos femeninos sobre su cuello. Fleur los miraba intrigada. Charlie era el que menos ellas veían de sus tíos. Victoire prefería a Harry, Dominique a su tío George y Louis a su abuelo Arthur y a Ron. Pero si todos los primos Weasley escogían un tío favorito, sin duda este seria Charlie. El solitario soltero empedernido Charlie Weasley- ¿te quedaras con nosotros?

-Claro que si- dijo Charlie mirando fijamente a Fleur- tengo que proteger a cuatro damiselas en peligro, además alguien tiene que ayudar a tu madre en la cocina, todos sabemos por aquí, que su comida francesa, es …terrible- Fleur lanzo un bufido de indignación. Las niñas corrieron de nuevo hacia al jardín de la casa, para jugar. Charlie se le acerco y la tomo por el brazo. Ambos se miraron un rato y luego miraron a las tres niñas saltando por el jardín.

-Te preparare la habitación de huéspedes- dijo ella, muy calmada, intentando ocultar sin éxito su felicidad. Sin duda lo seguía queriendo, con tranquilidad, sin nervios, como siempre había sido y como siempre seria.

-No, esta vez creo que me quedare – dijo Charlie, con voz ronca. Al final la verdad, era que ambos habían esperado años para estar de nuevo juntos. Charlie sabía que en algún momento, Bill y ella se darían cuenta de su error, así que se dispuso pacientemente a esperar que la ruptura ocurriese espontáneamente, sin interferir y sin dañar a nadie. – en tu habitación. Contigo.

0o0

Draco se apareció en Poza Vieja. Llevaba a Polaris envainada detrás de su espalda. Vestía de negro, con una gabardina larga que le daba un aspecto monacal. Su cabello estaba corto, al ras del cráneo. Draco era como las mujeres en cuanto a los cortes de cabello, largo cuando estaba feliz, corto cuando estaba deprimido. Eso era algo que le había comentado Pansy el día, hacia un mes, cuando él le había pedido que le cortase el cabello.

Pansy, su amiga Pansy…………………… quería ayudarla, pero no podía, no le echaría mas brasas al fuego. Ella tenía que decidirse, o se quedaba con Theo o se liaba con Bill Weasley. Cuando le leyó la mente, lo vio todo, al principio sintió indignación, por su amigo. Pero luego, cuando la vio realmente preocupada por el sujeto en cuestión, en la batalla de Godric´s Hollow, entonces lo asumió, ella estaba enamorada del hermano de Ginny, así como también, de alguna forma también amaba a Nott. No entendía como en una persona, podía existir esa dualidad de sentimientos, pero ella, era un ser humano intrínsecamente bueno, así que no lo estaba haciendo por maldad. No tenia idea de cómo iba a reaccionar Theodore, si fuese su caso, se volvería loco de la furia. Para Draco era inconcebible que Hermione estuviese con otro. De ninguna forma lo permitiría, tendrían que matarlo primero.

El paisaje era muy hermoso, un acantilado, con el mar golpeando las piedras. Todo ideal para que él, el AGUA , se sintiese cómodo, unos nubarrones grises se arremolinaban en el cielo, presagiando una tormenta. Las gotas de lluvia empezaron a caer cada vez mas insistentemente, pero Draco no se movió de su sitio, se mantendría allí esperando. Pronto una figura se diviso entre las colinas, gris, su imagen estaba empañada por la lluvia. Draco se quedo rígido, desenvaino la espada y espero que el hombre se acercase. Cuando lo vio, se trataba de un hombre viejo, con la cabeza adornada por una tonsura que señalaba que era un druida, cabellos blancos y habito gris, caminando ayudado por una especie de bastón, bajo la espada. Ese no podía ser otro, más que el famoso Místico.

-Aqualis Imperator- dijo Místico, haciendo una reverencia. Draco le inclino la cabeza- muchos milenios, hasta que el agua decidió reencarnar de nuevo. Mis saludos.

-Tú eres Místico- le pregunto Draco.

-Es asi, y tú eres Draco Malfoy, uno de los cinco- dijo Místico, y entonces observo la espada, sus ojos castaños brillaron- eres el legitimo dueño de Polaris.

-Es cierto- contesto Draco secamente-¿Cómo sabes quien soy y como te enteraste de lo de la espada?

-Franz Metzger- contesto lacónicamente Místico. Draco de nuevo se puso en guardia, blandió la espada en dirección al druida.

-Estas aliado con el maldito alemán- escupió Draco Malfoy –le advierto que no voy a jugar su juego. No voy a prestarme para una loca profecía.

-Debes ser mas amable, Malfoy. La loca profecía, como tú la llamas- Místico se acerco a Draco y uso su bastón. Lo enredo con Polaris, le dio una finta y se la quito de las manos a Draco, la espada cayó al piso, Draco estaba estupefacto, no pretendía atacarlo, solo blandió la espada para intimidarlo, pero sin duda había hecho el efecto contrario. Místico, le dio un fuerte golpe con el bastón en el estomago, haciendo que se inclinase y luego uno en la base de la espalda, para que se enderezara. Draco se sintió de nuevo como si tuviese 5 años y le estuvieran dando una tunda por revoltoso- la hice yo, hace muchos años.

-¿Porque diablos me hiciste eso?- dijo Draco, respirando agitadamente y sosteniéndose todavía el estomago, estaba desarmado, y un poco molesto.

-Para que aprendas buenos modales, chico malcriado. Esa espada que tú llevas, la tomo un general romano de Islandia hace 2000 años, es una espada de hierro de meteorito, un meteoro proveniente de la Eta Polaris, la estrella polar, de ahí su nombre- dijo Mistico- Cuando los romanos se fueron de Britania, yo era un joven por aquel entonces, dejaron la espada en mi poder y yo la consagre al agua, en el templo de Poseidon. La deje allí, esperando que algún día, su verdadero dueño la tomara. No era para mí, lo sabia, yo estaba destinado a muchas cosas, pero no a ser un guerrero.

-Con esa manera de defenderte bien podrías ser uno- dijo Draco cínicamente, sin embargo sus ojos grises, como el mercurio, magnéticos, estaba vez miraban curiosos a tan extraño personaje- Así que eres muy viejo.

-Mas viejo de lo que crees- Místico sonrió, ese hombre era muy diferente a Franz Metzger, que era reflexivo, tranquilo y terriblemente frió, perfecto en todo lo que hacia, excepto que era maniático del honor y de su orgullo. Este le agradaba más porque estaba lleno de defectos, era desconfiado, cínico, sarcástico, con multitud de cosas que corregir, pero en su interior convivían infinidad de emociones intensas y muy humanas. Sin duda un hombre que algún día seria muy poderoso, si lograba sobreponerse a su lucha interna que tenia entre el deber y el querer, causado por el amor desmedido hacia una mujer- Siguiendo con lo que nos interesa. Hace mil años, uno de mis aprendices, un chico talentoso llamado Godric Gryffindor, tomo la espada, la hechizo y me la escondió. Mal asunto, esa espada tampoco no era para él. Pero temerario como él solo, no quiso escucharme.

-Valiente y cabeza dura como todos los Gryffindor después de él- fue lo único que comento Draco. Bien lo sabía él, estaba “casado” con una de ellos.

-Uhmm, así que eres una serpiente- se rió Mistico, solo un Slytherin podría comentar algo así, pero le sorprendió la ausencia de desprecio en su tono de voz- y me imagino que tu mujer es una Gryffindor, ya me han contado que la amas mucho. Típico, las relaciones entre serpientes y leones suelen ser así, intensas, apasionadas, conflictivas, pero curiosamente verdaderas. No en vano Salazar y Godric, tuvieron muchos enfrentamientos, pero al principio de todo eran buenas amigos. Yo ayude a mis pupilos, ellos dos y además a Rowena y a la hermosa Helga a construir Hogwarts. Poco después, sentí el llamado de la soledad y vine a este sitio, que me recordaba mucho la tierra de mis antepasados. Y desde entonces estoy aquí, escribiendo profecías y esperando el final.

-Entonces todo es cierto- dijo Draco desconsolado, de pronto conjuro la espada a su mano y ella le obedeció, la tomo y la envaino- a pesar de todo sucederá.

-Es cierto- dijo Mistico- te he mandado a llamar, porque el hecho que tú tengas la espada es inesperado………………………pero de alguna manera lógico. Tú eres el agua, la espada fue consagrada al agua. Quien si no tú podría portarla. Así que te adriestare, para que seas el arma mas letal, que haya sobre la tierra.

-Cuando empezaremos- dijo Draco, esas palabras causaron un gran impacto en él.

-Hoy mismo- dijo Mistico, iniciando la marcha, para bajar de nuevo por las colinas, hacia el bosque. Draco lo siguió- pero por ahora creo que una buena cena no nos caería mal, acompáñame a mi cueva. Te advierto, que soy muy ahorrativo con las palabras, así que cierra la boca y escucha.

-Sabe- dijo Draco después de un rato, en donde permaneció callado, atraído por toda el aura de ese viejo druida- usted parece el padre de alguien que conozco. Mandón, terco e intransigente, pero al parecer nadie se le puede resistir

-Tantos halagos de tu parte, que emocionante- contesto Místico con sorna- y ¿Quién será tan digno personaje?

-Mi propia mujer- comento Draco riéndose. La extrañaba, Hermione lo sacaba de sus casillas todo el tiempo, pero ¡Dioses! Estaba loco por ella.

-Malfoy- esta vez Místico hablo muy serio- déjala ir, ella tiene su misión que cumplir. Cuando lo haga, si de verdad te ama volverá a ti, te lo aseguro. ¡Soy un profeta! ¡Créelo! Debes superar tu temor a perderla. Es fundamental, eso bloquea tus mejores cualidades. No tengo ni media hora hablando contigo y lo he percibido.

0o0

Janie Stuart conducía un auto negro, un sedan BMW, en una atestada calle de Londres, a su lado, Ron jugaba con el control de subir y bajar el vidrio eléctrico. Janie desistió de regañarlo, le había dicho como treinta veces que no lo hiciese, pero ni modo. Entendía que ambos eran magos y le llamaban la atención, cosas tan rutinarias para ella como un auto. Theo estaba en el asiento de atrás, revisando la guía turística de Londres. Janie lo miraba desde el retrovisor, ese hombre la intrigaba. Ese desagradable, pedante, guapo “¡Demonios! Janie deja de pensar tonterías!”, muy sexy”!Janie Stuart, por favor!”, raro y extraño hombre, además de todo era un mago y tenia ese fabuloso poder mental, así que despertaba su curiosidad. Se atrevió a espiarlo tres veces, hasta que él se dio cuenta y sus miradas chocaron a través del espejo. Ella se sintió azorada y dio un frenazo intespestivo con el auto, Theodore no pudo reprimir una sonrisa y siguió revisando la guía. Le llamaba mucho la atención la niña malcriada, era guapa y sobre todo muy, pero muy inteligente. Y eso era algo que le fascinaba en una mujer. Estaba escuchándola maldecir mentalmente, al parecer ella gustaba de él. Y eso le parecía a Nott lo mas atrayente de todo.

Eran la cinco de la tarde, la hora pico en Londres y ellos tenían 30 minutos de retraso, en un embotellamiento de tráfico. Sin duda la sesión del Parlamento ya había iniciado. Theo sugirió aparecerse, pero ella se negó, hasta que no consiguieran donde estacionar el auto. Ir en coche, definitivamente había sido muy mala idea, pero Ron insistió tanto, que lo hicieron.

De pronto, Janie miro el cielo entre los edificios, una estela de humo, parecido a la que dejaban los aviones en el firmamento cuando volaban, había aparecido de súbito en el cielo. No sabia porque pero le había llamado la atención. De pronto escucho las alarmas antiaereas sonando estruendosamente por toda la ciudad. Janie sintió el pánico en su cuerpo, miro a Ron quien estaba distraído.

-Salgamos del auto, YA!!- grito ella quitándose apresuradamente el cinturón de seguridad- He DICHO YA.

-¿Qué pasa?- dijo Theo, saliendo del auto, podía ver a la gente corriendo por todos lados, asustada. Entonces leyó la mente de ella- Nos están atacando.

-Si- dijo Janie- y me temo que sea una bomba.

-Una bomba nuclear- exclamo Ron con terror- Ni siquiera yo, que soy el fuego, puedo sobrevivir a eso.

-Debemos buscar un refugio- dijo Janie, mirando hacia todos lados, la gente corría y la estación del metro estaba muy lejos- Corramos.

Theo la tomo de una mano, ella no era tan rápida como ellos, y la jalo mientras corrían por la calle, las personas chocaban con ellos y los empujaban. La población de Londres estaba en pánico, todo el mundo huía en cualquier dirección.

Y de pronto…………….sucedió………………….Primero escucharon un sonido sordo, como un gran vació auditivo, que taladro sus tímpanos y luego una luz como si mil soles hubiesen hecho explosión, cubrió toda la ciudad. Janie grito, Theo se acuclillo sobre ella instintivamente y la protegió con su cuerpo, Ron se encendió en llamas, sin importarle lo que hubiese alrededor. Luego todo el cielo se lleno de colores, como si fuese una aurora boreal. Las luces eléctricas del alumbrado público se apagaron. Las iluminación de los edificios también, el gran reloj del Big Ben, paro sus manecillas. Los semáforos dejaron de funcionar. Pero milagrosamente, todos los edificios estaban en pie y todos los seres humanos estaban vivos. Janie y Theo se levantaron del piso, así como cientos de personas que estaban a su alrededor, Ron apago sus llamas, al parecer nadie le había prestado atención. Janie miro su reloj y este estaba parado, golpeo un poco el cristal, era un reloj digital, pero tampoco se movió.

Un señor en la multitud intento encender un automóvil, pero este no hizo ningún ruido. Algunos policías intentaban mantener calmadas a las personas. Las conversaciones iban y venían en ese tumulto. Algo había pasado y nadie sabia que era.

-¿Qué sucedió?-

-La electricidad no funciona.

-Nos atacaron, claro que nos atacaron, como en el 40, esos malditos alemanes de nuevo.

-Quiero ver a mi mama.

-Viste al tipo cubierto en llamas, lo juro, Brian, estaba cubierto en llamas.

-No jodas tanto, Roy, deberías dejar el alcohol. Borracho de mierda.

Janie miro a Ron con reproche y este encogió los hombros.

-Tenia que intentarlo- dijo Ron- no quería morir achicharrado.

-Tienes razón- dijo ella, luego empezó a caminar de un lado a otro, pensativa, analizando la situación.

-No fue una de esas bombas atómicas- Nott se sentó en un banco sobre la acera de esa calle, con los brazos cruzados, y las piernas extendidas, poco le importo que la gente tuviese que saltar por encima de ellas para caminar. Cerró los ojos para penetrar la mente de Janie, después de un rato los abrió súbitamente y la miro- ¿Qué es un IEM?

-Es de muy mala educación escuchar pensamientos ajenos, Nott- dijo Janie molesta, tendría que ser mas cuidadosa con sus pensamientos, se moriría de la vergüenza si Nott se daba cuenta que a ella le gustaba él. Se sento al lado de Nott para mantener la conversacion lo mas privada posible, Ron se acerco a ellos- El IEM es un Impulso Electromagnético. Es un arma diseñada para anular algunos tipos de energía. Por ejemplo la eléctrica, la magnética y la mecánica. Estaba en desarrollo, en algunos laboratorios nucleares suizos, de hecho, creo que en el gran ciclotrón de Basilea, estaban preparando una. En esencia es un arma atómica. Solo que no destruye ni deja rastros de radiación. Ioniza el ambiente, de tal forma que las partículas subatomicas se vuelven locas, y la energía, tal como la conocemos no funciona. El M4 posee mucha información de esa arma. Siempre nos planteamos que las guerras en el futuro, seria con bombas de ese estilo. Creo que Londres ha sido el conejillo de indias- Janie se apretó las manos convulsivamente, se levanto al ver que ya nadie pasaba por alli y siguió dando vueltas en el pequeño especio en donde estaba confinados, con toda la gente a su alrededor casi en pánico. Llevaba Jeans, camiseta, botas y una chaqueta deportiva. Su cabello corto brillaba y sus ojos verdes se movían de un lado a otro, observando, analizando, sopesando y sacando conclusiones.

Theo ignoro las protestas de Janie y siguió en su mente.

-Así que eso crees que fue lo que paso- dijo Theo mirándola con atención, sin duda, si ella fuese menos guapa, seria mas fácil penetrar esa mente sin tener alguna expectativa de encontrar algo mas interesante, que divagaciones sobre la política mundial y relaciones internacionales- sin duda es cierto, en lugar de destruir Londres, lo mas sensato es inutilizar todo y sembrar el pánico entre las personas. Tienes razón debemos ir al cuartel del M4 y reportarnos con el señor M. Esta vez nos apareceremos, quieras o no.

Theo tomo del brazo a Janie, ella bufo contrariada, siempre la trataba como si tuviese cinco años y eso la ponía del mal humor. “¿Que demonios se cree Nott? De acuerdo, mide casi dos metros y es tan guapo que quita el aliento. Pero yo nunca sucumbido a esa clase de encantos, ni lo haré ahora”. Nott le dedico una de sus raras sonrisas y Janie, entonces lo supo, él le estaba leyendo la mente, quizas lo había hecho prácticamente todo el día. Se ruborizo toda a mas no poder, y no hizo ningún intento de soltarse de la mano de Nott, ni de la de Ron y los tres se desaparecieron, ante la vista asombrada de unos cuantos transeúntes.

-Roy

-Dime Brian.

-Acabo de ver a tres personas desaparecer antes mis ojos y eso no es normal.

-Y eso que dices que el borracho soy yo, Brian.

0o0

Hermione estaba en la cocina tomando el té con Ginny. Harry había ido al Ministerio Magico, como siempre a testificar en una reunión del Wisegamont, en donde se hablaría entre otras cosas del ataque a Godric´s Hollow y sobre la política exterior mágica.

-No deberías ser tan dura con Malfoy- le dijo Ginny- solo esta preocupado.

-Es demasiado terco- exclamo Hermione- yo lo amo. Pero no soporto cuando toma esas actitudes, a veces se parece a…………..

-El antiguo Malfoy, el del colegio- se rió Ginny- Harry dice lo mismo. Pero sabes, Draco nunca volverá a ser lo que era. Me se toda la historia. Ustedes han pasado por mucho y han sobrellevado todo porque se aman y esta vez no será la excepción.

-Gracias amiga- Hermione le apretó una mano- solo por eso voy a perdonar que no me dejes salir de aquí

-Creo que tú condena término-dijo Ginny bastante contenta-, le contare a Harry en cuanto llegue. Veo que estas mejor. No estas tan pálida, ni tampoco tienes esa cara de susto. ¿No me vas a contar lo que paso?

-No puedo.- dijo Hermione, de pronto miro por la ventana y vio que todos los edificios alrededor estaban a oscuras. Grimmauld Place estaba oculta por medios mágicos, pero ellas veían lo que sucedía alrededor en la ciudad.

Ginny se acerco a la ventana.

-Es raro, siempre hay luces y gente en autos- dijo ella.

-Seguro que es un apagón general o algo así- dijo Hermione- a veces sucedía cuando vivía con mis padres en los suburbios. Pero no estoy segura, además el cielo esta muy raro, como brillante.

De pronto, Hermione sintió un escalofrió recorriéndole el cuerpo, la sensación de que se había roto una barrera mágica. Algo estaba allí, una presencia que le era familiar.

-Ginny- susurro Hermione- Toma tu varita. ¿Dónde esta la mía?

-La tiene Malfoy, se la llevo- Ginny fue muy suspicaz, había sentido lo mismo que su amiga, algo pasaba- Herms, tenemos que salir de aquí. Algo raro esta sucediendo. Llamaremos a Kreacher- ambas intentaron desaparecerse pero no pudieron.

-No, Kreacher haria mucho ruido. Usaremos el modo usual- dijo Hermione en un susurro- caminaremos-las dos se dirigieron a la entrada y alli en el lobby de la casa, las estaban esperando, Scythale, Lucius Malfoy y Axel Wilhen, que cuando vio a Ginny le brillaron los ojos.

Ginny lanzo un hechizo, los tres lo desviaron, Wilhen empezó a perseguirla, Ginny entonces subió por las escaleras.

Hermione se quedo frente a Lucius Malfoy y Scythale

-¿Qué quieres?- dijo ella, ignorando a L.Malfoy. Así que ese era Malcom Scythale, el anciano que tanto le habían mencionado. Tenia que ser justa, la descripción era muy ajustada a la realidad, esos ojos negros eran malignos.

-Vendrás con nosotros- dijo Scythale casualmente, como si la estuviese invitando a tomar el té.

-Metzger me dijo que me buscaría- dijo ella retrocediendo- que me mandaría a llamar.

-Digamos que hubo un pequeño cambio de planes- dijo Malcom Scythale, se dirigió a Lucius quien sonreía con sorna mientras miraba la escena- Malfoy tráeme a la dama.

-Será un placer- Lucius se fue contra Hermione, la tomo por los hombros y la empujo a la cocina de nuevo. Si, la iba a atrapar, pero antes, iba a saldar una cuenta pendiente con la pequeña sangre sucia.

-Suéltame, maldito imbecil- dijo Hermione, estaba desarmada, solo contaba con su fuerza física y Lucius Malfoy era mas fuerte que ella, le dio un mordisco en el brazo

-Granger, Granger- dijo Lucius, tomándola por la garganta e inutilizándole un brazo apresándolo con una llave contra su espalda- que fogosa eres. Mejor así. Prepárate, ahora vas a conocer lo que es un verdadero hombre, no el imbecil de mi hijo.

-No te atreverías- le grito Hermione- soy una sangre sucia.

-Que pasada de moda estas- le contesto Lucius Malfoy mientras la tiraba violentamente sobre la mesa de la cocina- bueno, es cierto, eres una maldita impura, pero contigo haré una excepción. Después que termine, Draco te va a despreciar como una camisa vieja. Te lo aseguro, es mi hijo, lo conozco y a pesar de todo sigue siendo un Malfoy. Y a los Malfoy no nos gustan las cosas usadas.

Lucius se acostó encima de ella, con un movimiento de varita la dejo completamente sin ropa, Hermione chillaba, la iba a violar, allí mismo. Con todas sus fuerzas intento resistirse, pero ya lo tenia, abriéndose la cremallera del pantalón y obligándola a abrir las piernas, ella forcejaba.

-Maldita perra. Quédate quieta – Lucius se incorporo y le lanzo un puñetazo en la cara, Hermione casi perdió el conocimiento debido al golpe. Entonces él se dedico a tocarla de la manera más impúdica posible. Hermione lloraba del asco. Mientras le aprisionaba ambas manos sobre la cabeza, casi hasta fracturarlas, sentía la otra mano de Lucius explorando todos los recovecos de su cuerpo. Cuando iba finalmente a penetrarla y terminar el asunto de una buena vez y por todas, se vio despedido brutalmente hacia una pared. Hermione se quedo temblando sobre la mesa, intentaba cubrirse con las manos. Vio a Franz Metzger sobre ella, este la ayudo a sentarse, se quito el abrigo y se lo coloco a Hermione sobre los hombros.

-¿Estas bien?- le dijo él con voz fría, miro a Lucius, que yacía inconsciente- Ya sabia yo que todo se saldría de control. Tomaron la iniciativa sin antes avisarme. Mi idea no tenía nada que ver con esto.

-Si no hubieses llegado……….Gracias- Hermione temblaba menos, una oleada de odio se instalo en su ser. Ese maldito de Lucius Malfoy había pretendido humillarla violándola. Era un ser despreciable, un cerdo. Quería matarlo allí mismo.

-Tenemos que irnos- dijo Franz, ayudándola a bajar de la mesa, con un poco de aprensión, la tomo de la mano, iban a desaparecerse. Solo por educación aparto los ojos del cuerpo desnudo de ella, la curiosidad lo estaba matando, claro que sabia lo que se iba a encontrar, pero hacia muchísimos años que no veía a una mujer sin ropa. Sin duda la espada lo estaba alterando demasiado. Esa inquietud no era algo natural en él y decididamente no le gustaba.

-Mi amiga, no podemos dejarla aquí- grito Hermione resistiéndose. Además estaba Draco, tenia que hablar con él, antes de que malinterpretara todo. Ella lo conocía bien, no se lo iba a perdonar, estaba segura. Y quería ver a su hija, desesperadamente. Pero por sobre toda las cosas, Ginny estaba en peligro. Hermione no pudo evitar empezar a llorar desconsoladamente. Pero a Franz esas lagrimas no lo conmovían, nada era capaz de hacerlo.

-Reza Gracia, porque tú y yo no podemos hacer nada por ella- dijo Franz lúgubre y con la voz mas glacial que nunca, sus ojos azules se enfocaron directamente en los castaños de Hermione, ella abrió la boca para responder, pero no articulo palabra. Sentía una combinación de atracción, curiosidad y repulsión por Franz. Esa mirada estaba totalmente carente de alguna pizca de lastima o consideración, no había nada, solo un ser humano razonando fríamente el destino de otro, de Ginny, su Ginny, su amiga- no solo tú eres el motivo de esta visita. Scythale tiene una cuenta pendiente con Harry Potter. Estas desarmada, no quiero hacerlo, pero si te resistes te obligare, tú me diste tu palabra y debemos irnos. Ahora. Algo grave a pasado. Te lo explicare luego- con un movimiento de varita, ambos magos desaparecieron.

0o0

Hola , gracias a todos

Aqui les dejo Rock is Dead

Marilyn Manson es mi imagen de Seth, je je je je

4 comentarios

  1. Maestra, enserio que si excelente cap, solo tu eres capas de convertir un paseo en auto en una gerra en dos renglones, me encanto y espero el siguiente con ansias


  2. HOLA! nott y janie!!! y ¿Ginny? me encanta sin palabras todo el capi me encanto hasta el martes… La Flacu


  3. HOLA DISCULPA EL OLVIDO ES Q ESTABA FULL…. ESTA INCREIBLE ME ENCANTA… Q SADICO ES LUCIUS!!! Q DESPRECIANTE Y ASQUEROZO SER!!!, EN FIN CADA VEZ TE SUPERAS MAS ME ENCANTA VOY A CONTINUAR Y LUEGO ME VOY AL ORDEN!! CHAITO AMIGA SALUDOS!!! Y X CIERTO BIEN SATANICO Q ES SETH PERO ASI ME LO IMAGINABA TAMB🙂



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: