h1

Capitulo 36 PUNTO DE QUIEBRE

Pansy abrió los ojos, tenía un terrible dolor en ambas manos. Le incomodo la luz blanca que venia del techo. Sintio que estaba echada sobre una superficie blanda, miro a su izquierda y vio varias camillas de hospital alineadas, al volver a su derecha, se encontró a Bill Weasley sentado en una silla, ubicada al lado de su cama, mirando hacia el vació.

-¿Cómo te sientes?- dijo Bill con su tono hosco y serio para hablar, la sintió despertarse pero no la miro. Usualmente, cuando estaba preocupado, profundizaba su actitud huraña, por lo que sin duda Pansy que no lo conocía tan bien, iba a suponer otra cosa.

Pansy miro sus manos, estaban vendadas. Trato de incorporarse, pero el tono de voz de Bill la paralizo.

-¿Ni se te ocurra Parkinson? Madam Pomfrey dejo instrucciones precisas, por lo menos 12 horas en cama- exclamo Bill con voz dura, esta vez se giro para quedar sentado de frente a la cama donde estaba ella.

-Entiendo – Pansy se recostó sobre su almohada e intento cerrar los ojos. La ponía terriblemente nerviosa la presencia de Bill allí, parecía incluso que él estaba enfadado por algo. Además de seguro Theodore estaba por llegar y tenerlos a los dos frente a frente seria demasiado para ella. Todavía sentía las manos de Bill sobre su cuerpo y sus labios sobre los suyos y ni ella misma se atrevía todavía a ponerle nombre a lo que había pasado.

La locura se había apoderado quizás permanentemente de Pansy Parkinson. Se sentía muy mal por Nott, pero su corazón latía desaforadamente cuando las imágenes de ese fugaz encuentro acudían a ella una y otra vez. Era imperativo alejarse de Bill Weasley cuanto antes, porque la voz de la razón, cada día que pasaba, se apagaba más en su cerebro. Y ella que era una persona muy sentimental en el fondo, iba a sufrir por ello, por dejarse arrastrar por la pasión que él le demostraba. Sabía que no tendría fuerza de voluntad para resistirse, nunca más.

-La señora Pomfrey agrego además – Bill se volteo y la miro, se acomodo en su silla, inclinándose, apoyo los codos sobre sus rodillas y unió sus manos frente a su cara. Sus ojos brillaban. Aquellos profundos ojos castaños, tan enigmáticos e inexpugnables, como su dueño – que nunca te había visto tan delgada y que no deberías hacer tantas dietas….. – esto ultimo sonó con un dejo de burla, ella no lo dejo terminar el comentario.

-Yo nunca hago dietas- exclamo Pansy sorprendida y molesta ¿Qué diablos? Si ella estaba delgada, era porque: en primer lugar siempre había sido flaca y en segundo lugar porque estaba tan preocupada por todo el conflicto sentimental que tenía en su corazón, que no le daban ganas de comer. Pero esto último no lo dijo. Se acostó de nuevo exasperada.

-También menciono……..- esta vez el tono de voz de Bill dejo de ser burlesco y se impregno de una emoción que ella no supo precisar, una combinación de molestia, desconsuelo y rabia – que puesto que estas recién casada, si quieres tener niños pronto, tendrás que aumentar por lo menos 5 kilos.

Ella no dijo nada. Realmente ella y Theo nunca habían considerado esa posibilidad. Lo más normal era que así hubiese sido. Todos los demás tenían hijos, y Harry y Ginny siempre hablaban de formar una familia, pero los dos Slytherin simplemente no tocaban ese tema de un tiempo para acá. Solo había habido un ligero comentario de parte de Nott en el Norte y luego de eso, absolutamente nada.

De manera tradicional, las parejas conformadas por Slytherin tenían pocos hijos, la mayoría de las veces uno y hasta ninguno, se suponía que las serpientes se ocupaban de cosas más interesantes y divertidas que criar niños. Draco, que estaba desesperado por tener muchos hijos, constituía una rarísima excepción. Pansy había sido criada bajo esos rígidos conceptos y se había impregnado bastante de ellos. Theo tampoco era del tipo paternal y era muy independiente, incapaz de atarse a algo, de hecho él había hecho un esfuerzo sobrehumano casándose con ella. Él era libre como el viento, una familia lo ataría de pies en la tierra, irremediablemente. Y ella no había pensado mucho en el asunto, no constituía ninguna prioridad, Pansy tenia suficientes preocupaciones encima como para además pensar en tener un bebe. Ella siempre usaba sus métodos de contracepción mágicos. Quizás esa mutua negación del deseo de tener un hijo era por miedo, ante la guerra que se avecinaba o simplemente miedo a aceptar mas responsabilidades. Pero el comentario del Bill, había removido algo dentro de ella. Algo que le dejo una especie de sensación de disconformidad.

Pansy se volteo y le dio la espalda a Bill, entonces se decidió a hablar- Dile de mi parte que gracias por el interés, pero mi salud la cuido yo sola.

-A mi no me parece que estés tan delgada- añadió Bill. Ella sintió un escalofrió recorriéndole la espalda, las imágenes de él besando todo su cuerpo se apoderaron de nuevo de su mente. Cerró los ojos fuertemente.

-William, yo………- dijo Pansy con voz ahogada- eso fue algo que nunca debió ocurrir.

-Es cierto …..Pero ocurrió- dijo él con voz ronca- Pansy ¿Quieres que lo hablemos?

-No ahora- dijo ella.

-Entonces me iré, supongo que Nott llegara en cualquier momento- dijo Bill levantándose de la silla y caminando hacia la salida.

-William, lo siento- dijo ella volteándose y mirándolo irse.

-Yo no- dijo entonces Bill. Pansy pego su cara contra la almohada y gimió. La sensación de estar volviéndose loca de remate, acudió a ella nuevamente. Cada gesto, cada mirada, cada palabra de él tenían un fuerte impacto en su mente y en su corazón. Y ella reconocía esa emoción, la había vivido, pero no con la intensidad con que la vivía con Bill. Eso era razón suficiente para estar dolida y asustada.

Cuando Bill salio de la enfermería, se cruzo de frente con Theodore Nott que llegaba molesto y con cara de preocupación. Por un instante ambos hombres se miraron, frente a frente.

Theodore era mucho mas alto que Bill, corpulento, con una barba recortada castaño rojiza, el cabello muy corto e intensos ojos azueles, que examinaban y escudriñaban todo, su expresión siempre era amable, pero en ese momento lucia serio. Bill media alrededor de 1,78 metros, era delgado, fibroso, sus músculos estaban bien definidos, pero nunca habían adquirido volumen, era ágil, caminaba con mucha seguridad, y siempre vestía muy informal. Sus cabellos rojos le llegaban mas allá de los hombros y a diferencia de Draco o Ron, siempre lo llevaba suelto, la mayoría de las veces tapándole la cara. Casi no tenía cicatrices, pero su rostro era de expresión hosca, como si estuviese siempre esperando alguna cosa desagradable, pocas veces sonreía, desde que lo había mordido Greyback su carácter había cambiado, y sus brillantes ojos castaños eran intensos, con una mirada que poca gente aguantaba. Sin embargo Theodore parecía ser la excepción.

-¿Dónde esta mi mujer?- pregunto Nott con su voz gruesa e imponente.

-Tu esposa esta allá dentro, Nott- dijo Bill con tono serio – Solo tiene unas quemaduras leves en las manos- sin esperar respuesta siguió caminando a la salida. Era evidente que no tenía ningún sentido de que él permaneciese allí. Se sentía como un perfecto imbecil.

Nott se acerco a la cama de Pansy, se sentó en ella, Pansy estaba acostada boca abajo, la tomo de la cintura y la sentó en sus piernas, ella lo abrazo y coloco su cabeza en el hueco de la clavícula de él. Theo la abrazo con fuerza y le susurro, meciéndola.

-Tranquila, pequeña, ya estoy aquí- le dijo él, Pansy lo abrazo con fuerza, él le beso la frente- te extrañe mucho.

Ella no dijo nada, simplemente cerró los ojos y se dejo llevar por la sensación de seguridad que los brazos de Theodore le ofrecían. A diferencia de la incertidumbre que le mostraban los de Bill.

-Theo, sácame de aquí, ahora- dijo ella, lo miro suplicante. Ella no quería estar cerca de nadie en ese momento, quería estar en su casa, alejada de todos y de todo para poner en orden sus ideas.

-Pans, pero…….- contesto Theodore, sorprendido de lo tajante que había sido Pansy. Ella se abrazo más a él. Le preocupaba la mirada de desesperación de ella, ¿Qué diablos había pasado para que Pansy estuviese tan azorada?

-Ahora Theo- le exigió ella con un gemido.

Theodore la tomo en sus brazos, y camino con ella hacia la salida. Harry iba llegando acompañado de la profesora McGonagall y de la Sra. Pomfrey quien estuvo a punto de reclamar, pero la mirada que le dedico Theo fue suficiente para hacerla callar.

-Voy a llevar a Pansy, a nuestra casa. La dejo cómoda y luego vengo a la reunión- fue lo ultimo que escucharon de Theo, mientras se alejaba con ella en brazos.

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o

Solo se escuchaba el péndulo de un gran reloj oscilando. Cuatro personas estaban ubicadas en circulo en la oficina del director de Hogwarts, recordado que dos años antes habían estado en una situación similar.

Y al igual que aquella vez, nadie hablaba, Harry se dedicaba a mirar el fuego de la chimenea, Theodore estaba apoyado en una pared con los ojos cerrados y las manos cruzadas sobre el pecho, pensando, como siempre. Ron se dedicaba a examinar el cuero del sofá y Minerva McGonagall tomaba una taza de té. Los retratos de Albus Dumblendore y Snape estaban vacíos en esos momentos.

La puerta del despacho se abrió y entraron Draco y Hermione juntos, tomados de la mano y con expresión seria. Harry, Ron y Theo miraron detenidamente a Hermione por un fugaz instante. Ella lucia una túnica verde esmeralda, no muy ceñida al cuerpo y llevaba su cabello suelto en una cascada de rizos castaños, sus ojos miel brillaban, su boca era pequeña y sensual. Caminaba muy lento, todos sus ademanes eran muy delicados y cuidadosos. Estaba muy pálida y tomaba fuertemente en su mano la mano de Draco. Hermione no podía definirse como una belleza arrebatadora, pero era una mujer muy sexy, incluso mas que Pansy ( que era tan bella que enceguecía) , Luna o Ginny y nunca pasaba desapercibida. Quizás era su aura rebelde y decidida, o a la mejor estaba el hecho de que mientras fue un vampiro, todos los hombres que en ese momentos estaban presentes, la habían visto con poca o ninguna ropa, admirando el estupendo físico que tenia. Pero lo cierto es que, lograba atraer miradas masculinas, como la miel a las abejas.

Draco se había cortado el cabello al ras del cráneo, por lo que sus ojos grises destacaban más aun, fríos e implacables. Una mirada que escondía más de lo que mostraba. Ante el mundo Draco era una persona bien circunspecta, callada, astuto, valiente, cortes pero a la vez capaz de brindar una buena dosis de cinismo cuando era necesario. No mencionaba mucho a su familia a los desconocidos y menos a la gente del ministerio. Daba la impresión ante el mundo, que tenia un matrimonio de conveniencia con la tal Ingrid. Toda esa pantomima era para proteger a Herms y a su hija. La única persona en el mundo que sabia lo que pasaba por la cabeza de Draco Malfoy y la intensidad de sus sentimientos por ella era Hermione, porque lo vivía todas las noches en la cama, con él.

Draco entro, tomo una silla para Hermione y se situó detrás de ella. Coloco ambas manos sobre los hombros de ella, y Hermione subió una de las suyas para darle un apretón condescendiente a el.

-Disculpen la tardanza, Herms quería ver a Elie en casa de Ron- explico Draco un poco apenado por el retraso de una hora.

-No te preocupes Malfoy, Nott acaba de llegar- dijo Ron.

-¿Dónde esta Pansy?- pregunto Hermione mirando a su alrededor, fijo sus ojos en Theodore que todavía seguía pensativo.

-Esta herida- dijo Harry, Draco hizo una mueca de disgusto. Pansy era como su hermana, así que él no estaba de acuerdo en arriesgarla enviándola a una misión, pero ella no protesto y Nott tampoco, así que él callo. Ella era muy buena, pero no tenía mucha fuerza física y eso le había costado más de una vez alguna herida cuando fue mortifaga. Draco Malfoy era la persona en el mundo que mas conocía a Pansy, no en balde había sido su amigo, su prometido, su amante y ahora casi su hermano, así que el mejor que nadie conocía los limites de resistencia de ella. Pero había cosas de Pansy que eran un enigma hasta para él, sobre todo porque había aceptado casarse con él, cuando ellos dos amaban a personas diferentes. Draco movió la cabeza de un lado a otro, eso había pasado hacia mucho tiempo, y no debía juzgar las acciones de su buena amiga Pansy, que nunca habían sido malintencionadas.

-Sabía que algo así sucedería- comento finalmente Draco- ¿Cómo esta?

-Es algo leve, esta en su casa. Además ella esta mejorando mucho, es más rápida- comento Harry.

-Todos somos más rápidos y más fuertes- esta vez hablo Nott, saliendo temporalmente de su estado de meditación – de alguna forma estamos tratando de igualar fortaleza y habilidad. Por supuesto cada quien a su estilo.

-¿Quién será el mas poderoso de nosotros cinco?- pregunto Ron, hundiéndose en el sofá y colocando los pies sobre la mesita de té. Mc Gonagall lo miro con reproche pero él ignoro olímpicamente la mirada de ella. Ron Weasley era un experto haciéndose el desentendido.

-Realmente ¿importa mucho?- le devolvió la bola Draco.

-Simple curiosidad, Malfoy- se encogió de hombros Ron y coloco sus manos detrás de su cabeza a modo de almohada.

-Si me permites mi opinión- dijo Nott con tono reflexivo, sus ojos azules brillaban y parecían dar vueltas, eso reflejaba la actividad mental a la que estaba siendo sometido el cerebro de Nott en ese momento – los más poderosos son Pansy y Draco, a un nivel mágico.

-¿Por qué piensas eso Nott?- esta vez Hermione se unió a la conversación. La profesora McGonagall que había estado escuchando atentamente tomándose su té, dejo la taza sobre la mesa y también le presto atención a Theodore. Si había alguien en esa sala poseedor de una inteligencia superior aparte de Hermione, ese era Theo Nott.

-Pansy puede incluso desviar un Avada con su escudo, la vi hacerlo en el Polo Nort , es decir es invencible. Draco puede hacer magia sin varita- dijo Nott – por lo que ambos ya hace mucho tiempo rompieron la barrera de la normalidad en el mundo mágico.

-Sin embargo Nott, tu habilidad mental va mas allá de cualquier comprensión- dijo entonces Albus Dumblendore, sentado en su cuadro. Había aparecido allí súbitamente sin que nadie se percatase y al parecer no había perdido pista de la conversación – el Sr. Weasley logra controlar el mas furioso de los elementos, el fuego y este parece no hacerle ningún daño. Además Harry puede volar y por lo que dijeron en San Mungo, sus músculos y el resto de su cuerpo sufrió una mutación que lo hacen único en el planeta. Yo no me atrevería a señalar a ninguno de ustedes como el más poderoso- luego agrego- Pero sin duda sus poderes serán necesarios para lograr la victoria en la guerra que se avecina.

-Profesor – esta vez Hermione dio un gemido, la conversación que ella tanto temía inexorablemente se acercaba- Yo………….

-Sra. Malfoy – Albus Dumblendore le hizo una inclinación de cabeza a Hermione. Ella enrojeció y Draco sonrió de lado, satisfecho al escuchar el tratamiento del profesor hacia ella- Debemos hablar, Minerva me ha transmitido tu mensaje, al finalizar esta reunión lo haremos.

-Nott deberías iniciar tú. Kingsley y yo discutimos tu informe- dijo Dumblendore- es de lo mas desalentador.

-Si, profesor. El gobierno Alemán esta en pie de guerra. Y las otras superpotencias muestran una política beligerante hacia ellos. Cosa que parece muy rara, ya que hasta hace poco eran países amigos- dijo Not t- Un hombre, viejo, de ojos negros, controla a los alemanes mediante la maldición Imperius, además tiene el poder de pasar desapercibido ante los ojos de los muggles. No es un mago normal. Tengo el presentimiento que esta relacionado con el proyecto Somaya. Además esta el asunto de la fuga en Azkaban y de las prisiones y psiquiátricos muggle.

-Lo de Azkaban, no fue una fuga, sino un rescate- Draco se incorporo a la conversación – Mataron a los guardias y expusieron los cadáveres al mas puro estilo muggle medieval. Los clavaron en estacas en el patio de la prisión . El auror Andrews averiguo y ese es el estilo de los Deathcrows, los secuaces de Gellert Grindelwald en la segunda guerra mundial muggle.

-Grindelwald, Deathcrows- Dumblendore de pronto pareció transportarse a otro lugar, sus ojos azules se apagaron fugazmente y una expresión de tristeza surco su rostro, pero luego se recupero- Nott, descríbeme al hombre que viste.

-Alto, canoso, de porte aristocrático, tiene una cara amable, como todo un abuelito tierno. Con unos ojos negros que parecen un pozo infernal sin fondo- dijo Nott – y aparte de eso de solo mirarlo se te erizan todos los vellos del cuerpo.

-Ese hombre se llama Malcom Scythale- señalo entonces Dumblendore, recordando esos temibles ojos negros- pensé que había muerto con todos sus Deathcrows. Esto es una mala noticia y totalmente inesperada.

-¿Qué quiere decir profesor?- pregunto Harry.

-Que la primera parte de la profecía se cumplió, Scythale es el capitán de los Deathcrows. La idea fue de Grindelwald, pero él fue su último jefe directo y a los Deathcrows los llamaban “los cuervos negros”. Si ya se que los cuervos son negros, pero la mención al color no es por su apariencia. Y por lo que veo van a alzar vuelo y pronto.

-Ese tal Malcom, ¿usted lo conoce?- pregunto Ron, quien había permanecido callado analizando la situación.

-Por supuesto, estudio en Hogwarts, Minerva estaba en primero cuando él iba a séptimo, era de la casa de Slytherin- comento Dumblendore.

-Un chico bastante callado, no dio mucho que hacer mientras estuvo en Hogwarts, escocés de pura cepa, un verdadero celta, de las islas Shetland. Después se alió con Grindelwald y se fue a Alemania, nunca entendimos que diablos hacían dos británicos en medio de ese montón de nazis. Grindelwald fue escogido como primer ministro mágico alemán y Scythale era su perro faldero- dijo Minerva – bueno yo en realidad no cruce muchas palabras con él. Ya saben él era Slytherin y yo Gryffindor, odio admitir que hasta yo sucumbí en la eterna rivalidad de las casas.

-El padre de Grindelwald era alemán, por eso se convirtió en ministro mágico- comento Harry quien se sabia bastante bien esa historia, gracias al Libro que Rita Skeeter había escrito sobre Dumblendore – y en cuanto a las casas, parece que en cuanto a Señores Tenebrosos, Slytherin lleva la delantera.

-¿Por qué los malos tienen que ser siempre de nuestra casa?- bufo Theodore Nott, cruzando otra vez los brazos sobre el pecho y además rodando los ojos.

-Digamos que estamos señalados desde siempre por nuestro amor a las artes oscuras- entonces Snape hablo –sin embargo el propio Grindelwald fue un Ravenclaw. Como profesor de pociones asistí a muchos talleres en diversas escuelas mágicas en Europa y la única que conserva el sistema de casas es Hogwarts, no estoy particularmente de acuerdo, de hecho nunca lo he estado. Pero el sortilegio del sombrero seleccionador fue hecho por los cuatro fundadores y ninguno de los presentes tiene el poder de romperlo.

-El día que deba seleccionar a un muggle para una casa en Hogwarts, ese día se romperáel sortilegio y todos los alumnos serán de la misma casa- entonces hablo el sombrero seleccionador y empezó a cantar un verso……………..

La virgen guerrera llegara

Y con ella las cuatro casas se unirán

En alguna de ellas sin embargo deberá estar

La humana sin magia que aquí aparecerá

Uno es a dos

Dos es a cuatro

Cuando el fin de los tiempos llegue

Y la muchacha de los ojos verdes recupere

El espíritu original de Hogwarts

En una bandera se coloca

Lanzando el desafió

Hacia el más impío.

-Oh, por dios, otra profecía no – esta vez Draco se termino de exasperar. Juraba que si escuchaba una profecía mas, se tiraría del ultimo piso de la torre de astronomía de lo hastiado que estaba..

-No es una profecía o bueno si lo es, mas o menos. El sombrero seleccionador siempre canta en las ceremonias de selección y si no me equivoco esa canción la canto en la primera selección hace mil años- contesto Hermione, irritada por las palabras de Malfoy. Es que nadie nunca se había leído Historia de Hogwarts.

-La Sra. esta en lo correcto- dijo el sombrero- esa vez nadie entendió nada y al parecer ahora tampoco. Señala el final de los tiempos del colegio tal como los conocemos.

-Estoy perdido- dijo Ron moviendo su cabeza de un lado a otro – El tal Malcom entonces esta por ahí con los Deathcrows, probablemente ellos sean los que hallan sacado a los Mortios, de Azkaban. Lo de los criminales muggles sin duda permanece como misterio. Además Harry todavía no ha contado que paso en Siberia.

Harry se tenso un poco, miro de reojo a Nott quien seguía pensativo con la mirada extraviada.

-Rescatamos el báculo y esta en la Camara de los Secretos. Pansy pudo tomarlo pero igual se quemo las manos a pesar de su escudo. Sin nadie puede usarlo sin dañarse, en realidad no veo que función puede cumplir- dijo Harry.

-Lo difícil de este asunto- Dumblendore hablo calmadamente – es que lo que va a pasar a continuación, aparece repartido en infinidad de leyendas, libros y profecías. La más completa de todas es sin duda las crónicas de Mirhydhim, pero hay otras cosas dispersas. En relación al báculo, yo investigue ese tema hace años y ahora pienso que solo el mago con los 5 elementos en uno, tiene el poder para utilizarlo y puesto que yo supongo que ese mago aparecerá pronto, hay que resguardar el báculo. Tengo la sensación de que el tal mago pertenece a nuestro bando y que sabrá encontrar el báculo aquí en Hogwarts.

-Nadie que no hable parsel puede entrar a la cámara de los secretos- dijo Harry con seguridad – y el único hablante de parsel que conoce la existencia de ese sitio soy yo.

-Cuando todo este a punto de terminar, Harry todos los sortilegios y hechizos quedaran inválidos ante tal poder. Eso es magia antigua, el poder del destino- dijo Dumblendore enigmáticamente.

-Que debemos hacer entonces, esperar como liebres a que nos cazen- pregunto Nott.

-Eso es precisamente lo que haremos- Harry entonces expuso su plan- debemos esperar el primer movimiento de ello. No sabemos donde están, quienes son ni cuantos son, tampoco sabemos exactamente que quieren. Esperaremos, eso si, alertas y preparando nuestro bando. Debemos seguir investigando para ver cuales son sus debilidades. Y luego entonces empieza la guerra.

-Una guerra que si no sabemos mover bien, tenemos oportunidad de ganar- dijo Snape – yo sugiero que sean asignados trabajos para cada uno, dependiendo de sus habilidades.

-Estaba pensando en Nott y Ron para trabajar con el Servicio Secreto muggle y la parte política de este asunto. Se que no son muggles, pero ya buscaremos a alguien que les sirva de guía. El poder mental de Nott es imprescindible para detectar mentiras y ocultamientos, y la presencia de Ron Weasley a su lado es su mejor protección, serán una especies de espías pero también brindaran asesoria a ellos. Harry , Parkinson y Malfoy se encargaran de organizar la defensa y entrenar a la gente que quiera unírsenos en la orden del Fénix- Minerva McGonagall dio inicio a su exposición del plan.

-Necesitaremos también la ayuda para interrogar a tres mortifagos conocidos por ustedes, de sus años en Hogwarts. Recientemente vinieron pidiendo asilo. aparentemente recibieron una invitación que les fue extremadamente dificíl de rechazar, se decidió que permanecerían en Hogwarts para su interrogatorio- concluyo Minerva – Antes que el ministerio los lleve a Nunmengard, Azkaban esta en reconstrucción.

-¿Quiénes?- pregunto Draco interesado. Casi todos los mortifagos que habían estudiado con él, habían muerto, o estaban desaparecidos.

-Blaise Zabbini, Gregory Goyle y Marcus Flint- dijo Snape – están ocupando la torre Sur. Los tres ex-mortifagos no han dicho mucho pero están aterrados. Al parecer alguien o algo lo están buscando. Nott tu misión es averiguar que fue lo que paso, antes de salir de este castillo.

-Yo acompañare a Nott- dijo Harry.

-No, yo lo haré, entre serpientes manejamos mejor las cosas- dijo Draco con voz sepulcral, sus ojos habían brillado fugazmente al escuchar uno de los nombres- no te ofendas Potter, pero creo que no te van a gustar nada nuestros métodos. No es nada personal, pero esa es la verdad.

-¿Que van a hacer?- pregunto Hermione. Detectaba la rabia contenida en la voz de Draco, además su mirada era más glacial que nunca. Ella sabia que Draco no era ningún santo, no en vano era Auror y había sido Mortifago, sobreviviendo en ambas ocupaciones, pero siempre se preocupaba por él. Además él usualmente usaba sus poderes para defenderse la mayoría de las veces, nunca para atacar. Pero esa mirada era odio puro.

-Nott les va a dar un escarmiento y en el ínterin, nos vamos a enterar de todo- dijo Draco intentando calmarla. Nott asintió, no sabia exactamente que iba a hacer Draco pero él ya tenia diseñada su estrategia- repito esto lo manejaremos al modo Slytherin. Además estoy muy interesado en uno de esos tres. Un asunto personal.

-No mates a nadie, quieres- dijo Harry con desagrado.

El profesor Dumblendore miro ceñudo a Nott y a Draco.

-No se preocupe profesor, no habrán daños físicos- contesto Nott para relajar el ambiente- solo los interrogaremos y luego que los envíen a Nunmengard.

Draco no contesto absolutamente nada, sintió la mano de Hermione apretando la suya y él le correspondió. No le preocupaba la reacción de ella, Hermione lo había visto hacer cosas terribles y ella misma había sido un vampiro implacable. Él estaba seguro del significado de ese apretón de manos, “Ten cuidado”.

-Entonces esperaremos el desarrollo de los acontecimientos- dijo Nott.

-Si lo haremos pero lo haremos atrincherándonos de una vez, en todo caso, el castillo de Hogwarts, es el último refugio. Debemos mantener la guerra alejada de aquí y de Escocia. No debemos pelear con Malcom Scythale en su territorio- termino diciendo Dumblendore- Ya Minie lo dijo, él es un celta, tiene todo el poder despiadado de su raza en él. Es implacable y capaz de hacer o idear cualquier cosa. Tiene una mente brillante, y de seguro que esta planeando algo en grande. Error, esta planeando una guerra mundial, es evidente, donde el principal beneficiado sea él. Pero yo estoy seguro de que él y sus secuaces solos son los payasos. Debemos entendernos con el dueño del circo. Quien quiera que sea.

-Así se hará- dijo Harry- nos mandaremos informes unos a otros.

-Ahora si me lo permiten quisiera hablar con la Sra. Malfoy y Harry a solas- dijo Dumblendore- eso incluyen a los otros directores de Hogwarts, Minerva por favor.

-Como directora de Hogwarts, les pido por favor que abandonen esta habitación- dijo Minerva Mc Gonaggall con voz solemne dirigiéndose a los ocupantes de los restantes retratos, quienes con rostros inconformes y lanzando protestas por lo bajo abandonaron sus marcos.

Draco y Hermione se miraron detenidamente. Antes de llegar lo habían discutido, él quería saber todo y ella no hallaba la manera de no decírselo sin herirlo. Draco se volteo y se dirigió a la salida visiblemente contrariado. La falta de confianza de Hermione lo tenia profundamente desconcertado y herido.

-Draco…..por favor- dijo ella en voz baja persiguiéndolo.

Draco estaba muy molesto, porque no podía escuchar lo que tenia que decir Hermione ¿Qué diablos era lo que pasaba? Apuraba su paso hacia la puerta, cuándo sintió una mano pequeña tomando la suya. Enseguida paro, sintió una especie de corriente eléctrica recorriendo su cuerpo. Su piel anhelaba por ese contacto todo el tiempo, ese era la verdadera esencia de la necesidad física y espiritual tan intensa que tenia de ella. Hermione era su otro yo.

-Draco- dijo Hermione con voz suave – no te molestes conmigo, es necesario.

Él apretó su mano contra la de ella, se acerco, la tomo por la cintura, la atrajo a su cuerpo y le hablo al oído. Ella se dejaba abrazar, rendida como siempre al abrazo de él. Pero al mismo tiempo tenia que ser firme, él debía entender la situación, como fuese.

-Espero que sepas lo que estas haciendo- dijo Draco arrastrando las palabras. Aparto la cara de su mejilla y le dio un leve beso en los labios. Ella lo miraba embelezada, Draco siempre lograba decirle frases que la dejaban fuera de lugar. Él salio por la puerta del despacho.

Theodore lo estaba esperando apoyado en un muro, al final del pasillo, Ron y la profesora McGonagall hablaban animadamente saliendo del despacho tras él. Draco le lanzo una mirada fulminante a Theo. Esperaron hasta quedar solos en el lugar.

-Ahora que- dijo Nott. Por alguna razón que él desconocía completamente, Draco esta furioso.

-Vamos a arreglar cuentas- dijo Draco con frialdad. Un nombre rondaba su cabeza, alguien que tenía una deuda muy grande pendiente con él y con Hermione- ¿Estas seguro que puedes hacerlo?

-Digamos que esta va a ser la prueba- contesto Nott con voz carente de toda emoción. No le gustaba para nada lo que iba a hacer, pero en una guerra se necesitaban todas las armas posibles. Y su mente era un arma temible.

Ambos hombres caminaron con paso lento, a través de los corredores del castillo. Ninguno hablo mas nada durante el trayecto

Cuando abrieron la puerta de la sala, en el último piso de la torre sur del castillo de Hogwarts, tres hombres esperaban en un gran salón circular. Un hombre de color vestido elegantemente fue el primero en saludar.

-Malfoy , Nott, que placer verlos- dijo Blaise Zabbini con ese tono meloso que siempre lo había caracterizado. Él era un adulador consumado, una virtud necesaria para sobrevivir como mortifago proscrito.

Draco ni lo escucho, fue directo al hombre rubio que lo miraba directamente a los ojos, Marcus Flint. Draco se hecho sobre él como una fiera, le dio un puñetazo en el estomago y el hombre se inclino, luego aprovecho, subió su rodilla y lo golpeo con ella justo en el rostro, el hombre cayo al piso de piedra. Nott y los otros miraban el espectáculo imperturbables.

-Que diablos te pasa…….Malfoy – gritaba Marcus Flint, mientras lanzaba un puñetazo a Malfoy quien lo desvió y continuo su arremetida sobre él.

-Tú…….maldito cerdo-Draco estaba furioso, golpeaba ininterrumpidamente a Flint – tú le dijiste a mi padre el paradero de los Granger. Tú los ubicaste y se lo dijiste a mi padre.

Draco habia buscado por años a los culpables, Dolohov y McNair fueron apresados y enviados a Azkaban. A Lucius Malfoy lo habia dejado enterrado en su propia casa. Pero él que había dado la información y le había contado todo a su padre, era Marcus Flint. Le daban escalofríos pensar en el dolor de Hermione, en que si ella hubiese estado allí, estaría muerta y que seguramente él estaría muerto también, por defenderla.

-Malfoy…….demonios. Que querías que hiciera, era mi trabajo- gritaba Marcus Flint intentando desviar golpes en vano- además solo era una sangre sucia. Todavía no entiendo como pudiste enredarte con la impura Granger, lo hicimos por tu bien.

Draco lanzo el último puñetazo sobre Marcus Flint, y respiro profundo intentando recobrar la calma. Flint estaba sobre el suelo, sangrado por la nariz y la boca, se toco la nariz y lanzo un quejido de dolor. Su varita había sido confiscada, así que estaba indefenso.

-Hermione Granger esta muerta o eso dicen – dijo Marcus Flint jadeando y mirando con desprecio a Draco – además ¿Que importancia tiene?. Por lo que me han dicho, tienes esposa, seguramente una sangre pura digna de un Malfoy.

Draco al escuchar esto se enfureció de nuevo y descargo más puñetazos en la cara de Marcus Flint.

-Mi………. esposa…………. tiene…….. la sangre mas pura y valiosa del mundo- grito Draco, abalanzándose como una fiera sobre Flint – mejor que la tuya, maldito.

Marcus Flint estaba a punto de desmayarse, su cara estaba cubierta de sangre. Draco iba a continuar golpeándolo, pero Nott lo detuvo.

-Malfoy , creo que ya es suficiente- ordeno Nott con voz seria y potente. Theo era el último jefe nombrado en una asamblea de Mortifagos, aunque después fuese un traidor. Esos idiotas todavía le temían y no iba a perder la oportunidad de demostrar autoridad. Le lanzo el hechizo Episkeyo a Marcus Flint – sugiero que nos sentemos y hablemos. Sino como personas civilizadas, por lo menos como magos inteligentes.

Draco le pateo el estomago a Marcus Flint por ultima vez y este lanzo un gemido. Draco camino alejándose de él, furioso, de sus ojos saltaban chispas. Si por él hubiese sido habría matado a Marcus Flint, allí mismo, pero Nott era su jefe en ese momento. La ofuscación del momento no lo dejo percibir que se había hecho de otro enemigo, porque Flint jamás le perdonaría esa humillación. “Pagaras caro, maldito Malfoy” fue el pensamiento que rondo por la cabeza de Marcus Flint.

-Muy buena demostración de duelo muggle, Draco- dijo Zabinni mordazmente.

-Tu cállate- le dijo Draco con ira – agradece que no vaya por ti.

-Entonces – dijo Nott caminaba dando vueltas por la habitación, con una sonrisa retorcida. Tanto Draco como Nott había asumido sus antiguas personalidades de Mortifagos, dos personas intimidantes y despiadadas. Ellos sabían que era la única forma de tratar con esos tres- ¿Qué vamos a hacer con ustedes?- de pronto sus ojos se volvieron completamente azul eléctrico.

Fuera de la habitación solo se escucharon los gritos amortiguados de los tres hombres, desesperados y asustados por la invasión mental a la que eran sometidos.

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0

Hola de nuevo aqui, mañana actualizare el ultimo capitulo que tengo publicado en FF y de aqui en adelante lo haremos semanal, los viernes…….OK…..je je je je je. Un beso.

Anuncios

6 comentarios

  1. muuy buen capitulo
    me gusto donde draco le pegua a marcus!
    bueno y lo que me sigue preocupando
    es lo que pasara entre hermione y draco
    porque tenias que hacerlo ala romeo y julietaaa!!!
    estoy segura que llorare pronto
    bueno fuera de eso
    este fic esta geniaal!

    saludos!


  2. Adrianaam: Si esto es al estilo romeo y julienta,je je je je jeje j. Gracias. Si puse a Draco malito en este capitulo para que vean lo que es capaz de hacer. “Lloraras y lloraras……………..sin nadie que te comprendaaaaaaaaaaaa” esta es una cancion de Oscar D,Leon, je je je je jejej jeje. Un beso

    Josean: si digamos que por eso este capitulo entre otras cosas se llama punto de quiebre. La desconfianza sera el karma de nuestro sdos protagonistas. En cuanto a Flint ya vera la forma de vengarse. Y la reunion con el Lord pal proximo capitulo…………..


  3. DIOS ,DRACO IMPRESIONA ASI, TAN BRAVO,TAN PELIGROSOOOOOOOOOOO,DA MIEDO,
    CREO EN LA RELACION DRACO-HERMIONE , NO QUE PASARA ,PERO YO LES TENGO FE.MUCHA FE
    BESOS
    FIONA


  4. Wooooola otra vez!!
    ^.^
    Flint exclama vengansaaaaa!!
    xD
    Y Herms que no encuentra como decirle a Draco la verdad…
    Dumby que aun (incluso despues de muerto!) extraña a Grindelwand… Por cierto, porque pusiste que estudio en Hogwarts? Idea nueva??
    Siempre los Slytherin son los malos… salvo tu Grindelwand, xD, que es como yo, 😛

    Love
    Ginny



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: