h1

Capitulo 24 La Estrella y la Historia de la Espada

Todos los caminos del mundo llevan has­ta el corazón del guerrero; él se zambulle sin pensar en el río de las pasiones que siempre corre por su vida.

El guerrero sabe que es libre para ele­gir lo que desee; sus decisiones son toma­das con valor, desprendimiento y -a ve­ces- con una cierta dosis de locura.

El guerrero de la luz a veces actúa como el agua, y fluye entre los obstáculos que encuentra. En ciertos momentos, resistir significa ser destruido; entonces, él se adapta a las circunstancias.

En esto reside la fuerza del agua. Ja­más puede ser quebrada por un martillo, ni herida por un cuchillo. La más pode­rosa espada del mundo es incapaz de de­jar una cicatriz sobre su superficie.

PAULO COELHO,

Manual del guerrero de la luz

La Estrella y la Historia de la Espada Magica.

Todos se paralizaron al escuchar la voz, sus músculos instintivamente hicieron que sus cuerpos asumieran una posición defensiva. Pero la voz, esa terrible voz que resonó por todo el lugar e inclusive dentro de sus propios cerebros. Logro embrujarlos y sumirlos en el más primitivo terror, tomando el instinto de supervivencia el control de sus reacciones. Pero el único que logro resistir, fue la persona a quien mas le importaba la ausencia del alma de aquella mujer que segundos atrás era la poseedora de ese cuerpo.

-¿Donde esta Hermione?- pregunto Draco Malfoy arrastrando las palabras. Camino hacia Seth como un leopardo al acecho. Estaba dispuesto a todo por ella, cualquier cosa inclusive arriesgar su vida. Se planto frente a ese ser que ya no era Hermione.

-Ella esta aquí adentro- Seth se señalo la cabeza, sus ojos pálidos brillaron malévolos- Me pidió que los ayudara con el Horrocrux. Al principio no entendí, he estado muchos siglos en las tinieblas, pero ya me apodere de sus recuerdos.

– Estoy muy excitado porque me acabo de dar cuenta que Hermione es bruja. No es usual un vampiro brujo, de hecho es la primera de la que tengo conocimiento- Seth hizo una pausa y observo detenidamente a Draco, con una expresión de interés. Como si le sorprendiera algo, y al mismo tiempo le provocara un poco de repulsión- Tú debes ser nuestro compañero, ella esta muy unida a ti, nada conveniente. Nosotros solos los utilizamos, los deseamos pero nunca los amamos. Pero si te sirve de algún consuelo, fuiste diferente para Hermione Granger – Seth se estremeció, como si quisiera sacarse de encima los sentimientos de Hermione, totalmente extraños a su naturaleza. Draco simplemente lo siguió mirando, atravesándolo con sus ojos grises que expresaban con furia las miles de interrogantes que tenia dentro de su cabeza. Entonces Seth, haciendo honor a una promesa, aunque le costase, aclaro las cosas a su manera.

– Si no dan motivo, no los matare. Así que chico, olvídate de ella y no te me acerques, tengo el sabor de tu sangre en mi memoria, y la deseo- Seth de nuevo se cubrió de su aura maligna y le dio un empujón a Draco. La temperatura había bajado varios grados, si es que era aun posible que hiciese mas frió, camino unos metros y se planto cara a cara a frente a Theodore Nott.

-Tienes prohibido meterte en nuestra cabeza. Lo vuelves a intentar y te chupare la sangre hasta dejarte seco como la paja- Seth se rió al ver la cara de pánico de Nott. Pansy lo abrazo protectora. Hermione se enfureció y le dijo a Seth “lo prometiste, a ellos no “.

-¿Quién o que cosa eres?- Harry tomo su varita. Ron agarro la espada de Gryffindor, dispuesto a todo. El pánico todavía hacia mella en su animo, pero escuchar al vampiro hablar tranquilamente, sobre todo después de que menciono el Horrocrux, del alguna manera estaba conteniendo su furia.

-Soy Hermione, Harry- Seth imito a la perfección la voz de Hermione cuando tenia 11 años, y volvió a reír a carcajadas, a Ron se le cayo la espada de las manos de la impresión – me han llamado de tantas formas que ni recuerdo, digamos que soy Seth.

– Hace milenios en una tierra en el desierto, llamada Egipto, alguien nos convoco. A nosotros los Ángeles caídos de la creación del mundo, los renegados. Aquellos que verdaderamente no debemos ser nombrados, no como su estupido Lord Voldemort, y nos ofreció sangre…………- Seth hizo una pausa y sonrió sardónicamente -……. sangre humana. Así que nos convertimos en los espíritus vampiros. Poseemos el cuerpo de un humano mordido por un vampiro, cuando termina la transformación, formamos una sociedad con él, una simbiosis. Sin nosotros, el humano infectado no puede ser inmortal, y los vampiros son inmortales como deberían saber. Si me disculpa deseo estirar las piernas- Seth se movió tan rápido que en un parpadeo, cambio de posición. En un abrir y cerrar de ojos salto sobre un balcón, se sostuvo un rato en la barranda y salto nuevamente posándose ágilmente en el suelo del solar en medio de fortaleza. Camino hacia una pared, y se subió a ella como una araña, volteo y salto como un animal carroñero, hacia Ron, tirándolo en el piso.

-Ron Weasley, seria hora que olvidaras tus promesas, no puedes destruirme- le dijo Seth acercándole la cara y sus dientes afilados al rostro de Ron, este lo miraba aterrorizado. Seth se puso de pie. Ron repto hacia donde se encontraba Malfoy y este lo ayudo a levantarse del piso.

-El problema de encarnar en mujeres es que…….. el cabello largo me molesta- se reviso la capa y consiguió la varita de Hermione. Dudo un momento pero con un movimiento sobre su cabeza, el cabello largo de Hermione desapareció y quedo bastante corto, con un ligero flequillo, parecía un chiquillo de 15 años- No se preocupen, dentro de unos años voy ser terriblemente hermoso, pero al principio todos somos horribles, un asco. Ya saben, estamos mal alimentados- De pronto desplegó dos alas de murciélagos sobre su espalda.

Los 5 jóvenes confirmaron que Hermione ya no era Hermione, cuando Seth se acerco a las perras y estas le ladraron histéricamente tratando de amenazarlo. El vampiro ladeo un poco la cabeza a un lado, mirando a los animales un poco curioso, le enseño los colmillos y las perras aullaron asustadas. Luego de un rato, Seth las ignoro completamente, no le parecía que fuesen una comida aceptable, él quería sangre humana.

-Hermione esta muerta- se atrevió a preguntar Draco Malfoy, que sentía que su corazón se le iba a salir del pecho.

-No hay retorno- Seth hablo de nuevo duramente, su sarcasmo desapareció como arte de magia- no volverá a ser humana jamás- dicho esto ultimo, se alejo de Draco, caminando hacia la salida de la fortaleza de hielo.

Draco Malfoy se quedo rígido, no lo creía, jamás lo aceptaría, Hermione no podía estar muerta. No tan cerca, no ahora. Una intensa sensación de perdida se apodero de él y el dolor volvió, pero no se movió, ni tampoco dijo nada. Tenía que haber alguna solución y removería cielo y tierra hasta encontrarla.

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o

Seth era mas conversador que Hermione. Tenia un humor negro del que ella carecía completamente, pero era muchísimo mas atemorizante que Hermione en su peor día. Les comentaba sus planes futuros mientras caminaban, dijo que no le gustaba Inglaterra y que probablemente iría al nuevo mundo. Su anterior encarnación había sido en un indio americano en 1560, que tuvo la mala suerte de toparse con un hombre lobo. Su manera de caminar era distinta a la de Hermione, igual que sus gestos y la expresión de su cara. Si no fuese porque era decididamente malévolo y siniestro, quizás hubiese habido forma de soportar su presencia. Draco no se le acercaba, se había tomado las advertencias en serio, presentía que ese ser era despiadado, pero al igual que Ron sentía una especie de repugnancia y fascinación por Seth. Theo y Pansy que no le soltaba la mano a este, caminaban a una distancia prudencial del vampiro. Harry fue mucho mas tolerante, sabia que necesitaban a ese demonio de su parte.

-¿Eres mas poderoso ahora?- le pregunto Harry., que era el único que se le acercaba, haciendo gala de su sangre fría.

-Igual que antes. Dentro de unos años, aprovechando la magia, voy a ser invencible. Solo que no tengo las ataduras morales de Hermione Granger- contesto Seth con su voz profunda y gutural, una voz que parecía salir de una tumba- yo simplemente tomo lo que se me antoja, ella es mas …….sentimental. Ah y por supuesto, yo tengo muchísima más experiencia. Nosotros los inmortales no somos totalmente buenos o totalmente malos, simplemente somos. Aunque algunas cosas que hice en mis anteriores encarnaciones te pueden parecer malévolas. No estamos sujetos a la ética humana y por eso somos tan chocantes para Uds.

-¿Porque escogiste a Hermione?-pregunto Harry intrigado.

-Porque tenemos la misma personalidad, a mi manera yo también soy un sabio como ella- contesto Seth y se echo a reír ante la mirada de incredulidad de Harry- y me gusta enseñarles a los humanos como tu lo que somos, por supuesto antes de alimentarme de ellos.

-Puedo hablar con Hermione- pidió Harry. La extrañaba y al ver a Seth tan parecido a ella pero a la vez tan diferente, anhelaba volver a hablar con ella.

-NO- dijo Seth tajantemente y se alejo de él.

Ron Weasley había permanecido muy callado, mirando a Seth, con profundo asco. No podía creer que Hermione hubiese dejado que ese ser se apoderada de ella, era una violación a su integridad, él era el único que había escuchado la historia de Hermione completa y lo que le esperaba. Si ese Vampiro se movía en falso, él sin ninguna contemplación lo destruiría. El juramento que hizo con ella, adquiría otra dimensión ahora, una completamente distinta. No tendría remordimientos y tampoco tendría compasión, Dumblendore lo sabía, por ello lo había elegido, a él que no era un auror, solo un simple hombre de negocios, que había escogido un camino diferente al de Harry simplemente para aplacar lo mejor y a la vez lo peor de él, su coraje. Ron era el mejor ejemplo de un Gryffindor, no le temblaría la mano para proteger a sus amigos de esa bestia. No la odiaba, era que simplemente debía ser así, la luz contra la oscuridad. Había sido muy desgarrador observar en que se había convertido Hermione, pero lo hecho, hecho estaba, no había vuelta atrás.

Al igual que Harry, Ron pensaba que tarde o temprano, Seth actuaría a su favor, así que por los momentos, tenia que dejar a un lado su ansiedad y confiar en los instintos de Harry. Luna ocupaba gran parte de sus pensamientos, la amaba, de una manera muy diferente a Hermione, pero era definitivamente amor. Si salían de allí, él tendría que ser completamente sincero con ella, no podía seguir adelante con su matrimonio, ocultándole a Luna la verdad de sus sentimientos. No se arrepentía de haberla escogido a ella, pero el pasado pesaba sobre su consciencia y su pasado era Hermione Granger, la mujer que siempre quiso y que nunca fue de él. Ella perteneció a una sola persona, a Draco Malfoy, muy a su pesar, y a pesar de todas sus renuencias. Ron lo había aceptado, se había quitado la venda de los ojos, ellos solo fueron amigos, buenos amigos. Pero la historia no acababa allí y sabia ( una terrible certeza inundo su cerebro) que uno de ellos tres no regresaría de ese viaje.

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o00o0o0

Entonces Polaris hizo finalmente su aparición, la estrella boreal. Aquella que había guiado a los navegantes desde el inicio del tiempo, la fuente inspiradora de innumerables historias y canciones, la compañera de los hombres del norte, la madre de los cielos del Ártico. Pudieron verla en aquella noche eterna, apuntando directamente al polo Norte, fija en el cielo, titilando lentamente, como si quisiera que todos pudieran observar el resplandor de su luz azul, fría e imponente, que superaba en brillo a todas las demás estrellas que la acompañaban en la bóveda celeste.

“Una estrella con espíritu propio”, había dicho alguien hacia mas de dos mil años atrás. Aquel romano que conquisto las Galias , exclamando que “vino, vio y venció”, que dirigió a su pueblo cada vez mas al norte, hasta llegar a la isla de Albion, nombrada después Britania. Cuando los romanos abandonaron la isla cuatrocientos años después, dejaron una espada sagrada en un templo dedicado a Poseidon, el dios del océano. Aquel que había sido benévolo permitiendo que atravesaran el mar para llegar a Albion y más allá aún. Arma que había sido forjada en una lejana isla del norte llamada Iceland (la tierra del hielo eterno), espada hecha con acero de los cielos, hierro de un meteorito proveniente de alguna estrella anónima del espacio sideral. Y mucho tiempo después un druida, un gran mago llamado Godric Gryffindor, busco la legendaria espada y se hizo de ella, convirtiéndola en el objeto mágico mas poderoso que existiría sobre la tierra.

Y por algún designio misterioso o simplemente por casualidad, la espada ahora estaba en poder de un joven. Un hombre quien desde niño había sido marcado cruelmente por la tragedia, y que se había servido bien de la espada, utilizándola para valientes y justas empresas. Pero la espada de Gryffindor, para bien o para mal, pronto cambiaria de portador.

Harry nunca había tenido la compañía de sus padres, ni siquiera los recordaba. Siempre había antepuesto el bienestar de todos por el suyo. Se había negado unirse a la mujer que amaba, por temor y miedo de lo que fuese a sucederle. Era un hombre valiente que se enfrentaría de nuevo, a su peor enemigo, a quien le había arrebatado su vida y de alguna manera sus esperanzas. Pero Harry sabía dentro de si mismo, que esta vez, iría solo. La espada estaba reservada para otro propósito, era lo único que podría destruir el Horrocrux de Voldemort. Él mismo se encargaría del Lord oscuro, pero la espada tenia que cumplir su destino así como él debía cumplir el suyo. Era el ultimo enfrentamiento, quizás toda la maldad del mundo no desaparecería, pero si había algo peor que Voldemort, él también le haría frente, era su misión de vida. Pero cumpliría su promesa con Ginny, volvería y se uniría a ella.

Lo había pensado mucho y ella era la única que tenia la entereza suficiente para acompañarlo en su camino. De alguna forma siempre lo había hecho, solo que él no había querido darse cuenta.

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0

Theo caminaba con Pansy a su lado, tomados de la mano. Iban a pie, eran demasiados para el vehiculo de nieve y además estaban muy cerca. Como regresarían, si regresaban era la gran incógnita.

Draco miraba en su dirección de vez en cuando, pero se contenía cada vez que iba a decir algo. Se sentía excluido y quizás un poco traicionado en su buena fe, pero ellos eran sus amigos y en el fondo, si estaba contento de su unión. Solo que era muy orgulloso para aceptarlo tan fácilmente. Nott lo miraba también disimuladamente, así que decidió dar el primer paso.

-Draco, se que he debido decirte antes que Pansy y yo nos queríamos. Solo tenia miedo de perder tu amistad- dijo Theo, caminando ahora junto a él. Pansy lo había soltado al percatarse de lo que se proponía hacer, ella hablaría mas tarde con Malfoy.

-¿Por ti fue que no nos casamos?- pregunto Draco secamente.

-Si- dijo suspirando Theo.

-Nott no puedo creer que te hallas comportado de esa forma, eres un idiota- al final Draco perdió la poca paciencia que le quedaba – después de que ella lo deja todo, por ti, terminas con Pansy, porque yo, que nunca la ame, tenia que casarme con ella ¿ Que diablos tienes en la cabeza? Yo lo hubiese aceptado, a lo mejor no me hubiese gustado la idea al principio, soy muy sobreprotector con ella, pero quien mejor que mi amigo. Sabes, lo echaste todo a perder.

-Lo siento de veras- dijo Theo. Draco de pronto se paro en seco y lo miro a la cara.

-No aceptare tus disculpas- le dijo Draco – no hasta que me digas algo.

-¿Que quieres escuchar?- Nott ya estaba llegando al limite, le gustase o no a Malfoy, igual iba a seguir con Pansy.

-¿Quieres a Pansy? – le pregunto Draco mirando a Pansy quien observaba la escena atenta y temerosa. A ella le importaba mucho la reacción de él.

-Siempre la he querido, la amo- contesto Theo.

-Entonces no hay problema, hagamos cuenta que nunca paso- Draco le dio una palmada en la espalda, pero no cambio la dura expresión de su rostro – pero por favor, no me oculten las cosas, yo no soy ningún intransigente.

Nott quien conocía a Malfoy como la palma de su mano, esbozo una sonrisa.

-Si tu lo dices- le dijo con un poco de sarcasmo.

Se detuvieron a descansar un rato, la silueta de Seth/Hermione contrastaba en el horizonte, con la luz de la aurora boreal. Todos se apretujaron en el fuego. No iban a sacar las tiendas, ya que no había viento, si el vampiro no se acercaba, no sentian tanto el frió. Solo se detendrían unas horas, Draco se acerco a Pansy.

-Sabes bien en lo que te estas metiendo, Theo es muy Slytherin- le dijo Draco, dándole a entender las difíciles cualidades que señalaban a un Slytherin: astucia, inteligencia así como también egoísmo, dureza, inflexibilidad, pasión, fanatismo y un poco de desequilibrio mental. Pero en el fondo eran constantes con sus sentimientos, cuando los tenían, y lo sabia por experiencia. Recordó un viejo lema de su casa, algo que le cabía como anillo al dedo “Cuando un Slytherin se enamora, si alguna vez lo hace, será una vez en la vida y para siempre”, al final solo le dijo a Pansy -Te ama, es mi amigo y todo, pero esta un poco loco. Ustedes son muy diferentes, no quiero que sufras y tampoco que sufra él.

A Draco sin embargo les gustaba verlos juntos, eran una pareja realmente extraña. Pansy era bella como una estatua griega, caminaba con una gracia increíble, era el epitome de la feminidad y Theo era rudo, muy poco delicado, al abrazarla parecía que iba a partirla en dos, pero al parecer a Pansy le encantaba el poco tacto de él. No paraban de sonreír, estaban viviendo en su cielo personal, alejados de toda la penumbra en torno a ellos.

-Es tan Slytherin como tu y yo- contesto ella risueña -Además creo que todos hemos cambiado y dejado atrás esas tonterías con las otras casas. Ahora somos más accesibles, mas buenos.

-Es la mala influencia de Potter- dijo Draco tratando de bromear. Endureció el rostro de pronto, miro la silueta de Seth/Hermione en la lejanía, con sus espantosas alas de murciélago replegadas. Pansy le siguió la mirada.

-Ella era la chica verdad- pregunto Pansy para al final corroborar su sospecha.

-Si Pansy, estoy enamorado de Hermione desde hace años y ella……..-Draco no pudo seguir, el dolor de la perdida era demasiado intenso todavía.

-No tienes porque decirlo, es evidente lo que pasa……….- Pansy le puso la mano en el hombro a Draco – Yo nunca perdí la esperanza con Theo, ya veras que todo se arregla.

Draco se sonrió por el comentario simplista de Pansy, ella tenía un alma de niña buena debajo de su apariencia frívola y sofisticada. Lo de Hermione y él era demasiado complicado, demasiado sobrenatural.

-Eso espero- concluyo Draco y se levanto para dejar a sus amigos en un rato de intimidad. Theo parecía un poco impaciente lejos de allí. El viento empezó a arreciar.

En la oscuridad de la noche, Theodore Nott tomo a su amada y ella lo beso con pasión, olvidándose de todo a su alrededor.

En eso vieron a Seth caminando hacia ellos, de manera ágil y elegante, pero decididamente masculina. En un pestañeo estaba al lado de Harry. Theo se separo perezosamente de los labios de Pansy y presto atención a la conversación

-Hay algo extraño en el viento, tu no lo sientes, yo si. Debemos seguir- dijo Seth, en voz baja. Harry giro instrucciones a los demás y levantaron el improvisado campamento. Ron les dio a todos lo último que quedaba de poción revitalizadora.

-Por cierto nunca dijiste que era el sonido extraño que Hermione y tú escuchaban- pregunto Harry curioso a Theo. Los dos lideraban la comitiva, ya que Theo era el que marcaba la dirección.

-Ah eso- contesto Theo desanimado – creo, sin temor a equivocarme, que era algo así como una alarma interior en mi cabeza. Hermione quizás la escuchaba porque me oye la mente. La he logrado aplacar de un tiempo para acá, suena constantemente desde que desperté.

Harry se encogió de hombros, todo le resultaba muy desconcertante. Realmente era imposible tratar de entender como funcionaban los poderes de cada uno, seguramente pasaría mucho tiempo para poder desentrañar todos esos misterios. Pero para hacer honor a la verdad, nadie nunca había explicado convincentemente porque algunos humanos poseían magia y otros no.

Caminaron por la llanura polar hasta que de pronto divisaron un resplandor en el horizonte. Algo que despedía diversos tonos de rojo y naranja. Seth tenia razón, una voz maligna silbaba en el viento.

Al acercarse pudieron ver unas paredes hechas de fuego……….grandes llamaradas salían furiosas, desde unas grietas en el hielo. Pero este increíblemente no se derretía. Ron abrió los ojos y empezó a caminar de un lado a otro moviendo la cabeza, recordaba la advertencia de Dumblendore. Se detuvieron, no había forma de rodearla. La pared de fuego se extendía kilómetros hacia ambos lados, como una especie de barrera.

.

-Llegamos a nuestro destino. Weasley debes cruzar el fuego para traernos el Horrocrux- dijo Nott, sorprendido por el espectáculo de luz y fuego que se desarrollaba ante sus ojos. Nunca en su vida había visto algo así y nunca mas lo vería, esta seguro de ello.

Harry pensó en su imaginario juego de ajedrez, “tengo a la Reina acorralada, solo me falta el Rey……..Voldemort”

Ron dudo, pero se convirtió en una antorcha humana. Se acerco al fuego pero fue rechazado. Lo intento tres veces más, sin éxito.

-No es fuego normal, es Fiendfyre, fuego maldito. No puedo acercarme, el profesor Dumblendore me lo advirtió- dijo Ron apagando sus llamas, estaba derrotado.

-No entiendo como es que protege al Horrocrux- comento Harry. Lo más probable es que el Fiendfyre no tuviera contacto con este.

-Ninguno de nosotros tiene el poder para atravesarlo- dijo Draco. Recordaba su anterior encuentro con el Fiendfyre y se estremeció. Vincent Crabbe había sido abrazado por él en la Sala de los Menesteres, cuando Harry lo había salvado por un pelo.

-Te equivocas, ella…..él lo puede hacer- Ron miro de pronto a Hermione/Seth. Le asombraba la previsión del antiguo Director de Hogwarts. Habían discutido esa posibilidad, de que fuese Fiendfyre lo que se encontrarían, la maldición del fuego, pero Ron no había querido pensar en eso. Era lo ultimo que quería enfrentar- Dumblendore nos dijo que solo algo que este tan maldito como el fuego mágico, lo puede enfrentar y apagarlo. Debes intentarlo, para eso viniste, si sobrevives podría ser tu sal………..

-No- dijo secamente Draco. No podía ser cierto, ella no había ido hasta ir para meterse en medio del fuego maldito, no se lo podía creer. Sus manos empezaron a sudar, estaba a punto de perderlo todo.

-No lo haré, me destruirá, dejaría de existir, la palabra fuego maldito no te suena, Ron Weasley- Seth hablo esta vez despectivamente, pero un leve temor se sentía en su voz- me niego a ir.

Lo prometiste, prometiste que buscarías el Horrocrux” le dijo Hermione,

No me voy a inmolar por nadie, puedo desaparecer, no seria nada” contesto Seth,

Hermione de pronto se dio cuenta que tenia un arma a su favor,”haz roto una promesa conmigo, te convoco a salir de mi cuerpo”

no puedes hacerlo” , esta vez Seth estaba furioso

claro que puedo, hasta tu estas sujeto a las leyes universales, y lo sabes. Tienes que abandonarme y yo haré lo que tenga que hacer, Dumblendore me dijo que esto podría funcionar”,

volveré por ti, estas muerta, sin mi no duraras mucho tiempo antes de empezar a podrirte, te advierto que no es agradable, estarás despierta” el espíritu trataba de convencerla,

correré el riesgo Seth, vete” Hermione le dio a entender que no cedería.

El espíritu en vista de que no quería abandonar el cuerpo de Hermione al final se resigno, “si es la única manera acepto, pero tu tomaras el control ahora, no te dejare, me necesita. Yo soy tu parte maligna” Hermione cayo de rodillas en el hielo, muy débil. Seth no se lo iba a poner fácil. Los chicos la miraban sin comprender.

-Iré- esta vez fue la voz usual de Hermione la que se escucho, se levanto y camino decidida hacia el fuego. Draco la miraba intensamente, tenia todo un conflicto de emociones en su interior. No podía dejar de pensar constantemente que Hermione quizás se hubiese ido para siempre, y que ese ser solo era Seth, un vampiro.

Ella camino lento pero segura. No iba a permitir que ninguno de sus amigos lo intentara, que Draco lo intentara, sin duda morirían. Pero ella tenia una oportunidad, ya que era un cadáver andante, quizás pudiera soportar el dolor, tomar el Horrocrux y con algo de suerte destruirlo.

Había recorrido todo ese largo camino, con la esperanza de poder ayudar al mundo, si ella desaparecía destruyendo el Horrocrux o abriendo el camino para que alguien mas lo hiciese, la esperanza a lo mejor volvería. Harry destruiría definitivamente a Voldemort, y Draco encontraría a alguien a quien amar y seria feliz. Además estaba cansada, harta de la media existencia que tenia desde hacia 10 años. Y si sobrevivía no sabia en que se convertiría, pero quizás no fuese más un vampiro.

Antes de meterse en las llamas, Hermione volteo y miro a Draco. Ella estaba locamente enamorada y aceptaba sacrificarse por él y por todos.

Draco se percato que los ojos de Hermione eran color miel, límpidos, sin una gota de maldad. Él se dio cuenta que algo había cambiando, la mirada que ella le dirigía era triste, le estaba diciendo adiós. Entonces Draco Malfoy tuvo la certeza que era Hermione a quien estaba observando y no a Seth.

-Es ella- susurro Draco, tratando de convencerse a si mismo que lo que estaba viendo era real.

-Hermione no lo hagas- Draco grito y se dispuso a correr. Pero Nott quien escucho la voz de Hermione en su mente diciéndole “Detenlo”, fue más rápido y lo sujeto por la espalda con sus fuertes brazos.

– Buscaremos la forma. No lo hagas, por favor- él gritaba totalmente histérico. Su poder de transformación se bloqueo debido al stress emocional y no podía deshacerse de Nott quien estaba empleando toda su fuerza para evitar que corriera tras ella. Draco vio desesperado como Hermione fue cubierta por una marea de fuego.

17 comentarios

  1. buaaaaaaaaa , convocaste a un torbellino de emociones ,,,……..obvio que solo vos jos lo logras,,,,,,,,,,jajajjaaj ok dejo besos……..y aviso que subi como candidato a draco hummmm!!!!!!
    fiona
    declarada acosadora de escritoras buenas de fanfics……..


  2. que genial

    que chimba ese remolino de sensaciones enserio espero a ver creo qeu si hermione muere moriria feliz y ese seth me da escalofrios de solo pensar

    angeles caidos muy vakno ese argumento

    espero el prox cap con muchas ansias


  3. Eso, se llama suicidio!
    Ella es una loca, una demente, una enamorada, una… chica muy valiente.
    Se sacrfica por los que ama, a quien crees que me recuerda?
    Seth, que bueno que el loco sadico ese se fue, es… raro

    Love
    Ginny


  4. Hola: Andrea: que bueno que sigas comentando.

    Faby: es cierto Hermione es una chica muy valiente, y Malfoy, bueno digamos que ya veras como reacciona en el capitulo que viene, se van a morir por cierto que el titulo es “POR TI HERMIONE”, asi que ya se imaginaran.

    Mauricio:Angeles caidos, si eso son los vampiros, me puse a analizar,el porque el cambio cuando los vampiros dejan de ser humanos, es decir porque son tan malevolos, asi que me imagine que debian de sufrir una especia de posecion. Seth da escalofrios, pero no es nada comparado con ……….otro por ahi, j e je je je je.

    Por cierto que si no entendieron mucho la historia de la espada, les digo que bueno, en realidad el fic se llama Polaris, entre otras cosas porque POLARIS es el nombre que yo le doy a la espada de Gryffindor, ¿Porque? 1. fue forjada en en norte 2. es de hierro de meteorito 3. Meteorito de la estrella polaris, de la Estrella Polar 4. la espada esta consagrada a Poseidon, el dios del mar, el Maesltrön 4. Llego a manos de Godric Gryffindor por que la espada la llevaron los romanos desde iceland hasta inglaterra y la dejaron abandonada……..la historia de la espada continuara en el capitulo final del fic….La espada es muy importante………..


  5. Josean: ¿que te paso mijo? estas asi como depre……bueno cuando te sientas bien, me comentas, un beso


  6. No me gusta nada Seth ¬¬ ademas, resulto un poco cobarde no? cuando hay peligro entonces deja que Hermione se encargue.

    Pobre Draco! Primero piensa que no va a volver a ver a Hermione y luego la ve lanzandose al fuego maldito.

    Pero Hermione no puede morir asi, no lo creo.Aunque pasen por muchisimas cosas tienen que tener un final juntos (o eso espero)

    Un saludo!


  7. En esta parte siempre me emociono, porque Draco se dio cuenta que era ella, porque la miro a los ojos, y eran los ojos color miel de Hermione los que veia, no los ojos del vampiro…….esta parte es infernalmente emotiva….Mañana les publico el proximo, preparen pañuelos y agarrence de las sillas


  8. NOOOO!!!!! como lo dejas ahi!!! y yo q decidí que se acumularan más caps antes de leerlos para no qdarme con la intriga al final y vos me dejás así!!!
    no es justo!!!
    😦


  9. Jos, amiga, permiteme decirte que me estas asustando: Por ti Hermione?
    Eso ya dice mucho…
    Cuando la mira a los ojos (Faby suspira) fue demasiado hermoso…

    Love
    Ginny


  10. Por cierto, a ver si te pasas por mi pagina, y le echas una miradita a ver si te gusta, vale?
    Me gusta mucho lo que escribes, y si a ti te gusta lo que escribo, entonces yo sere feliz, 😀
    http://fabyginny05.wordpress.com/indice/
    Tenks, por adelantado!

    Love
    Ginny


  11. JAJAJAJAJAJAJAJA

    si asi debe terminar, un final sin felicidad para algunos.
    sobretodo me regocijo en la esperanza de que Malfoy se quedara sin su premio. maldito huron.


  12. Arcturus: creo que los proximos capitulos, te van a gustar mucho, je je je je je. Pero………..recuerden esta es una historia de amor estilo romeo y juleta y ojo que yo no soy tan sadica….je je je je. Okey si soy sadica,pero todo tiene su razon. Por cierto, ¿tu de verdad odias a Malfoy? je je je je ej. si es asi, no importa, a mi tampoco me gusta el malfoy del libro,por eso lo reconstrui a mi medida, je je je ej.

    Gry: señorita, gracias, espera y veras.

    faby: ya voy para tu pagina.


  13. diosssssssssssssssssss ya no puedo controlar mis emociones vas ahacer q me de un infarto mujer!!!! o muera del estres ….:(


  14. hola soy yo de nuevo me encanta como metes esta historia enmedio de la verdadera por q es como si estuvieras escribiendo lo q paso entre esos dos ultimos capitulos de el libro 7 es como si escribieras loq paso entre esos 19 años bueno esta genial gracias por crearlo . mil besos de chocolate p.d.:
    espero q puedas mandarme el correo q te pedi


  15. En verdad que este fanfic es el mejor que he leído de Hermione y Draco. Tengo diversos sentimientos encontrados, al leer la parte donde Draco escribe en su diario, me hace pensar y me da la sensación de que Harry muere junto con Voldemort y Draco se casa con Ginny. Espero estar totalmente equivocada…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: